El presidente Evo Morales solicitó a un juez de la Niñez y la Adolescencia de La Paz  que inicie las investigaciones para conocer con certeza si está con vida o no el hijo que tuvo con Gabriela Zapata Montaño, su expareja y exejecutiva de la empresa china CAMC.

“Nuestro Presidente, al igual que cualquier ciudadano, padre de familia, acude al juez del menor a efectos de establecer qué es lo que pasó en estos ocho años con relación a su hijo, que en su momento le dijeron que había fallecido”, informó ayer la ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Lenny Valdivia.

Su colega de Defensa, Reymi Ferreira, explicó en Santa Cruz que mediante el recurso se “pide (que) en un plazo de cinco días se pronuncie la demandada (Gabriela Zapata) y sus familiares presentando al menor de edad como corresponde, garantizando su reserva y la privacidad”.

El fin de semana, Pilar Guzmán, tía de la expareja del Presidente, detenida preventivamente en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes por presunto  enriquecimiento ilícito con afectación al Estado, reveló que el hijo de Morales “está vivo”.

Un día después, el presidente Morales -a primera hora y en breve declaración- expresó su deseo de “recoger” a su hijo “si es que está vivo” y si la familia de su expareja sentimental lo permite.

La trama del hijo comenzó el 3 de febrero de este año, cuando el periodista cruceño Carlos Valverde denunció un supuesto tráfico de influencias porque el Estado firmó millonarios contratos con la empresa china CAMC, de  la que  Zapata fue ejecutiva.

Frente a la solicitud  del Presidente, Ximena Fortún, hija del extinto líder político  Guillermo Fortún y amiga de la expareja de Morales,  reveló que Zapata analiza junto a sus abogados el momento idóneo para presentar elementos que confirmen la existencia de su hijo, lo que se hará a nivel internacional.

“Gabriela estaba conversando con su familia más allegada, pero estaban viendo las posibilidades de cómo en su tiempo y en su momento ella va a presentar lo que tenga que presentar en forma internacional del menor”, indicó tras una visita en la cárcel.

Wálter Zuleta, abogado de Zapata, informó que la familia de su cliente realiza gestiones ante entidades internacionales para resguardar a los niños y que en las  próximas horas responderán a la solicitud del Presidente.

“Zapata, mediante carta pública, responderá a  Morales. Conozco que le dirá que los niños están a buen resguardo.

Pero que ella está dispuesta a que Morales vea a los niños”, adelantó el jurista a Página Siete.

Millonario patrimonio de Zapata

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, informó que el patrimonio de Gabriela Zapata es de  1,7 millones de bolivianos. “Hay que  ver, con el sueldo que tiene, de dónde tiene ese patrimonio”, afirmó. También dijo que Zapata en un solo banco tiene  350 mil dólares (más de 2,4 millones de bolivianos).

Asimismo, Ferreira dijo que un desafío del Gobierno es averiguar cómo  es que Zapata llegó a ser gerente de la empresa CAMC y de otra compañía argentina. El Fiscal General informó además que el anticrético que Zapata tomó es por  260 mil dólares y no por 100 mil, como informó la propietaria de la mansión.

Gabriela decide presentar a su hijo ante medios internacionales

El presidente Evo Morales presentó una denuncia en un juzgado del menor de La Paz contra su expareja Gabriela Zapata, por presunta violencia psicológica en contra de su hijo y solicita la tenencia del mismo, así como establecer las sanciones que correspondan a la infractora.

La demanda fue mostrada ayer en Santa Cruz por el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, quien efectuó una insistente argumentación de que Morales no ha mentido en el caso de su hijo, y que, pese a que están seguros que el menor falleció piden al Tribunal dé cinco días para que Zapata o sus allegados presenten al niño si es que éste estuviera con vida.

A las pocas horas, la tía de Gabriela, Pilar Guzmán, aseguró que su sobrina decidió presentar al niño pero ante medios internacionales. “Ella ya se ha comunicado con la prensa internacional, vía eso el niño va a hablar”, señaló Guzmán aunque no detalló el día ni la hora.

La demanda de Morales fue presentada el pasado lunes por los apoderados legales del Mandatario, María Isabel Ponce de Gonzales y Ricardo Velásquez.

“Estamos absolutamente convencidos de que, lamentablemente, ese niño ha fallecido, pero cómo se le dio crédito a una supuesta tía y se lo da como verdad en estos momentos”, dijo.

Luego señaló que para disipar cualquier duda tejida de manera manipulada por la oposición contra el Mandatario llamándolo “mentiroso”, han presentado este requerimiento ante la justicia.

“Vamos a ir hasta el final, esto no puede quedar así. No puede cualquiera tirarle manchas y decir que es corrupto el Presidente, que es un mal padre”, enfatizó.

Tres certificados

Ferreira desmintió los rumores de que Morales haya suscrito un documento privado con su expareja para proteger la identidad de su hijo. Aclaró que Gabriela Zapata presentó ante el juez cautelar certificados de nacimiento de dos niños y una niña. Dijo que el padre del tercer menor solicitó al juez la reserva de su identidad para protegerlo.

Relató que Zapata llamó al Presidente (2007) para pedirle dinero y llevar a su hijo a Chile para hacerle tratar. Después de 15 días de la supuesta muerte del menor, fue notificado por la madre. Pero, dijo, Morales se enteró después que el niño no viajó a Chile, sino que Zapata realizó el viaje con una amiga.

PENSABA IRSE A BRASIL

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, dijo que la detención de Gabriela Zapata se hizo lo más rápido posible porque había retirado 10 mil dólares del banco y se había contactado con empresarios de Brasil para fugarse a ese país.

Indicó que no podían permitir esta situación, teniendo los antecedentes de la ciudadana.

Aparte de ello, reveló que los organismos de inteligencia de los ministerios de Gobierno y de Defensa detectaron que Zapata no sólo se movía en el Ministerio de la Presidencia, sino en el mismo palacio de gobierno, por lo que la acusan de abuso de confianza por la relación que existía con Morales.

Los Tiempos