Frente de izquierda diseña reforma constitucional

La elaboración de un denominado “plan anticrisis”, la implementación de reformas constitucionales y la reinstitucionalización del Estado son, entre otros, los objetivos que organizaciones de centro e izquierda empezaron a trabajar previo a la definición de candidaturas para 2017.

Dirigentes de organizaciones como Pachakutik, Unidad Popular, Montecristi Vive, Concertación, así como del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Izquierda Democrática, del desaparecido Ruptura, entre otros, se reunieron la semana pasada para definir la hoja de ruta, a través de una comisión, que deberá presentar una propuesta programática.

César Montúfar, del movimiento Concertación, explicó que en esa primera reunión se hicieron estas definiciones porque, a su criterio, el país así lo demanda. Él propone establecer una democracia “con independencia y separación de poderes y con una reforma constitucional que permita la gobernabilidad y la democracia”.

Otro punto que destacó es la necesidad de procurar un Estado que intervenga y regule razonablemente la economía, permita que las organizaciones, y sectores de la economía social y solidaria tengan espacios para trabajar y producir.

Por eso un punto esencial dentro de los diálogos será acordar una agenda legislativa, y la definición de candidaturas, que es lo más difícil, queda para después. “Lo primero es avanzar en acuerdos en líneas generales”, afirmó Montúfar, que al acercarse a Pachakutik marca distancia con Guillermo Lasso, con quien alguna vez conformó el colectivo Compromiso Ecuador. Ese frente era para impedir las enmiendas constitucionales que finalmente se aprobaron en diciembre pasado.

Actualmente una comisión elabora y sintetiza las propuestas de todas las organizaciones políticas que conforman el nuevo frente de izquierdas. “La idea es que la comisión trabaje en 15 días, máximo un mes, y presente un resultado sobre cuáles serían estos acuerdos para ir plasmando un plan de gobierno y una agenda legislativa”, reiteró Montúfar. Aunque en la reunión se aclaró que las candidaturas vendrán después, hay organizaciones que ya tienen candidatos. Semanas atrás Unidad Popular (ex-MPD) anunció a Lenin Hurtado como su aspirante a Carondelet. “Todas las organizaciones tienen derecho a presentar nombres y posibilidades, pero eso no está definido dentro de esta unidad”, respondió Montúfar.

Con este criterio coincide Pablo Serrano, dirigente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), quien expresó que cada sector puede presentar de momento su precandidatura. Lo que se busca, insiste, es definir una agenda conjunta y después, de ser posible, “vayamos a unas elecciones internas y se elija al futuro candidato para que no haya resentimientos”. Ese fue el mismo modelo que aplicó la Unidad de las Izquierdas en 2013, la cual postuló a Alberto Acosta.

El diálogo está abierto, pero los miembros aseguran que los integrantes serán del centro a la izquierda. Quedaría entonces descartado Jaime Nebot, que ha integrado otro grupo con su homólogo de Quito, Mauricio Rodas, y el prefecto de Azuay, Paúl Carrasco.

El interés del FUT es, con un frente consolidado, “recuperar los derechos que paulatinamente han sido eliminados, como la devolución del 40% de las pensiones jubilares, el reconocimiento y devolución de $ 1.800 millones que le debe el Estado al IESS, impulsar una nueva constituyente para garantizar los derechos del sector laboral, entre otros puntos”.

En la primera cita se entregaron los lineamientos del proyecto de gobierno que prepararon los colectivos. Sobre un plan anticrisis, este se basaría en formular alternativas para superar los problemas políticos y económicos que atraviesa el país. “Se trata de proponer opciones de cómo vamos a salir adelante de esta situación y diseñar políticas que nos permita afianzar los derechos de los trabajadores y otros sectores que han sido eliminados”, señaló Serrano.

Pero ni siquiera se conocen quiénes conforman la comisión. Montúfar dijo que por Concertación se designó a Jorge Alvear. Del resto no se sabe. “La hoja de ruta la diseñará la comisión que fue nombrada; esta dará seguimiento a la programación de las acciones; una vez definida esa hoja tendremos una reunión ampliada para desarrollar las acciones de la unidad y ponernos de acuerdo en quiénes serán el candidato presidencial y los asambleístas”, comentó Serrano.

El Telégrafo