A pocos minutos de confirmarse el asesinato de la líder indígena Berta Cáceres, diversas organizaciones defensoras de derechos humanos y movimientos sociales se pronunciaron en contra de lo ocurrido y demandaron al Estado la urgente investigación del caso y la protección de su familia.

A continuación reproducimos de forma íntegra los siguientes pronunciamientos:
Pronunciamiento del Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos

El Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos (OEIDH) ante el vil asesinato de la compañera Berta Cáceres defensora de los derechos humanos de los grupos indígenas y mujeres Lencas de Honduras, se pronuncia en los siguientes términos:

1. La compañera Berta Cáceres en reiteradas ocasiones se había pronunciado contra las nefastas acciones e intenciones tanto del actual gobierno en las concesiones de los recursos naturales como de las empresas transnacionales extranjeras por la construcción de represas y captura de los recursos de los pueblos indígenas.
2. La compañera tenia medidas cautelares demandando al Estado de Honduras la protección de la integridad física de Berta Cáceres
3. El mismo Estado de Honduras ejerció medidas de persecución contra Berta Cáceres por su lucha en contra de las empresas extranjeras destructoras de los recursos naturales.
4. El mundo entero reconoció el valor de luchadora por los derechos humanos de la compañera Berta Cáceres recibiendo un premio internacional por la defensa de los recursos naturales del país.
5. Por tales razones el Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos (OEIDH) denunciamos al gobierno de Honduras y a las empresas transnacionales extractoras y explotadoras de los recursos naturales del país.
6. Exigimos a los organismos internacionales defensoras de los DDHH demanden al estado de Honduras la respuesta rápida a este asesinato y a la cooperación internacional de todos los países amigos detener el apoyo al gobierno de Honduras sobre todo a las secretarias de defensa y seguridad donde operan los cuerpos represivos de seguridad del estado.
7. Nos solidarizamos y extendemos nuestras condolencias a la familia de la compañera Berta Cáceres, al pueblo Lenca y al pueblo Hondureño quienes sufren y sufrimos su irreparable pérdida.

Tegucigalpa, 3 de marzo del 2015.
Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos (OEIDH)
“Bienaventurados los y las que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos y ellas serán saciados” Mateo 5:6

Condenamos el vil asesinato de nuestra compañera
Nuestra solidaridad con el pueblo Lenca

La Asociación Madre Tierra, lamenta de la manera más profunda el vil asesinato de la compañera defensora de los derechos humanos del pueblo Lenca, Bertha Cáceres Flores.
Bertha será ahora nuestra compañera eterna, presente en todas las luchas del pueblo empobrecido, por gobiernos civiles y militares que han asolado nuestro país.
La necesidad de defender al pueblo de los atropellos, de defender a nuestra Madre Tierra, los bienes naturales comunes, es hoy más que nunca una necesidad impostergable.
Demandamos inmediata justicia para el pueblo Lenca, para sus hijos, su madre y todos sus seres queridos.

Juan Almendrares
Director Ejecutivo Asociación Madre Tierra
.

FNRP Lamenta el asesinato de nuestra compañera de lucha Bertha Caceres, coordinadora del COPINH

Nos sumamos a las muestras de solidaridad del pueblo hondureño.
Asimismo informarles que la conferencia de prensa programada para este día queda suspendida hasta una nueva convocatoria.
El FNRP hace un llamado a su militancia a concentrarnos en la morgue capitalina y acompañar el cuerpo sin vida de nuestra compañera…que en proximas horas estará llegando a Tegucigalpa.
Resistimos y Venceremos
FNRP
Por eso la mataron, por ser mujer, indígena y revolucionaria. Tres crímenes había cometido.
Berta Cáceres, líder del movimiento indígena hondureño, líder del COPINH, y un ejemplo de revolucionaria latinoamericana. Madre de 4 hijas maravillosas.
Honduras, Latinoamérica y la Tierra están muy tristes. Nos mataron a una de las grandes. Cuanto dolor y rabia.
Berta, amiga, maestra, tú nos marcaste el camino en la lucha contra la sinrazón. En la lucha contra la injusticia, contra el fascismo y el capitalismo. Contra el racismo y el patriarcado.
Amiga, en nuestro corazón siempre estarás. Siempre serás nuestra hermana. Siempre en primera fila en todos los combates.
Cuánto amor sentías por tu pueblo lenca, por los pueblos oprimidos del mundo, pero cuanto amor! Ese amor, el amor de una auténtica revolucionaria, está en nosotras, compañera, hermana, amiga. Ese amor que nos imprimiste nadie nos lo arrebatará. Por eso, hermana, por ese mismo amor, somos invencibles. Te podrán matar, pero nunca mataran la llama que prendiste, que avanza indetenible hacia un mundo donde quepan muchos mundos.

Berta, compañera, amiga, hermana… Venceremos!
José Gayà.
Colectivo Mirada

Comunicado del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ)

Con profundo dolor e indignación recibimos la noticia del cobarde asesinato de nuestra compañera y hermana Bertha Isabel Cáceres Flores, nuestra querida Bertita.
Gracias, Bertita, por tu ejemplo de verdadera y necesaria rebeldía y de amor a nuestro pueblo y a los pueblos del mundo. Reiteramos nuestro repudio al gobierno nacional y gobiernos locales, aliados y promotores de las empresas depredadoras de la vida humana y de la naturaleza.
El Estado y gobierno de Honduras es responsable de este crimen porque a pesar que la CIDH desde 2009 le ordenó que protegiera la vida de Bertita, más bien consolidó alianza con la empresa DESA y otras hidroeléctricas que se convirtieron en feroces enemigas de Bertita y la causa del COPINH.
Berta Cáceres, indígena Lenca, hermana nuestra, flor de nuestros campos, ha sido asesinada esta madrugada. Ahora el río Gualcarque será más vida porque en él Berta ha invertido la suya, Los pinares crecerán y se elevarán más alto porque Berta los ha trascendido. Los indígenas serán más valientes porque Berta les ha enseñado que la dignidad de seres humanos nunca se vende. Tu sangre derramada, Berta, ahora fluye por todos nuestros corazones apesarados e indignados. ¿Cuándo entenderán los empresarios que las ganancias no se obtienen a costa de aniquilar inocentes? Cuándo entenderá el gobierno de Honduras que el desarrollo no se construye matando a los defensores y defensoras de las comunidades ladinas e indígenas?
El camino del amor, de la rebeldía y de la organización es nuestra opción en este momento de impotencia y de rabia.
¡Verdad y justicia para Bertita!.
San Pedro Sula. 3 de marzo de 2016

Unión de Escritores y artistas de Honduras (UEAH)

