El Gobierno pedirá discusión inmediata para el proyecto de reforma laboral, según anunció el vocero Marcelo Díaz, al término del comité politico que se realizó este lunes en La Moneda. La iniciativa se encuentra en trámite en el Senado, donde esta tarde se votará en la Comisión de Trabajo.

Tras el comité político con la Nueva Mayoría, el ministro Díaz remarcó que se apunta a que el “proyecto pudiera estar despachado en esta primera parte del año. El objetivo ideal sería poder tenerlo resuelto de aquí a fin de mes”.

Añadió que la iniciativa “busca reequilibrar las relaciones al interior de las empresas, entregarles a los trabajadores mayor y mejores herramientas para negociar sus condiciones de trabajo, y al mismo tiempo que esto sirva también para que las empresas se desarrollen”.

Agregó que “lo que esperamos es poder contar con el apoyo de los senadores para poder despachar este proyecto” y respecto de un eventual paso a comisión mixta, Díaz reiteró que “es una instancia procesal legislativa más” y que “jamás hay que verla con dramatismo”.

Respecto a las indicaciones que serán revisadas hoy, el portavoz de La Moneda comentó que “hemos trabajado estas indicaciones con la perspectiva que el proyecto mantenga inalterables los propósitos iniciales que nos fijamos”.

“Lo he señalado de manera permanente, éste es un proyecto que busca reequilibrar las relaciones al interior de las empresas, entregarle a los trabajadores mayores y mejores herramientas para negociar sus condiciones de trabajo y al mismo tiempo que esto sirva para que las empresas se desarrollen”.

Agregó que “esos propósitos y objetivos se mantienen tanto en el proyecto original como en las indicaciones que hemos presentado y lo que esperamos es poder contar con el apoyo de los senadores para poder despachar este proyecto (…) lo lógico es que nosotros esperamos que los parlamentarios de nuestra coalición lo respalden”.

A juicio de Díaz, más allá de las declaraciones en favor o en contra de la iniciativa, “lo que importa es cómo votan los parlamentarios”.

Asimismo, desestimó las críticas surgidas a la gestión de la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, asegurando que “el Gobierno ha enfrentado la tramitación de este proyecto con una sola voz, ha tenido dos ministros que han encabezado el proceso, el ministro de Hacienda y la ministra del Trabajo (…) hemos colaborado también otros ministros del comité político (…) el conjunto del proyecto no hace sino que representar la opinión del Gobierno y éste es uno solo”.

Diario Pyme