Luego de que el presidente del Legislativo, Mario Taracena, informó que no hay consenso para aprobar ese artículo y que un 80% de los diputados está en contra de su aprobación, la congresista Sandra Morán, de la bancada Convergencia, expresó: “Vamos a defender ese 50% de paridad y alternabilidad hasta donde sea posible. Si no pasa, no pasa; pero que los guatemaltecos conozcan quiénes son los que no están de acuerdo con ese artículo”.

Al respecto, la diputada Laura Franco, de la bancada oficial, pidió a las otras 22 congresistas: “Nosotras debemos ser la voz en nuestras bancadas para que desde ahí consigamos el consenso y nos apoyen todos los diputados para que se apruebe el 50% de la participación femenina”.

ONU, APOYA

Un respaldo a las parlamentarias se dio durante una reunión de mujeres del sector femenino de la sociedad civil, en la que también participó la representante de la Organización Naciones Unidas para la igualdad de género y empoderamiento de la mujer (ONU Mujeres), María Machicado, quien comentó: “Nos hemos dado cuenta que el sector de mujeres ve como un retroceso la nueva disposición de bajarle de 50% a un 30% de participación femenina, considero que es un tema que se debe profundizar”.

“Desde ONU Mujeres vemos en Guatemala una oportunidad histórica, para revertir esta tendencia que ha excluido a las mujeres de la participación política. Hay muchos convenios internacionales que Guatemala ha ratificado, los cuales buscan esta paridad efectiva de las mujeres”, indicó Machicado.

Por aparte, Alicia Rodríguez, representante de la organización Mujeres en la Diversidad, también solicitó el apoyo del Congreso para que se incluya la representación política de las mujeres de manera paritaria.

“Estamos solicitando lo que en equidad y justicia nos corresponde, que es el 50%. Consideramos que el Organismo Legislativo en su calidad de representante de la ciudadanía tiene la responsabilidad de garantizar el respeto, la observancia y el ejercicio de todos los derechos humanos universales consignados en la Constitución y de las mujeres en particular”, dijo Rodríguez.

PRESENTARÁN ENMIENDA

El presidente del Legislativo explicó a las asistentes que el domingo recién pasado se reunió con un grupo de jefes de bloque, entre ellos la parlamentaria Nineth Montegro, en la que se acordó presentar una enmienda a ese artículo para que sea aprobado un 30% versus 70%, como lo dictó la CC en su primer dictamen.

Carlos Cerezo, representante de la Asociación de Líderes de Ansermanuevo, dijo: “Es una “güisachada (como decimos los abogados) tomar en cuenta una disposición del primer dictamen, cuando la CC emitió un segundo dictamen, eso significa que el primero pierde su vigencia”, comentó.

DISCREPANCIAS

VEN INTERESES PARTICULARES

Algunos congresistas afirman que uno de los opositores al artículo 212 de la reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, es el presidente del Congreso, Mario Taracena, quien a puerta cerrada se reunió con los parlamentarios Nineth Montenegro, Mario Conde, Walter Felix y Paul Briere, y habría buscado que no pueda haber un género con representación menor al 30%.

Así lo señaló el diputado Roberto Villate, jefe de la bancada Libertad Democrática Renovada (Líder), quien agregó “esa es una disposición que tienen intereses oscuros”.
Al ser consultado el jefe de la bancada oficial, Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), afirmó que buscará consenso dentro de su bancada para que la paridad del 50% tenga el total apoyo de su bancada.

“Hay quienes no convergen con la disposición porque la misma establece que debe existir el 50% de paridad”, indicó.

Siglo 21