La Unión de Escritores y Artistas de Honduras, ante el asesinato político de la líder indígena y nacional Bertha Cáceres, se pronuncia de la siguiente manera:
1. Que el asesinato de la compañera Bertha Cáceres constituye una de las más ignominiosas acciones de represión que el régimen de Juan Orlando Hernández ha realizado en contra de las luchas por la defensa de los derechos a la tierra, al agua, a los bosques, valles y montañas, que el gobierno de turno ha entregado a compañías extranjeras para su explotación inhumana y despiadada.
2. Que el pueblo hondureño se siente conmovido muy intensamente por el asesinato de tan ejemplar compañera de lucha, que significaba el símbolo de un ideal que ella, con su pensamiento y acción, en la búsqueda de la justicia social, impulsaba junto al pueblo lenca del occidente de la República.
3. La recuperación de la riqueza de los recursos naturales que Bertha Cáceres, con la más profunda convicción indígena, desarrolló ante los terratenientes regionales, constituyó en su vida, una plataforma de defensa de los derechos de los campesinos intibucanos por sus bienes ancestrales de tierra, agua y propiedades comunales.
4. El movimiento popular campesino, indígena, ha sido golpeado en el centro de su más alta dirigencia y pensamiento político, su crimen tiene como objetivo acallar y destruir, mediante la violencia de Estado, la más alta concepción de lucha que el pueblo campesino pueda emprender en pos de la equidad, la soberanía, la libertad y la justicia.
5. Los intelectuales, artistas de todas las formas estéticas, profesionales universitarios y demás otras disciplinas científicas y técnicas, de alta sensibilidad humana, nos sentimos indignados contra tan abominable y horrendo asesinato y denunciamos ante la comunidad nacional e internacional, la política de exterminio político que sufre el pueblo en general.

Repudiamos y condenamos este asesinato político, cruel y despiadado
Justicia para el pueblo hondureño, Bertha Cáceres vive loor imarcesible a su memoria

Con profundo dolor e indignacion la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, condenamos el asesinato de nuestra compañera de lucha, la Defensora Berta Cáceres Flores, Coordinadora General del Consejo Civico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH.
Abrazamos el dolor de su madre Austra Berta Flores, de sus hijas Laura, Marcela y Berta, de su hijo Salvador, de su nieto Camilo y sus compañeras y compañeros de lucha que incansablemente han recorrido los caminos de la dignidad de este pueblo enfrentado con una enorme valentía a terratenientes, empresarios, ejército, policía y todos sus hombres pagados para detener sus acciones por la justicia para todas y todos.
Desde el año 2011 hemos acompañado a Berta, su familia y al COPINH a causa de las múltiples amenazas que fueron desde la judicialización, hostigamiento, campañas de desprestigio y amenazas a muerte que hoy se concretaron.
Berta Cáceres era beneficiaria de medidas cautelares otorgadas por la CIDH y fue reconocida internacionalmente con uno de los Premios más prestigiosos a defensores ambientales, el Premio Goldman 2015.
Precisamente el día de hoy, a través de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de la que somos parte, de manera consensuada con la Defensora Berta Cáceres pretendíamos publicar un Pronunciamiento en el marco de las denuncias contra COPINH por “actos vandálicos” hecha por la Hidroeléctrica Agua Zarca en el que se señalaba específicamente a Berta Cáceres como responsable.
En este mismo documento se exige al Gobierno de Honduras que ponga fin a la impunidad con la que operan los sujetos paramilitares armados a sueldo de la Empresa DESA-Agua Zarca, a quienes hoy, luego de la terrible noticia de su asesinato, les responsabilizamos junto al Estado que impunemente permite las acciones de estos cuerpos ilegales.
El asesinato de la compañera Berta Cáceres en su casa de habitación, mientras descansaba, coloca en nivel de mucho mayor riesgo a Defensoras y Defensores, a la población indígena que resiste en las comunidades, y miembras y miembros de las organizaciones del movimiento social y popular que hemos hecho nuestra esta legítima lucha.
Hoy más que nunca, Berta Cáceres está presente en nuestras luchas para que nunca más los intereses de las transnacionales del despojo nieguen los derechos de los pueblos indígenas en la lucha por la defensa de sus territorios.
Con la fuerza de Iselaca, Mota, Etempica y la fuerza de Berta continuamos y la lucha sigue.

Acuerdo de duelo
¡Alto a la violencia contra las mujeres!

El Movimiento de Mujeres en Resistencia del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).
Considerando:

Que en la madrugada de este día 03 de marzo de 2016, fue vilmente asesinada la compañera Berta Isabel Cáceres, en su casa de habitación en la ciudad de La Esperanza, Intibucá, por las fuerzas oscuras que se oponen a la justicia y al bienestar de los pueblos originarios y de la población hondureña en general, espacio en el que Berta destacó a nivel nacional e internacional como mujer líder, con principios y con probado compromiso.
Considerando:
Que la criminalización de la protesta social en Honduras, desde el mismo Estado y los poderes fácticos, significa impunidad y muerte para las luchadoras inclaudicables como las compañeras Berta Isabel Cáceres, Margarita Murillo y otros compañeros caídos en la lucha popular.
Considerando:
Que Berta Isabel Cáceres en reiteradas ocasiones recibió amenazas por los grupos de poder debido a su constante trabajo en defensa de la vida, del agua, de los bosques y de los derechos de las mujeres hondureñas.
Acordamos:
● Repudiar y condenar enfáticamente el asesinato político de Berta Isabel Cáceres y exigimos enérgicamente justicia, para que no quede en la impunidad la responsabilidad que tienen los autores intelectuales y materiales de este hecho salvaje.
● Continuar con su ejemplo de lucha.
“Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. (Pablo Neruda).

Hasta siempre compañera.
Tegucigalpa, M.D.C. 3 de Marzo de 2016.

Asesinan a Berta Cáceres, dirigente indígena del pueblo Lenca de Honduras

En horas de la madrugada del día de hoy, fue asesinada Berta Cáceres al menos por dos individuos se introdujeron en en su casa de habitaciónen la Esperanza, intibuca.
Berta durante décadas demostró en un enorme coraje ante las presiones territoriales sufridas por el pueblo Lenca, desafiando a los regímenes autoritarios que han impuesto un feudalismo especialmente en las áreas habitadas por los pueblos indígenas en Honduras.
En los últimos años su lucha contra las represas en el territorio Lenca, la conllevó a ganar el Premio Goldaman, al mismo tiempo que sus enemigos políticos y empresarios asociados a la empresa DESA iniciaron una campaña de desprestigio y persecusión de en su contra.
El asesinato ocurre en medio de un país convulsionado por una grave crisis económica y afectado por la violencia estructural imperante, al mismo tiempo que la administración gubernamental es cuestionada por su corrupción e incompetencia.
La lucha emprendida por Berta en la defensa de los ríos en el territorio Lenca, es un paradigma para el pueblo hondureño, el que observa como la reducida élite de poder del país se viene apoderando de los bienes comunes, apoyados por la administración gubernamental de Juan Hernández, que se ha dedicado a repartir licencias ambientales sin efectuar consulta alguna con las comunidades afectadas.
El dolor por el asesinato de Berta embarga a nuestro pueblo, el que siempre ha contado con el apoyo y acompañamiento de los hermanos y hermanas Lencas del COPINH. Para los hondureños comprometidos con la defensa de la naturaleza y los derechos humanos, Berta ha sido como un faro, siempre indicándonos el camino en medio de la tormenta que se encuentra sumido nuestro país.

