El diputado de ARENA, Ernesto Muyshondt, compareció ayer ante la Fiscalía General de la República, en donde negó que haya cometido delito al reunirse con pandilleros durante la campaña presidencial de 2014. Según el legislador, fue citado en calidad de “entrevistado” y, aunque señala que exista investigación al respecto, dice no es contra él.

“Di las explicaciones alrededor de esto. Ya no hablaré más sobre este tema. Me he puesto a la disposición de la Fiscalía, estoy dispuesto a volver a venir y seguir colaborando, si así lo requieren”, dijo, al salir de la comparecencia, de 9:30 de la mañana a 12:45 del mediodía.

Por la tarde, también acudió el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, quien junto a Muyshondt se reunieron con un conjunto de pandilleros. Ruano tampoco quiso continuar hablando del caso.

“Ha quedado claro que no ha habido ningún ilícito cometido por este servidor, nada de lo que ahí se dio se dio al margen de la legalidad, quien sí ha pactado con las pandillas fuera de la ley es el Gobierno del FMLN”, dijo Muyshondt.

El legislador aseguró que no existen méritos para que en la Asamblea Legislativa se abra un proceso de antejuicio en su contra. Aunque diputados de ARENA han cuestionado la acción de Muyshondt, el funcionario dijo tener respaldo de funcionarios y amigos que le han dado su apoyo. “Si de algo me puedo sentir halagado es del tremendo apoyo que he recibido a través de diferentes llamadas, mensajes, expresiones en las redes sociales, cantidad de amigos correligionarios de ARENA, amigos personales, incluso de otros partidos”, dijo. Ayer no descartó seguir aspirando a la presidencia de ARENA.

Ayer, la organización Democracia, Transparencia y Justicia llamó a la Fiscalía a investigar negociaciones con pandillas y llamó a los ciudadanos a no permitir prácticas que “corrompen el sistema democrático”.

El Mundo