Obama “honrará a las víctimas” de la última dictadura en su visita a la Argentina

El presidente estadounidense, Barack Obama, llevará adelante una agenda de actividades en la Argentina que incluirá una reunión bilateral con Mauricio Macri, un encuentro con jóvenes argentinos y un evento en el que “honrará a las víctimas” de la última dictadura y a “quienes defendieron los derechos humanos” durante ese período.

El mandatario llegará el martes tarde en la noche a Buenos Aires, proveniente de Cuba, junto a su mujer, Michelle, sus hijas, Malia y Sasha, y la madre de la Primera Dama, Marian Shields Robinson.

El miércoles por la mañana, Obama será recibido en la Casa Rosada con una ceremonia de bienvenida, para luego llevar adelante allí mismo una reunión bilateral con el presidente Macri.

La agenda del presidente estadounidense seguirá con tour por la Catedral Metropolitana y se completará con un encuentro junto a jóvenes argentinos para conversar sobre la relación bilateral y la relación de Estados Unidos con la región.

En horas de la noche, el líder de la Casa Blanca y su mujer, Michelle, participarán de una cena de Estado que brindará Macri en honor a su visita.

El jueves, último día de la gira latinoamericana que iniciará el domingo en La Habana, Obama se trasladará a Bariloche, aunque “se espera que pueda tener un evento adicional esa mañana”, señaló a la prensa Ben Rhodes, asistente del Presidente en temas de seguridad nacional para Comunicaciones Estratégicas.

El martes último, Télam informó que fuentes oficiales confirmaron a esta agencia que el mandatario norteamericano analiza la posibilidad de visitar el jueves 24 de marzo por la mañana el Parque de la Memoria, ubicado en el barrio porteño de Núñez, antes de su partida a la ciudad de Bariloche.

Al ser consultado por la coincidencia de la visita con un nuevo aniversario del último golpe de Estado en Argentina, Rhodes mencionó que Estados Unidos tiene “un profundo respeto” por esa parte “complicada” de la historia argentina, y señaló que el presidente Obama “siempre trata estos temas directamente y cree que parte de ir hacia adelante en las Américas y en cualquier parte del mundo, involucra un claro reconocimiento del pasado”.

Así es que en las actividades que mantenga en Argentina, el mandatario “estará más que dispuesto a hablar del sufrimiento que pasó después del golpe de Estado y de la historia complicada entre Argentina y Estados Unidos en relación a esos eventos”, aclaró.

En ese sentido, el Director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Mark Feierstein, sostuvo que “la visita del presidente coincide con el 40 aniversario del golpe de Estado de 1976” y confirmó que mientras Obama esté en Argentina “va a honrar a las víctimas de la guerra sucia así como a los que defendieron los derechos humanos durante ese período”.

Feierstein señaló a su vez que mantuvieron “discusiones con el gobierno argentino y con grupos de derechos humanos sobre la forma más apropiada” para que el mandatario haga referencia a esa fecha.

Si bien los detalles sobre el evento llegarán en los próximos días, el mismo será realizado “de manera muy respetuosa”, detalló el funcionario.

Respecto a la expectativa de la Casa Blanca con la primera visita que realizará un presidente estadounidense en el marco de un encuentro bilateral en 19 años, Feierstein reconoció que están “entusiasmados con la oportunidad de trabajar con la administración de Macri”, que a su vez expresó su propio interés “en trabajar con nosotros en toda una serie de temas bilaterales y también regionales y globales”.

Entre los puntos que anticipó serán tratados y de los que esperan haya anuncios de acuerdos e iniciativas bilaterales, se encuentran temas sobre la economía, seguridad, cambio climático, democracia y derechos humanos.

“Vemos a la Argentina pudiendo jugar un rol importante globalmente”, dijo a Télam el encargado para la región de la Casa Blanca, citando como ejemplo el “papel muy importante que está jugando” el país en cambio climático, y el “potencial” que puede tener en materia de mantenimiento de la paz.

La visita de Obama “será una oportunidad para reavivar la relación bilateral y reconocer y alentar el interés de Argentina de jugar un rol más prominente en el escenario global”, concluyó Feierstein.

Télam

Con el itinerario definido

La Casa Blanca informó el itinerario del presidente Barack Obama en la Argentina en una conferencia de prensa. Tres funcionarios estadounidenses confirmaron que el mandatario llegará el martes por la noche y el miércoles 23 tendrá un encuentro bilateral con el presidente Mauricio Macri, entre otras actividades. El jueves 24 Obama viajará a Bariloche. Los funcionarios indicaron que Obama “rendirá un homenaje a las víctimas de la guerra sucia argentina”, aunque no dieron detalles de cómo y cuándo será el evento. Aclararon que habían estado en conversaciones con los organismos de derechos humanos y que “será respetuoso”. “Es la primera vez que un presidente EE.UU. visita la Argentina en 20 años”, indicó Mark Feierstein, director de Asuntos del Hemisferio Oeste. Aclaró que el viaje de George W. Bush no cuenta, porque fue por la Cumbre de las Américas. La última visita fue de Bill Clinton en 1997, durante el gobierno de Carlos Menem.