Berta vive y la lucha continúa.
Sambo Creek, tres de marzo de 2016.
Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

COPA AGUÁN

COPINH y Coordinadora de la plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras, PMSPH. fue asesinada en su casa de habitación en la Esperanza, Intibucá . Asesinos que llegaron hasta su casa para quitarle la vida , en el hecho también resultó herido un compañera de nacionalidad Mexicana pero está fuera de peligro.
La Compañera había emprendido una lucha fuerte desde siempre en defensa de los territorios indígenas, contra las hidroeléctricas y las empresas DESA Y SINOHIDRO, motivo por el cual los compañeros y la compañera han recibido muchas amenazas.
Con esto queda evidenciado que vivimos en un estado de indefensión y un régimen dictatorial, represivo que es cómplice de los asesinos materiales e intelectuales para conseguir sus propósitos ambiciosos de explotación y saqueo, sin importar la vida. Condenamos y Repudiamos el vil asesinato de nuestra lideresa indígena y auténtica defensora de la vida, soberanía Alimentaria, derechos indígenas, soberanía Nacional, territorios indígenas, campesinos los derechos de las mujeres y del pueblo en general, así como Una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, participativa, democrática, originaria, amplia.
Demandamos al Gobierno de Honduras como el principal responsable del asesinato de la compañera Bertha ya que había emprendido campañas de criminalización contra dirigentas y dirigentes a nivel nacional y contra la compañera. Exigimos Justicia, una verdadera investigación y Castigo a los responsables materiales e intelectuales de este vil asesinato.
Exigimos respeto a los territorios indígenas, retiro inmediato de la pretensión de desarrollar represas hidroeléctricas, explotación minera y saqueo de la madera de los territorios indígenas ya que su cultura y cosmovisión deben ser respetados, ya que se los garantizan tratados y convenios internacionales, así como la constitución y la justicia.
Hacemos del conocimiento a organizaciones nacionales e internacionales que este asesinato es la práctica del gobierno de Juan Orlando Hernández contra los que defienden la patria, los derechos humanos y la vida en Honduras. Invitamos a las organizaciones sociales y populares del país, así como la solidaridad internacional a realizar acciones Para exigir a este gobierno represivo, asesino del pueblo a detener su plan de exterminio de dirigentes y organizaciones. COORDINADORA DE ORGANIZACIONES POPULARES DEL AGUÁN, COPA.

COMUNICADO MUCA

El movimiento unificado campesino del aguan (MUCA) comunica a la comunidad nacional e internacional, organismos de defensores de derechos humanos lo siguiente.
1. Condenamos el vil asesinato de la compañera Bertha Cáceres hoy en horas de la madrugada por sicarios que obedecen a intereses de la oligarquía nacional e internacional especialmente en la explotación minera y recursos hídricos.
2. Bertha Cáceres fue una defensora inclaudicable de los bienes y recursos de la naturaleza que trascendió las fronteras con reconocimientos a nivel mundial al haber torcido el brazo del Banco Mundial y de la empresa china SINO HIDRO al haberlos expulsados de la construcción de la represa del rio walcalquer territorio indígena lenca.
3. Berta Coordinadora General del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) por su trabajo había sido amenazada a muerte, criminalizada por los aparatos represivos del estado. Por lo que la comisión interamericana le otorgo medidas cautelares mismas que el estado de Honduras no implemento la protección de su integridad física.
4. Por lo que hacemos el llamado a los organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales de estar en alerta de cualquier hecho violento que podría suscitarse en contra de la integridad física de centenares de compañeros campesinos y luchadores sociales que la comisión interamericana a reconocido que sus vidas están en riesgo y el estado aun no implementa su protección.
5. Por lo cual responsabilizamos al gobierno de honduras por cualquier hecho violento en contra de líderes y lideresas en el valle del aguan.

BERTHA vive la lucha sigue, MUCA vive la lucha sigue
Dado en la ciudad de Tocoa, departamento de colon a los tres días del mes de marzo del 2016.

Posicionamiento del Movimiento de Mujeres y Feminista de Honduras

“En nuestras cosmovisiones somos seres surgidos de la tierra, el agua y el maíz. De los ríos somoscustodios ancestrales, el pueblo Lenca resguardados además por los espíritus de las niñas que nosenseñan que dar la vida de múltiples formas por la defensa de los ríos es dar la vida para el bien de lahumanidad y de este planeta” Discuso de Berta Cáceres en Premios Goldman 2015.

