os miembros de la Cámara de Diputados analizarán hoy de nuevo la declaración de política que proyecta ejecutar el primer ministro designado de Haití, Jean Fritz.
La sesión anterior dedicada a ese tema ocurrió el miércoles último, se caracterizó por interminables y encendidas discusiones y al final hubo que posponerla debido a la falta de quórum.

El principal obstáculo para el entendimiento fue la propuesta de Fritz de reducir el número de ministerios, una variante para hacer menos costosa la actividad del Poder Ejecutivo que recibió las finanzas públicas en crisis .

Se propaló en el plenario que Fritz intentaba eliminar de manera definitiva los ministerios y el primer ministro tuvo que explicar que la medida solo tiene el objetivo de reducir los gastos en la actual coyuntura presupuestaria.

Sus detractores cuestionaron en particular la decisión del jefe de Estado interino, Jocelerme Privert, y su primer ministro de fusionar los Ministerios de Educación y Juventud y Deportes.

También cuestionaron que el primer ministro tuviera en la composición de su gobierno la fusión de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Culto y haitianos que viven en el extranjero y el Ministerio del Interior de las autoridades locales y la defensa nacional.

Varios parlamentarios dudaron que una sola personalidad pueda gestionar de forma eficaz estos dos ministerios clave y pusieron énfasis en la obligación de corregir esa “anomalía” antes de aprobar la declaración de política general.

Finalmente ocurrió que grupos parlamentarios fueron dejando sus asientos hasta revertir el quórum, lo que llevó al presidente de la cámara baja, Cholzer Chaney, a posponer la sesión para este viernes 18 de marzo.

Para este viernes se espera que sigan los debates entre algunos diputados y Fritz, a quien no perdonan que fuera seleccionado por Privert fuera de las normas reglamentarias y que haya sido crítico con los desaciertos de la pasada administración.

Prensa Latina

Oposición haitiana preocupada por demora en aplicación de acuerdo político

La oposición haitiana expresó su preocupación por la demora en la ejecución del acuerdo firmado entre el Parlamento y el expresidente del país Michel Martelly para formar un gobierno de transición, cuyo designado primer ministro aún no ha sido ratificado por el Congreso Nacional (bicameral).

“Tenemos grandes preocupaciones en este momento sobre la aplicación del acuerdo”, dijo en un comunicado el grupo opositor G-8.

En ese sentido, exhortó al Parlamento a jugar su papel para que el acuerdo avance hacia la conclusión del proceso electoral, que permita elegir al sucesor de Martelly, cuyo mandato terminó el pasado 7 de febrero sin que se haya elegido a un nuevo mandatario, debido a la crisis política y electoral que vive la nación.

“Pedimos que los parlamentarios voten pronto sobre la ratificación de la política general del primer ministro, Fritz Jean”, agregó en su comunicado el G-8.

“Queremos ver el restablecimiento del orden constitucional con la conclusión del proceso electoral empezado el año pasado. Llamamos a todos los actores políticos a hacer un esfuerzo y poner el interés del pueblo y respetar su derecho a elegir sus dirigentes”.

Un mes después de la designación del presidente provisional, Jocelerme Privert, no se ha instalado un nuevo Gobierno, ni el Consejo Electoral, encargado de organizar la segunda vuelta electoral el próximo 24 de abril.

Ayer el primer ministro y su gabinete presentaron su política general ante la Cámara de Diputados, pero la votación no de produjo debido a diferencias entre los diputados.

La Cámara baja tiene previsto conocer el tema mañana viernes.

Haití vivió una crisis por el aplazamiento de los comicios presidenciales y que concluyó el pasado 14 de febrero con el nombramiento del titular del Senado, Jocelerme Privert, como presidente interino tras concluir una semana antes el periodo de Gobierno de Martelly sin que se eligiera a su sucesor.

La nación tenía previsto celebrar el 24 de enero pasado la segunda vuelta de las presidenciales, pero fueron aplazadas dos días antes por el Consejo Electoral Provisional (CEP) debido al deterioro de la seguridad y las amenazas de muerte contra casi todos los miembros de ese organismo.

La primera ronda de las votaciones se celebró el 25 de octubre de 2015 y en ella los candidatos más votados fueron el oficialista Jovenel Moise y el opositor Jude Celestin, quien rechazó esos resultados por considerarlos fraudulentos.

Celestin anunció que no acudiría a la segunda vuelta, prevista para el 27 de diciembre, lo que contribuyó a que el CEP tomara la decisión, también en aquella ocasión, de suspender los comicios.

7Dias