GOES contundente en aplicar medidas antiviolencia

El presidente Salvador Sánchez Cerén expresó este miércoles que el decreto que contempla las medidas extraordinarias para combatir la delincuencia serán presentadas el 31 de marzo a la Asamblea Legislativa. Asimismo aseguró que con la ejecución de las mismas se garantizará el respeto a los derechos humanos.

El mandatario afirmó que dicho Decreto contiene medidas para controlar las estrategias de criminalidad que se origina desde los centros penales para desarrollarse en las comunidades salvadoreñas.

Algunas de las disposiciones mencionadas por el presidente son: restringir las telecomunicaciones en los espacios que rodean las siete cárceles que se encuentran en estado de emergencia; la limitación ambulatoria de los reos; la suspensión de visitas y la destitución de empleados que vulneren la correcta administración de las penitenciarías.

En consecuencia informó que habrá un mayor despliegue de las fuerzas de seguridad en todo el país. “He ordenado al ministro de la Defensa agilizar el proceso para convocar y contratar a mil efectivos de la reserva experimentada del ejército para actuar en funciones especiales”.

El 29 de marzo, autoridades del gabinete de Seguridad junto a la Dirección General de Centros Penales (DGCP) declararon estado de emergencia en siete centros carcelarios del país, la disposición durará quince días. Por ende, 299 cabecillas de pandillas fueron trasladados desde distintos penales hacia el de Quezaltepeque.

Los penales que se encuentran en régimen de emergencia son:  penal de Ciudad Barrios, San Francisco Gotera, Penal de Cojutepeque, Complejo Penitenciario de Izalco, Penal de Chalatenango, Quezaltepeque y el de máxima seguridad de Zacatecoluca

Sánchez Cerén manifestó que la violencia que impera en el territorio nacional, ha permitido la ejecución de asesinatos “horrendos y con niveles de salvajismo que la ciudadanía ya no puede tolerar”.

No obstante ante la aplicación de las disposiciones el presidente aseveró que se procurará la garantía a los derechos humanos, pero no habrá tolerancia ante los criminales.

“Estamos en la obligación de hacer uso de la fuerza que nuestro ordenamiento jurídico nos confiere, eso sí, sin abusos y con el pleno respeto a los derechos humanos. Nos asiste la justicia, la razón y el profundo amor de nuestro pueblo por la vida”, acotó.

Según datos estadísticos de la Policía Nacional Civil (PNC), del uno de enero al 26 de marzo de este año, se han cometido 1,943 homicidios en diferentes zonas del territorio nacional.  Asimismo del uno al 28 de marzo, la PNC contabiliza 572 asesinatos; en marzo de 2015 se reportaron un total de 484.

Contrapunto