Nosotras, con profundo dolor e indignación la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras y el Movimiento de Mujeres y Feminista de Honduras, condenamos el asesinato de nuestracompañera de lucha, la Defensora Berta Cáceres Flores, Coordinadora General del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH.
Abrazamos el dolor de su madre Austra Berta Flores, de sus hijas Laura, Marcela y Berta, de su hijoSalvador, de su nieto Camilo y sus compañeras y compañeros de lucha que incansablemente hanrecorrido los caminos de la dignidad de este pueblo enfrentado con una enorme valentía aterratenientes, empresarios, ejército, policía y todos sus hombres pagados para detener sus acciones porla justicia para todas y todos.
Desde el año 2011 hemos acompañado a Berta, su familia y al COPINH a causa de las múltiplesamenazas que fueron desde la judicialización, hostigamiento, campañas de desprestigio y amenazas amuerte que hoy se concretaron.Berta Cáceres era beneficiaria de medidas cautelares otorgadas por la CIDH y fue reconocidainternacionalmente con uno de los Premios más prestigiosos a defensores ambientales, el Premio Goldman 2015.
Precisamente el día de hoy, a través de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de la que somosparte, de manera consensuada con la Defensora Berta Cáceres pretendíamos publicar unPronunciamiento en el marco de las denuncias contra COPINH por “actos vandálicos” hecha por laHidroeléctrica Agua Zarca en el que se señalaba específicamente a Berta Cáceres como responsable.
En este mismo documento se exige al Gobierno de Honduras que ponga fin a la impunidad con la queoperan los sujetos paramilitares armados a sueldo de la Empresa DESA-Agua Zarca, a quienes hoy,luego de la terrible noticia de su asesinato, les responsabilizamos junto al Estado que impunementepermite las acciones de estos cuerpos ilegales.
El asesinato de la compañera Berta Cáceres en su casa de habitación, mientras descansaba, coloca ennivel de mucho mayor riesgo a Defensoras y Defensores, a la población indígena que resiste en lascomunidades, y miembras y miembros de las organizaciones del movimiento social y popular quehemos hecho nuestra esta legítima lucha.Hoy más que nunca, Berta Cáceres está presente en nuestras luchas para que nunca más los intereses delas transnacionales del despojo nieguen los derechos de los pueblos indígenas en la lucha por la defensade sus territorios.
Con la fuerza de Iselaca, Mota, Etempica y la fuerza de Berta continuamos y la lucha sigue.03 de marzo de 2016
El tiempo les hará responsables
Beta Cáceres
Hoy asesinaron a Berta Cáceres, hoy se sigue constatando que los derechos humanos en nuestro país hermano son letra muerta para su gobierno, la negligencia en la protección de nuestra hermana Berta es un acto en contra de toda la comunidad de derechos humanos; así como la negligencia en la protección de cientos de defensores/as que también han sido asesinados/as, secuestrados/as, torturados/as y criminalizados/as en los últimos años.
Nos gustaría creer que será cuestión de tiempo el que se investigue y juzgue, no sólo a quiénes la acribillaron, sino a quienes planearon y pagaron el asesinato de nuestra querida compañera Berta Cáceres. Lamentablemente, tantos años y tantos casos de impunidad nos demuestran lo contrario.
El peor error de los autores intelectuales es creer que somos ignorantes, que creamos que personas tan amorosas y luchadoras como Berta son personas que van en contra del desarrollo o que son criminales…pues acá les decimos a los autores intelectuales: jamás podrán convencernos de ello, ustedes serán declarados en su debido momento como enemigos del desarrollo y de la paz, ustedes son los que han sembrando el terror en los hogares de Honduras. Estamos aquí para decirles que ¡sus actos de terror nunca nos podrán acallar, y nunca podrán matarnos a todos/as!
Este crimen nos lleva a reflexionar sobre los pobres mecanismos de protección implementados por el gobierno de Honduras como respuesta a las medidas cautelares emitidas por la CIDH.
Repudiamos el menor intento de hacernos creer que la responsabilidad de la muerte de Berta recae sobre ella y reafirmamos nuestro criterio de que la protección a defensores y defensoras de derechos humanos en Centroamérica debe ser asumida por grupos de protección y seguridad independientes de los aparatos militares y policiales del país, pero avalados por el mismo sistema interamericano y de las Naciones Unidas, ya que: ¿Cómo nos pueden proteger los mismos aparatos estatales (policías y militares) que reprimen, vigilan y controlan a las comunidades, organizaciones y defensoras/es de derechos humanos?
A todo el movimiento social y de derechos humanos de Honduras, les extendemos nuestra mano solidaria en este momento y en los años que siguen.

Equipo Fundación Acceso

POSICIONAMIENTO DEL CENTRO DE ESTUDIOS DE LA MUJER – HONDURAS

La Colectiva del CEM-H abrazó con dignidad y esperanza la lucha resistente de la compañera Berta Cáceres Flores, por la defensa de la vida de los pueblos indígenas, oponiéndose a la privatización de los ríos, del bosque y de los territorios de los pueblos indígenas y por la defensa de los derechos humanos en su plenitud.
Nosotras nos sentimos profundamente afectadas e indignadas por este cruel asesinato de una mujer indígena que acobijaba en su alma y en el cuerpo la lucha por la justicia, la soberanía y el derecho a la vida de los pueblos indígenas.
Su resistencia histórica significó una amenaza para los grupos oligárquicos de país que defienden el estatus quo, en alianza con las empresas transnacionales que buscan apropiarse del agua, de los bosques y los territorios para explotar las riquezas naturales y acumular capital transnacional en detrimento de despojar a las pueblos originarios de sus bienes y recursos naturales que es el sustento de sus vidas y de la humanidad.
Nos solidarizamos y sentimos profundamente el dolor de su madre Austra Berta Flores, de sus hijas Laura, Marcela y Berta, su hijo Salvador, de su nieto Camilo y sus compañeras y compañeros de lucha resistente ante las amenazas, persecución y judicialización permanente vividos por Berta Cáceres, tanto por los entes justicia, la policía y los paramilitares convertidos en sicarios defensores de terratenientes y empresas transnacionales, tal es el caso de la empresa DESA-Agua Zarca quien se ha apropiado del Río Blanco, quienes operan con impunidad avalados por el Estado de Honduras.
Como Colectiva hemos estado físicamente presentes acompañando con nuestro accionar junto a otras organizaciones defensoras de derechos humanos, ante los Juzgados de La Esperanza, Intibucá, para demandar el acceso a la justicia de la compañera Berta Cáceres, ante los delitos que fue acusada por los usurpadores de los territorios de los pueblos indígenas, empresa DESA-Agua Zarca.
Hoy que criminales que operan con total impunidad para perseguir y asesinar a luchadoras de la vida, concretizándose en el vil asesinato de la compañera Berta Cáceres, demandamos y exigimos al gobierno y a los cuerpos de seguridad del Estado, la investigación de este asesinato de manera pronta y exhaustiva, pues no nos callarán y nuestras voces y luchas será permanente hasta saber quiénes fueron los verdaderos autores intelectuales y materiales de este asesinato.

Berta Cáceres vive y su lucha por la defensa de la vida sigue.
Tegucigalpa, 03 de marzo de 2016

