El presidente Evo Morales reveló que pidió a su homólogo de Perú, Ollanta Humala, consolidar el proyecto del tren bioceánico antes de que el mandato de ambos termine, de manera que sus sucesores solo tengan que dar continuidad a la megaobra que cruzará del Atlántico al Pacífico.

“Le decía al presidente Ollanta Humala que tiene que hacer megapuertos, que son miles de millones de toneladas que salen hacia otros continentes por su puerto, y él me decía: ‘Presidente, no podré acabar eso en mi gestión’. Pero le dije: ‘Deja el proyecto, dejemos el proyecto; yo tampoco voy a terminar, para que los próximos presidentes ejecuten nuestro proyecto que dejamos”, dijo ayer Morales en el programa Piedra, papel y tinta de La Razón, emitido por la red televisiva Cadena A.

Ante esto, el Mandatario aseveró que hubo “un acuerdo” con Perú y por ello esa nación vecina encomendó un estudio de factibilidad para que los puertos de Matarani o Ilo se unan al tren bioceánico, que incluye a Bolivia.

La autoridad manifestó que el megaproyecto es parte de la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025.

El 19 de noviembre de 2014, Humala anunció que Perú, al igual que Bolivia, impulsa la construcción de un tren interoceánico que conectará ese país con Brasil y excluye su paso por territorio boliviano. La línea férrea tiene una longitud de 5.300 kilómetros.

En cambio, el megaproyecto boliviano del Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC) unirá tres países: Brasil, Bolivia y Perú. La propuesta comprende el trazo de la línea férrea desde Brasil, pasando por Bolivia, hasta desembocar en los puertos peruanos del Pacífico y llegar a los países de Asia. A este proyecto se unirán posteriormente Uruguay, Paraguay y Argentina por la hidrovía Paraguay-Paraná.

interés. Morales destacó que en todas las reuniones que se sostiene con el mandatario Humala siempre se toca el proyecto del tren bioceánico.Confirmó que los ministros de Obras Públicas, Milton Claros, y de Planificación del Desarrollo, René Orellana, viajarán a Lima para reunirse este mes con autoridades de Perú “para seguir puliendo este proyecto”.

El miércoles, Orellana anunció que se reunirá del 16 al 17 de marzo con ministros de Perú para tratar la creación de una sociedad y un modelo de empresa que pueda administrar el proyecto del tren bioceánico.

El Mandatario reiteró que el corredor boliviano tiene una longitud más corta, de 3.750 kilómetros, es más barato y sin problemas ambientales y que estas ventajas fueron comprendidas perfectamente por la presidenta brasileña Dilma Rousseff, quien apoyó la construcción del megaproyecto.

“Inicialmente, nos ha sorprendido este proyecto bioceánico del norte que unía a Brasil, Perú y China; otro día contaremos, talvez vamos a escribir libros cuando esto se concretice (el proyecto que pasa por el país)”, dijo.

Por esta razón, el Presidente resaltó que una delegación de China visitó el país para hablar solo sobre la línea férrea. Al igual que China, Alemania y países europeos están interesados en financiar y ejecutar el proyecto.

La reunión con Perú

EstudioOrellana afirmó que en la cita con Perú se expondrá el estudio de preinversión que hizo Bolivia e incluye la parte financiera y económica, el cual fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

‘El corredor es un proyecto de integración’

El Gobierno informó ayer que el Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC) es un megaproyecto de integración que beneficiará a seis países de Sudamérica.

“El proyecto es más denominado no central, sino de integración, debido a que hay tres propuestas: uno por el norte, otro por el centro que es el de integración y otro por el sur”, afirmó ayer el presidente Evo Morales Ayma.

La autoridad manifestó que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) apoya la línea férrea debido a que beneficiará a Bolivia, Perú, Brasil, así como a Paraguay, Uruguay y Argentina.

Morales recordó que el bloque regional, el 18 de febrero de este año, expresó que ha priorizado este proyecto del siglo. “Este proyecto de integración que conectará los puertos de Santos (Brasil) e Ilo (Perú) es el tramo más corto, más barato y sin problemas ambientales, esas son las ventajas”.

Dijo que con el tren interoceánico, que unirá a Perú con Brasil, “muy pocos países se benefician”.

El miércoles, el Gobierno señaló que el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, intermediará en los acuerdos políticos entre Bolivia, Brasil y Perú para consolidar el tren bioceánico.

La Razón