Luego de la contundente aprobación en la Cámara de Diputados con 165 votos a favor y 86 en contra, el acuerdo para el pago de los holdouts llega al Senado, donde primero se debatirá en comisión y luego pasará al recinto, en donde la Casa Rosada espera tener el aval definitivo.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, da el puntapie de ese periplo con su exposición ante los legisladores que integran la comisión de Presupuesto y Hacienda, en una cita acompañado por los principales referentes de su equipo económico.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, anticipó que el proyecto estará listo para tratarse “en la última semana de marzo” y argumentó la rapidez aseverando que “no es una ley de oficialismo sino una ley de la Argentina” y que “el proceso de pago de la deuda se viene arrastrando desde hace muchísimos años”.

“No hay magia: o hacés un ajuste bestial del gasto, que es lo que el presidente Mauricio Macri trata de evitar, o tomás otros caminos”, advirtió Pinedo.

A su turno, la vicepresidente Gabriela Michetti confió en que la idea, de cumplirse el cronograma que tienen previsto sin sobresaltos, es que el haya sesión el 30. “Creo que los votos se dan por el convencimiento”, contestó cuando le preguntaron si ya tenían los apoyos necesarios para darle sanción definitiva.

El proyecto de normalización de la deuda, que obtuvo media sanción, contempla la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y la autorización para emitir deuda por 12.500 millones de dólares.

Infobae

Holdouts: Macri consideró a la aprobación del acuerdo como “el primer paso”

El presidente Mauricio Macri se refirió a la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto enviado por ejecutivo para lograr un acuerdos con los fondos especulativos, resultado que consideró como “el primer paso, tan importante como la apertura de la puerta”, al tiempo que dijo sentir “rabia, desencanto e impotencia” por el video del hijo de Lázaro Báez en el que se lo ve contando pilas de billetes difundido por los medios.

El mandatario brindó estas declaraciones a la agencia norteamericana AP horas después de conocerse la aprobación en la Cámara baja, sobre la cual sostuvo que “es el primer paso, es tan importante como la apertura de una puerta”.

Macri también se refirió al video difundido anoche, en el que se puede apreciar al hijo del empresario Lázaro Báez contando dólares en una supuesta financiera y expresó: “siento lo mismo que la mayoría de los argentinos: la rabia, el desencanto e impotencia”.

Al respecto, sentenció: “esto en Argentina no vuelve a pasar… No hay ninguna posibilidad de que en mi gobierno pasen este tipo de cosas” y se comprometió a que “no habrá una repetición de este tipo de corrupción embarazosa, estos abusos de poder” durante su presidencia.

“El camino que hemos empezado a recorrer es un cambio radical hacia una calidad institucional mejor, no se van a volver a repetir estos bochornos de corrupción, estos abusos de poder. Yo estoy comprometido a eso”, añadió.

En vísperas de recibir al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que arribará al país el miércoles próximo, Macri rechazó que la fecha elegida por el mandatario norteamericano tenga relación con la conmemoración del 40° aniversario del último golpe de Estado: “tienen que entender que la agenda de los líderes importantes del mundo es bastante acotada”, indicó.

“No tiene asidero la crítica porque siento que el presidente Obama es uno de los líderes que más ha trabajado y defendido los derechos humanos y el respeto por la democracia”, aseguró el presidente, que además anticipó que “hay varios anuncios en carpeta de empresas americanas por varios miles de millones” y se mostró optimista de que “haya muchas empresas americanas que crean que con el talento argentino y los recursos naturales que tenemos pueda haber oportunidades para invertir”.

Al ser consultado sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, que aún no fue esclarecida por la justicia, Macri opinó que “todo lo que sucedió nos hizo flaco favor en términos de imagen mundial. Pero ahora estamos decididos a clarificar las cosas”.

“Siento que la justicia se va a sentir más respaldada” porque este es un gobierno “que no va a interferir”, indicó Macri.

Télam