PRONUNCIAMIENTO CONROA

La Coalición Nacional de Redes y Organizaciones Ambientales de Honduras (CONROA) se pronuncia ante el asesinato de la compañera dirigente Indígena y defensora de Derechos Humanos Bertha Cáceres.
Bertha Cáceres como dirigente del COPINH formó parte de nuestra articulación social y participó conjuntamente con más de una treintena de redes y organizaciones sociales en la defensa del territorio nacional en contra de las concesiones hidroeléctricas y mineras que los distintos gobiernos han realizado a favor de corporaciones internacionales y de grupos económicos, políticos y militares de este país.
Nuestra organización coordinadora, el Centro Hondureño de Promoción para el Desarrollo Comunitario (CEHPRODEC) coordinó con el COPINH, bajo la dirigencia de Bertha Cáceres, múltiples actividades de resistencia y rechazo de las compañías hidroeléctricas que se han ido apropiando de los ríos y demás bienes naturales de los departamentos de Intibucá y La Paz.
El cobarde asesinato de Bertha Cáceres, ocurrido en la madrugada de este 3 de marzo, en primer lugar puede considerarse una escalada represiva de la élite empresarial de este país, en franca colusión con el presidente Juan Orlando Hernández y sus distintos cuerpos represivos, orientado a llevar adelante su recién lanzado programa económico 20/20 que pretende impulsar la generación eléctrica mediante la operación de las concesiones hidroeléctricas.
Sin lugar a dudas el asesinato de Bertha Cáceres parece querer amedrentar a todas las organizaciones defensoras de los ríos, los bienes Naturales, la tierra y los territorios. Nos envía el mensaje de desmovilización para dar lugar a los negocios que Juan Orlando Hernández, Gladys Aurora López y demás miembros del Partido Nacional hacen con la geografía hondureña.
Ante estos hechos, anunciamos:
1. Que la CONROA se mantiene en alerta permanente hasta que se esclarezcan los hechos, se encuentre a los autores materiales e intelectuales del asesinato de Bertha Cáceres y se aplique los castigos que corresponde.
2. La CONROA condena al gobierno de Juan Orlando Hernández, sus policías, las fuerzas armadas, al partido nacional, a la élite empresarial de este país y a las transnacionales de las hidroeléctricas como culpables del asesinato de Bertha Cáceres, hasta en tanto no se esclarezca de otra forma los hechos y las causas de esta barbarie.
3. Una próxima movilización social en Tegucigalpa y el resto de las ciudades importantes en este país en respuesta a esta escalada de exterminio que parece haber reiniciado el régimen de Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa 3 de marzo de 2016
Coalición Nacional de Redes y Organizaciones Ambientales
CONROA

Demandamos Justicia de una vez por todas
¡Condenamos el asesinato de la líder indígena hondureña, Berta Cáceres!

Berta Cáceres fue vilmente asesinada en su casa de habitación, a la una de la madrugada de este día, hora local, en el interior de su vivienda ubicada en los alrededores de La Esperanza, departamento del Intibucá del sur-occidente del país. Berta Cáceres, como líder indígena del COPINH (Comité de Organizaciones, trascendió de la tribu, del caserío, del barrio a nivel nacional e internacional.
Este jueves 3 de marzo, Berta es asesinada por sujetos desconocidos, una invocación de los vergonzosos escuadrones de la muerte. Ello sucede en la víspera de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, de las luchas interminables por la liberación y emancipación de la mujeres indígenas del mundo. Es de sobra sabido que Berta estaba luchando por la protección de los ríos en nuestro país y por el derecho a la tierra y la vida para las comunidades Indígena y Afro-Indígena en el país y la región. Muy bien documentado esta la lucha del COPINH contra el proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca, de la compañía DESA (Desarrollos Energéticos SA) apoyado por familias elites de Honduras, como la familia Atala.[1] La líder indígena trabajó por los movimientos campesinos y luchó por las reivindicaciones de la comunidad lenca en el occidente de Honduras. Fue galardonada en 2015 con el prestigioso Premio Ambiental Goldman para el Sur y Centroamérica por su contribución a la lucha persistente en contra de la construcción de una represa hidroeléctrica que amenazaba con desplazar a cientos de indígenas de Honduras. “Es un honor y un reconocimiento de la enorme sacrificio y compromiso de COPINH y sus contribuciones planetarios”, dijo Cáceres al periódico The Guardian al momento de recibir el galardón.[2] Consideramos que después del golpe de Estado en el 2009, la lucha por la tierra y el agua se agudizó ya que el nuevo gobierno neoliberal se abrió a compañías transnacionales para la inversión.[3] Entendemos que la lucha por los ríos ha sido la lucha por el derecho a la vida, a el agua. Las comunidades mas pobres son las mas afectadas por el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca y demuestra que el gobierno de Juan Orlando Hernández no le interesa la vida de su pueblo.
Sin embargo, la lucha de las comunidades, COPINH y Berta lograron evitar que construcción de la presa no se concretara. Pero aun hay otros proyectos corporativos y anti ambientalistas en Honduras plagadas de violencia. No olvidemos la misma Berta Cáceres, como ganadora del premio Goldman coincidió con la publicación de un informe de Global Witness, que declaró Honduras como el país más peligroso del mundo para los activistas del medio ambiente y de la tierra. Cáceres dijo a The Guardian que esperaba ese premio trajera más atención a las amenazas contra activistas ambientales y sociales en Honduras. Ella es esa ocasión dijo, “El pueblo hondureño, junto con la solidaridad internacional, pueden salir de esta situación injusta, la promoción de la esperanza, rebelión y organizarnos para la protección de la vida”.
Berta fue y será una inspiración para la lucha por la libertad, soberanía e independencia de los pueblos indígenas, con una entrañable conexión y amor por la madre naturaleza, por la madre tierra. Ahora lamentamos, estamos de duelo por su trágica partida, pero a la vez como a ella le hubiese gustado, nos energizamos con su incuestionable e inquebrantable legado en esta larga lucha de independentista, que ella nació, creció, retomó, impulsó y murió, para renacer con nosotras y nosotros en este camino de lograr la verdadera soberanía aunque nos tome otros 500 años más.
Berta siempre fue una mujer integra, digna, indomable con ese feminismo auténtico desde sus raíces indígenas, que luchó por los derechos de todas y todas los hondureños. Su lucha es la de todas las mujeres, feminista e inmigrantes.
Por lo tanto las hondureñas y hondureños dignos de Los Angeles y del Comité Solidario Graciela García:
· Repudiamos el asesinato de esta gran líder y al gobierno Hondureño por no proteger su vida ni la vida de las comunidades indígenas del país.
· Repudiamos al gobierno de Honduras por proteger a corporaciones transnacionales que están destruyendo los recursos naturales y desalojando a comunidades originarias de sus tierras y propiedades publicas.
· Exigimos al gobierno de Honduras una investigación rápida, eficiente, limpia y transparente para encontrar a los culpables intelectuales y de hecho, asimismo su debido enjuiciamiento por el asesinato de Berta Cáceres.
· Exigimos que el gobierno de Honduras ponga un alto a los mega proyectos ambientales y abuso de los ríos y recursos naturales. Exigimos que el gobierno y la entidades internacionales pongan un alto definitivo al La violencia en Honduras.

¡La lucha indígena resiste por nuestra tierra y nuestra agua!
¡Berta Cáceres Presente!

Compañeras,compañeros:

Somos CODIMCA, mujeres campesinas,que luchamos por tener un pedazo de tierra para producir nuestros alimentos , igual que Berthita amamos la madre tierra y estamos en contra del concesionamiento de nuestros recursos, admiramos su valentía, su lucha .
Por eso desde lo más hondo de nuestro ser, indignadas, con mucha rabia e impotencia, Condenamos el vil asesinato de la querida Berthita Caceres, Dirigenta del COPINH. Desde sus inicios acompañamos la lucha del COPINH y sus peregrinaciones, conocimos a Berthita y la vimos crecer como persona y como dirigenta y hoy nos sorprende su asesinato, es un golpe duro para el pueblo lenca, para los defensores de derechos humanos, para todos los que soñamos con un mundo mejor con equidad y Honduras en general, no hay palabras para expresar nuestra indignación!
Siempre recordaremos a esa valiosa compañera, porque “sangre de mártires es semilla de libertad”.