La Casa Blanca organizó una conferencia de prensa telefónica con medios de distintos países para dar información sobre su viaje por Cuba y la Argentina. Entre los funcionarios que participaron, además de Feierstein, estuvieron Ben Rodhes, asesor del presidente y consultor para Comunicaciones Estratégicas; y el embajador en La Habana, Jeffrey DeLaurentis.

Los funcionarios informaron que el presidente de los Estados Unidos llegará a la Argentina el martes a la noche. Lo acompañarán sus dos hijas, Malia y Sasha, y por la primera dama Michelle Obama. Sobre los objetivos del viaje, Rodhes dejó en claro –como ya lo hizo Obama– que para ellos la Argentina cambió para mejor: “Hay un nuevo gobierno de la Argentina del presidente Macri, que anunció su intención de relanzar las relaciones con los Estados Unidos”, advirtió. Luego vendrían más mimos.

Rodhes indicó cuál será el cronograma oficial de la visita de Obama: habrá una ceremonia oficial el miércoles 23 de marzo en la Casa Rosada, luego de la cual Obama y Macri tendrán una reunión bilateral. Los temas: seguridad, cambio climático, derechos humanos, entre otros que mencionaron los funcionarios. Indicaron, sin especificar, que podría haber acuerdos en esas áreas. Luego Obama tendrá su propio city tour, que incluirá la Catedral de Buenos Aires. El presidente de los Estados Unidos tendrá luego una reunión pública (town hall meeting) con gente joven. Por la noche, Macri lo agasajará con una cena de honor. Los funcionarios estadounidenses no precisaron dónde sería.

El jueves 24 Obama viajará a Bariloche y a otros lugares de la Patagonia “para ver uno de los más espectaculares sitios culturales de la Argentina”. En la Cancillería argentina precisaron que volará a las 11. Feierstein agregó que “la visita coincide con el 40 aniversario del golpe de Estado. El presidente Obama va a honrar a las víctimas de la guerra sucia (dirty war victims)”, aunque no aclaró cómo ni cuándo. Una versión sin confirmación oficial es que sería el 24 de marzo por la mañana (8.30 o 9) en el Parque de la Memoria. En la Cancillería argentina, indicaron que la agenda tiene cambios todos los días.

Sobre las críticas de los organismos de derechos humanos ante una posible visita de Obama a la ex ESMA, Rodhes indicó que “la Argentina tiene una historia complicada que respetamos. Obama no huye de estas cuestiones, sino que las encara. El evento que haremos en relación con el aniversario hablará de lo que ocurrió hace 40 años y sobre la historia compleja entre Estados Unidos y la Argentina”. “El presidente respeta las distintas miradas en la Argentina. La relación que construimos reconoce la historia y también lo mucho que nos podemos beneficiar de una mejor relación en el presente”, sostuvo Rodhes. Por su parte, Feierstein indicó: “Tuvimos conversaciones con el Gobierno y con los organismos de derechos humanos sobre cómo conmemorar la fecha. Verán que se hará de una forma respetuosa. Vamos a dar más detalles al respecto en los próximos días”.

Feierstein aprovechó la ocasión para advertir que “es la primera vez que un presidente de Estados Unidos visita la Argentina en 20 años” y aclaró que el viaje de Bush en 2005 no contaba porque era por la Cumbre de las Américas. “Es una forma de impulsar el interés del presidente Macri de tomar un rol de liderazgo en el mundo”, indicó. “Estamos muy emocionados por trabajar con la administración de Macri. No es un secreto que por muchos años la Argentina y Estados Unidos no tuvieron relaciones fuertes”, consideró el funcionario. “Macri propone reducir el crimen, la pobreza y las divisiones en el país. Podemos ayudar con las primeras dos”, afirmó Feierstein, que advirtió: “Vemos a la Argentina jugando un rol importante a nivel global”.

Página 12

Mauricio Macri aseguró que estrechará relaciones con los Estados Unidos “gane quien gane”

A pocos días del arribo de Barack Obama a la Argentina, el presidente Mauricio Macri aseguró que su gobierno mantendrá el compromiso de “estrechar relaciones” con los Estados Unidos, “gane quien gane”.

Si bien evitó pronunciarse a favor de uno de los precandidatos que pelearán por suceder a Obama, el mandatario dijo que “conoce bien” a Donald Trump y Hillary Clinton, quienes se encaminan a consolidarse como contendientes en las elecciones presidenciales.

Estas declaraciones formaron parte de una entrevista publicada por la agencia internacional de noticias Associated Press (AP), donde el mandatario le restó importancia a las críticas recibidas por la fecha elegida para el arribo de Obama, que coincide con el 40 aniversario del último golpe de Estado.

“Tienen que entender que la agenda de los líderes importantes del mundo es bastante acotada. No tiene asidero la crítica porque siento que el presidente Obama es uno de los líderes que más ha trabajado y defendido los derechos humanos y el respeto por la democracia”, aseguró. Para Macri, la visita de su par estadounidense marcará “el comienzo de una etapa de relaciones maduras, inteligentes, que sean buenas para ambas partes”.

Infobae