La pobreza, medida por nivel de consumo e ingresos, se ha reducido notablemente en los últimos años en todo el territorio ecuatoriano, afirmó el director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), José Rosero en entrevista con el programa Ecuador No Para, coproducido por Andes.

Explicó que el índice de pobreza por consumo ha registrado una disminución del 32,6% en el período 2006-2014 para situarse en el 25,8% es decir que 1,3 millones de personas salieron de la pobreza, lo que revela un avance frente a la década precedente cuando el indicador no registró variaciones y se mantuvo en el 38,3%.

“Entre 1995 y 2006 existió una década perdida en términos de pobreza. Es desde 2006 al 2014 es cuando tenemos importante logros”, sostuvo Rosero.

En cuanto a la pobreza extrema por consumo, el último estudio Condiciones de Vida de la entidad estadística del Ecuador muestra que 900 mil personas salieron de ese status pues se registró una reducción del 12,9% en 2006 al 5,7% en el año 2014.

Así mismo, el índice de desigualdad, que se mide a través del Coeficiente de Gini, se observa que se redujo en 5 puntos de 0,45 a 0,40 en el mismo período. “Esto es importante destacar porque todos los períodos anteriores a 2006 han mostrado incrementos de la desigualdad”: sostuvo el funcionario.

El otro indicador que mide la pobreza es el ingreso. En este aspecto, las cifras del INEC muestran que el índice bajo de 36,64% en 2007 a 23,28% en diciembre de 2015.

Ecuador mide la pobreza según caracteristicas de bienestar

Pero, además de mantener la medición tradicional, el INEC incluyo en sus estudios, el índice de pobreza multidimensional, una métrica que considera otras características de la pobreza que no solo se enfoca en la carencia de recursos sino en la carencia de bienestar.

El índice se compone de cuatro dimensiones y en total 12 indicadores que tiene relación con los derechos del Buen Vivir: Educación; trabajo y seguridad social; salud, agua y alimentación; y hábitat, vivienda y ambiente sano

De acuerdo con esta medición, el Ecuador redujo su tasa en 16,5% entre 2009 (51,5%) y 2015 (35%), es decir que 1,9 millones de ecuatorianos dejaron de ser pobres. “El indicador nos permite descomponer cada uno de los 12 indicadores y guiar a la política pública en el análisis de lo que ha sido más efectivo para reducir la pobreza multidimensional”, manifestó Rosero.

De acuerdo con este análisis, el INEC identifica al incremento de la escolaridad, la reducción del desempleo, la mejora en el acceso al agua y el aumento de la cobertura de la seguridad social como “los cuatro puntales que permitieron reducir la pobreza multidimensional”.

Esta tipo de medición ya se aplica en países como México, Colombia, Costa Rica, mientras que Perú y Uruguay, están en proceso.

El incremento del desempleo es un fenómeno regional

En cuanto al empleo, en diciembre de 2014, Ecuador registró el nivel más bajo de la historia con 3,8%. Sin embargo, debido a las dificultades económicas que afronta el Ecuador como consecuencia de la reducción del precio del petróleo y la revalorización del dólar, el desempleo subió un punto a diciembre de 2015 para cerrar con 4,8%.

Los sectores en donde más se registra la caída de empleo son construcción, comercio y manufactura.

“El incremento llama la atención y provoca la toma de acciones de política pública, no obstante sigue siendo el desempleo más baja de la región”, indicó el director del INEC y recordó que, por ejemplo, Perú cerró el año con un índice del 6,6% y Colombia con el 8,9%.

“Si bien siempre una crisis internacional impacta a todos los países de manera diferenciada, si hay un factor común que es el incremento del desempleo que no es endémico del Ecuador sino que también se ve en otros países”, sostuvo.

Aclaró que el incremento del desempleo no tiene relación únicamente con despidos sino que incluye también a todas aquellas personas que se encontraban en inactividad labora (amas de casa, estudiantes, etc.) y que en este año se han sumado a presionar el mercado laboral en busca de un trabajo.

Al respecto, el gobierno aprobó la Ley Orgánica para la Promoción del Trabajo Juvenil, Regulación Excepcional de la Jornada del Trabajo, Cesantía y Seguro del Desempleo, que buscan proteger el empleo y reducir el impacto de los shocks externos sobre la economía.

Indicó que los datos de desempleo del primer trimestre de 2016 se darán a conocer en la primera quincena de abril.

Al referirse a la inflación, el director del INEC descartó que el país esté pasando por un proceso deflacionario. “No estamos hablando de reducción de precio, los que estamos viendo es una baja del ritmo de crecimiento”, manifestó al agregar que una de las bondades que tiene el esquema de dolarización es que permite menores ritmos de crecimiento de precios o menor inflación que desde el año 2000 se ha mantenido en niveles de entre el 3% y 4%.

Andes