Coordinación Nacional de CODIMCA
Secretaría de Derechos Humanos
COMUNICADO

La Secretaría de Derechos Humanos del Partido Libertad y Refundación, LIBRE, ante el brutal asesinato de nuestra entrañable compañera Berta Cáceres comunica lo siguiente:
1. La compañera Berta Cáceres fue una destacada e incansable luchadora por los derechos humanos del pueblo hondureño, especialmente del pueblo Lenca en su lucha fundamental por la defensa del territorio indígena y ancestral. Junto a los pobladores más humildes de su tierra encabezó la lucha contra la voracidad de las empresas nacionales y transnacionales en contra de los derechos de su pueblo.
2. Berta Cáceres fue fundadora en 1993 y era coordinadora al momento de su vil asesinato, del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organización emblemática que durante toda su existencia ha luchado contra los abusos del poder y la defensa de los derechos y el territorio del Pueblo Indígena Lenca y de las hondureñas y hondureños más humildes.
3. La compañera Berta Cáceres fue brutalmente asesinada. Su muerte es sin duda un asesinato político motivado por los enormes intereses económicos que mueven la entrega del territorio nacional a empresas nacionales y extranjeras por parte del gobierno sucesor del golpe de estado militar de 2009.
4. Condenamos y denunciamos enérgicamente este brutal asesinato contra una de las mas claras y comprometidas dirigentes del movimiento indígena y popular hondureño.
5. Al mismo tiempo exigimos a las autoridades del Ministerio Público y a la nueva Corte Suprema de Justicia una inmediata investigación, que permita dar con los asesinos materiales e intelectuales de la compañera Berta Cáceres para que se les aplique todo el peso de la ley, sentando un precedente contra la impunidad en el país.
6. Exigimos al Estado cumpla con las medidas cautelares brindadas por los organismos internacionales de Derechos Humanos y que se termine con la política de criminalización y persecución contra las y los dirigentes populares y defensores/as de Derechos Humanos en el país.
7. Nos solidarizamos profundamente con la familia de la compañera Berta Cáceres, especialmente con su madre, hijas e hijo, familiares y compañeras y compañeros de lucha del COPINH en este momento de dolor y tristeza.
8. Llamamos al movimiento popular, a los organismos de base y estructuras del Partido Libre, al Frente Nacional de Resistencia Popular a profundizar la organización y el compromiso con la lucha por la verdadera liberación del país. Sólo organizados podremos derrotar a los asesinos y criminales que hoy por hoy tienen secuestrado a nuestro país.
Honor a la lucha de Berta Cáceres ¡Investigación y castigo a los asesinos de Berta Cáceres!
¡No a la criminalización de las y los defensores de DDHH! ¡Alto a la impunidad! BERTA CÁCERES VIVE, LA LUCHA SIGUE Tegucigalpa, 3 de Marzo de 2016.

Compañeros y Compañeras
Adjunto el comunicado de la Secretaria denunciando otro brutal asesinato en nuestro país.
Agradeceré que apoyen en su divulgación.
Saludos fraternales.
Dagoberto Suazo Zelaya
Secretaria Derechos Humanos LIBRE

Honduras Tierra Libre

Presidente Hernández: Muerte de Berta Cáceres es un golpe al pueblo hondureño

El Presidente Juan Orlando Hernández, aseguró que el asesinato de la dirigente indígena Berta Cáceres, perpetrado en La Esperanza, en el departamento de Intibucá, “es un crimen en contra de Honduras, es un golpe al pueblo hondureño” y sentenció que “no quedará impune”.

En comparecencia de prensa en Casa de Gobierno, el mandatario consideró que, “el Estado de Honduras ha sido atacado de manera directa con la muerte de Berta Cáceres”.

El mandatario definió a Cáceres como “una dirigente lenca, dirigente de derechos humanos que se ha destacado también en la lucha por la protección del medio ambiente”, y resaltó que “ella fue una mujer muy valiosa para Honduras”.

“Este crimen, para nosotros, es un crimen contra Honduras, es un golpe al pueblo hondureño”, aseveró el gobernante.

Hernández agradeció “la solidaridad nacional e internacional en estos momentos que hemos sido afectados por tan horrendo hecho”.

Agregó que, “el dolor de la familia de Berta, así como el dolor del pueblo lenca, de sus amigos, de quienes le conocimos, es el dolor del pueblo hondureño”.

El mandatario apuntó que el gobierno ha acompañado a la familia de Berta Cáceres, en acciones como el traslado de su cadáver hacia Tegucigalpa en un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña.

Investigación profunda

El titular del Ejecutivo informó que, “desde el momento que se conocieron los hechos, hemos activado todas las fuerzas de seguridad del Estado”.

Al respecto, detalló que “tanto equipos de la Policía Nacional, equipos de la Dirección de Inteligencia e Investigación, del Ministerio Público, de la Agencia Técnica de Investigación Criminal, de la Dirección de la Policía de Investigaciones están dedicados completamente en la zona y desde otros lugares a encontrar los responsables y ponerlos a la orden de la justicia”.

Indicó que, “las unidades especiales están en el lugar de los hechos y también se han activado operativos en las zonas periféricas”.

Hernández apuntó que, “las investigaciones están en curso y se fortalecerán en la dimensión que sea necesaria”.

“He girado instrucciones a la Secretaría de Seguridad, a través del ministro Julián Pacheco, para que se active desde temprano la Unidad de Delitos Violentos y se trabaje en coordinación con el apoyo de Estados Unidos y probablemente de otros países que deseen colaborar para encontrar a los culpables y, repito, ponerlos a la orden de la justicia”, insistió.

Adelantó el titular del Ejecutivo que, “en las últimas horas se ha recabado información muy valiosa que está siendo procesada, que está siendo analizada”, pero aclaró que “evidentemente los detalles son importantes para el proceso y no puedo mencionarlos”.

Ayuda ciudadana

El Presidente Hernández también hizo “un llamado a toda la ciudadanía para que nos brinde toda la información de que disponga”, sobre el asesinato de Berta Cáceres.

Exhortó a los hondureños “a mantenernos unidos para enfrentar juntos la criminalidad en general; y cualquier información que pueda ser brindada a través del 911, será procesada debidamente y espero que sea determinante”.

“En el caso puntual de Berta, exhortar al que pueda conocer detalles, desde lo más mínimo, hasta algo que consideren importante, tomen su teléfono y marquen el 911 que está el aparato pendiente, el equipo humano de igual manera para procesar esta información”, apuntó el gobernante.

Compromiso con la verdad

“Que no se quede este hecho impune”, abogó el mandatario, y aseguró que “nuestro compromiso es llegar a la verdad de los hechos y poder poner a la orden de la justicia, no importa de quién se trata; siempre, caiga quien caiga”.

“Nadie está por encima de la ley, y el mensaje del Estado de Honduras debe de ser un mensaje contundente, que esto no va a quedar impune y que tenemos que llevar a quienes son responsables de estos hechos a la justicia y deducir las responsabilidades del caso”, advirtió.

El Presidente Hernández dijo que, “el dolor de la familia de Berta es el dolor de todos nosotros los hondureños”.

“Y particularmente quiero recordar, y para que siempre esté en la memoria de las generaciones de los hondureños, su valioso aporte en la lucha de protección y promoción de los derechos humanos, su lucha por el ambiente, su identidad con una etnia como es nuestra etnia lenca del pueblo hondureño”, finalizó.

La Tribuna

Honduras: partido Libre suspende diálogo con JOH por ejecución de Cáceres

El partido Libertad y Refundación (Libre) suspendió el diálogo que sostenía con el presidente Juan Hernández, mientras no se dé con los autores materiales e intelectuales del asesinato de la dirigente Berta Cáceres, ocurrido hoy en la zona occidental de Honduras.

El coordinador general de Libre, Manuel Zelaya, emitió un comunicado, en el que confirma la suspensión del diálogo que se inició esta semana, cuando fueron llamados por Hernández para realizar consensos en temas nacionales.

Libre, dice la carta, exige que resuelva a la brevedad la ejecución de Cáceres, quien se desempeñaba como coordinadora del Comité de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y, en la actualidad, había denunciado amenazas de muerte.

La empresa DESA, el gobierno, el ejército y la policía, responsables de la muerte de mi madre: Berta Isabel Zúñiga Cáceres

Berta Isabel Zúñiga Cáceres, la segunda de cuatro hijos de la luchadora indígena Berta Cáceres, asesinada este 3 de marzo en su domicilio de La Esperanza, Intibucá, Honduras, responsabiliza del homicidio de su madre “a la empresa DESA, constructora de la represa hidroeléctrica Agua Zarca, en la comunidad de Río Blanco, que en reiteradas oportunidades la amenazaron indirecta o directamente, y que habían pagado a sicarios en varias oportunidades para asesinarla”. También “al gobierno de Honduras, ya que en el año 2010 dieron una cantidad exuberante de concesiones hidroeléctricas y para la explotación minera que afectan todas las comunidades”.

En entrevista con Desinformémonos, la joven estudiante de 25 años no duda: “el asesinato de mi madre es uno más de los asesinatos que se cometen por la lucha contra esa represa hidroeléctrica Agua Zarca, y más allá de eso, es responsable este sistema capitalista patriarcal racista y de muerte, que fomenta por todo nuestro continente la explotación minera e hidroeléctrica y la exclusión y violación de los derechos de las comunidades indígenas de toda nuestra región”.

La madrugada de este 3 de marzo, dos personas desconocidas ingresaron a la casa de Berta Cáceres Flores, localizada en la comunidad de La Esperanza, y la asesinaron a tiros, hiriendo también al activista ambientalista de origen mexicano Gustavo Castro, quien se encontraba haciendo trabajo comunitario en la región, y para quien en este momento se exige protección.

“Hasta este momento sabemos que fueron dos personas desconocidas y que hay una persona que es un testigo. Ella recibió cuatro balazos y fue llevada en la mañana a la morgue de Tegucigalpa para hacerle una autopsia, para sacar la información respectiva a cómo fue su asesinato y tratar de encontrar a los responsables del mismo”, señala su hija.

“Nosotros sabemos que en Honduras es muy fácil pagar a personas para que cometan asesinatos, pero quienes están detrás de esto son otras personas poderosas, con dinero y un aparato que les permite cometer estos crímenes”, advierte.

En la lista de los responsables que imputa la hija de la luchadora social, está “la policía y el ejército de Honduras que han sido cómplice en su asesinato, defendiendo la propiedad privada, los intereses de esta empresa”. Y, de manera categórica, culpabiliza “a los que financian estos proyectos de muerte, como el Banco Holandés, el Banco Finlandés y el Banco Centroamericano de Integración Económica”.

A unas horas de la noticia, Berta hija define a su progenitora como “una luchadora firme que creía en un mundo distinto, de justicia y armonía con los seres humanos, con la naturaleza, con toda la vida”. Con esta perspectiva estaba a la cabeza de Consejo Civil de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organización de la que fue una de las fundadoras.

El COPINH “nació con la intención de promover la defensa de los pueblos indígenas, teniendo en cuenta de que éstos son violados por la existencia de un sistema de exclusión que vulnera los derechos de los pueblos indígenas, de los campesinos, de las mujeres y de todo el pueblo hondureño y del mundo”, relata Berta.

Como coordinadora general, explica, “trataba de coordinar todo lo que la organización hacía, sobretodo en el tema de la defensa territorial de las comunidades indígenas, el derecho a la protección de la tierra, los bosques, el agua. Promovía la articulación de los movimientos sociales, ya que se entiende que la lucha de los pueblos indígenas no está apartada de la lucha del resto del movimiento social en nuestro país”.

Berta Cáceres, sin más, “creía firmemente en el rescate de la cultura lenca, de la espiritualidad y de la autonomía”.

La familia completa está trastornada con la noticia. “Tengo dos hermanas, un hermano, mi abuelita (mamá de mi mami). Tenemos un sinfín de tíos, tías, primos y otras personas que han estado muy cerca de ella y que de alguna manera se han convertido en su familia”.

Las movilizaciones exigiendo justicia frente a las embajadas de Honduras en Guatemala, El Salvador y Nicaragua se dieron en las primeras horas del día. Y se esperan para este vienes concentraciones en Argentina y México. “Lo que nosotros esperamos”, dice Berta, “es sobretodo hacer una acción de denuncia coordinada hacia la represión del gobierno de Honduras, para que éste responda. Nuestro objetivo principal por el momento es parar ese proyecto hidroeléctrico de muerte, ya no queremos más muerte, ya ha sido suficiente. Queremos que el movimiento social y todas las personas que se solidaricen con ella salgan a la calle a protestar, que hagan acciones diversas, como siempre lo ha sabido hacer el movimiento social para honrar su vida”.

Desinformemonos

Berta Cáceres Flores, semilla de libertad feminista y nuestroamericana

El asesinato de Berta Cáceres Flores dejó en evidencia cómo el sistema capitalista –racista y patriarcal- defiende sus negocios en Nuestra América, con el ejercicio de la violencia orquestada desde los gobiernos, las empresas y los machos. “Una tiene que ser rebelde”, sostuvo Laura Zúñiga, una de sus hijas que se encontraba en Buenos Aires, “el gobierno y las empresas extractivitas la mataron”.

Hoy sería su cumpleaños, sin embargo la estamos llorando en tarea de multiplicar sus denuncias, compromiso y ejemplo de lucha. “En Honduras vivimos una carnicería humana y eso no es aislado, eso es planificado, y es producto de la enorme injusticia social, política, económica”, nos decía Berta Cáceres Flores en noviembre de 2014 en una entrevista que le realizamos en su última visita a nuestro país, donde percibimos de alguna manera una leve actitud de despedida de nuestra compañera hondureña

Ayer, en horas de la madrugada la lideresa e integrante de la comunidad lenca, la feminista nuestroamericana y defensora de los Derechos Humanos reconocida mundialmente, la mujer poderosa que sostenía que el pueblo hondureño se debe enfrentar con dignidad al poder -capitalista, racista y patriarcal- de las trasnacionales que amenaza desde hace décadas los recursos naturales del país, fue asesinada en su casa de La Esperanza, en Intibucá.

En el ataque fue herido además Gustavo Castro Soto, integrante de la Organización Otros Mundos Chiapas, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) y del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero (M4), testigo fundamental para el esclarecimiento del asesinato de Berta Cáceres y por quien se reclama la protección adecuada, además de para todas y todos los integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas.

El gobierno de Honduras, responsable

De voz potente, mirada tierna y negros rizos, Berta fue lideresa de la comunidad lenca, la identidad indígena mayoritaria en Honduras. Fundó en 2003 el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPHIN) y fue reconocida como luchadora al impedir que la mayor constructora a escala mundial, Sinohydro, realizara la represa en el río Gualcarque a pesar de que esta contaba con el apoyo financiero de una institución del Banco Mundial.

De enorme rebeldía, recibió amenazas hasta su asesinato. Se opuso a la instalación de bases militares estadounidenses en territorio hondureño y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había establecido medidas cautelares para su protección. Al comienzo de la semana había denunciado que cuatro de sus compañeros habían sido asesinados y otros más recibieron amenazas en un contexto que denominaba es “el proyecto de terror, el camino del imperialismo” y “de dominación de este continente”.

Por todo esto, la movilización popular que no tardó en salir a las calles de Tegucigalpa al recibir la atroz noticia, habla de que en Honduras no se respeta la vida y que el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, por acción –a partir de la militarización del territorio y el aval para la existencia de escuadrones de la muerte- u omisión –en la falta de medidas de protección ante las amenazas hacia Berta-, es responsable del asesinato político de Cáceres.

De las solidaridades y la resistencia

“El narcotráfico se mezcla con los poderes económicos y políticos y ahí la impunidad es absoluta”, solía decir Berta Cáceres Flores. En Honduras una mujer es asesinada cada 13 horas y 200 activistas lgtbiq fueron asesinados en los últimos 10 años. Honduras registra el mayor número de asesinatos de ambientalistas por habitante y el cuarto puesto a nivel mundial (Brasil es el primero), con 12 asesinados en 2014. Este contexto “afecta muchísimo a las mujeres, porque al reforzarse toda la militarización significa mayor agresión para las mujeres en todos los niveles”, decía.

El partido Libertad y Refundación en Tegucigalpa será la sede de su velatorio. Mientras, en diferentes ciudades de Nuestra América el ejemplo de Berta ya empieza a ser multiplicado. En el día de ayer integrantes de movimientos sociales de Argentina se encontraron en la Plaza de Mayo y junto a las Madres en su histórica ronda de los jueves se solidarizaron con la referente hondureña.

Allí Daniela Galindo, activista independiente hondureña radicada en Argentina, se acercó al micrófono abierto y expresó que, “más allá de lo que digan los medios de comunicación en Honduras y su presidente en las últimas horas, sabemos que el responsable es él, sabemos que está matando a Berta Cáceres. Eso demuestra, que no les importa lo que nosotras hagamos, no le importó que ganara el premio Goldman, su lucha y reconocimiento”.

Por eso, intentando dejar pasar la voz entre el llanto y la bronca la activista reforzó, “están matando a Berta Cáceres, su cuerpo en realidad, porque su espíritu, lo que ella siempre nos dijo ´vamos a ponerle el cuerpo compañera porque aquí vamos a hacer bronca y le vamos a dar con fuerza´ porque nosotras no nos vamos a callar ni hoy ni nunca, y el presidente se va a joder”. Y recordando intercambios con sus compañeras que se encuentran en Honduras finalizó, “hoy decimos que aquí nacieron muchas ´bertitas´ y nos duele un montón porque Berta fue quien nos animó, vamos a seguir adelante y vamos a demostrarle a ese que se hace llamar presidente -cuando seguimos en dictadura- que no nos va a detener, vamos a defender nuestros ríos y territorios aunque ellos nos quieran hacer creer que con esto nos van a detener, nosotras nos vamos a levantar y vamos a demostrar que el territorio lo defendemos con el cuerpo sin miedo”.

A su vez, movimientos y organizaciones sociales de Argentina se solidarizaron realizando una colecta cubrir el costo del pasaje de la hija y el hijo de Berta que, desde hace unos años se encuentran viviendo en Argentina. Antes de partir, Laura Zúniga, hija de Berta e integrante del Frente Juvenil Hagamos Lo Imposible (HLI), convocó junto a sus compañeros y compañeras de organización, como así también de organizaciones amigas, a un encuentro para recordar a su madre como a ella le hubiera gustado, “desde el encuentro y la organización”, reafirmó la joven militante en un intercambio íntimo y fraterno.

Allí, contando anécdotas y gestos de la lideresa, Laura transmitió para las y los presentes, que “una tiene que ser rebelde siempre me dijo mi mamá, por eso hoy nos rebelamos contra el gobierno y las empresas extractivitas que la mataron”. “Nos enfrentamos” reforzó “y si bien es un dolor y un sufrimiento muy grande, nos levantamos y damos la lucha” y en ese marco recordó a las y los jóvenes allí presentes “que esto sea un compromiso, pase lo que pase, esa represa no se va a permitir, porque esa fue su lucha por el territorio y no se las vamos a dejar”.

Hoy, a las 12 en la embajada de Honduras en Buenos Aires, Av. Santa Fe 936, se realizará una manifestación para exigir “Justicia por Berta Cáceres”, quien no dejará de decirnos que “desde el encuentro y el intercambio vamos avanzando, generando algo que quizás en otro contexto de otros países no sea necesario pero en el nuestro sí, que es alimentarnos de esperanza (…), tratar de refrescar nuestra lucha y la convicción de lo que hacemos para tratar de re impulsar otra vez una mirada retomando el proyecto de vida”.

Marcha