La oposición exigirá en las calles la renuncia de Nicolás Maduro

Finalmente la oposición venezolana se decidió y presentó al país la hoja de ruta para el cambio de gobierno en 2016, un documento que en lugar de decantarse por algún mecanismo constitucional en particular para sustituir a Nicolás Maduro, los incluye todos (enmienda, revocatorio, renuncia y constituyente), sin dejar muy en claro los lapsos de ejecución de cada uno, más allá de la promesa de que serán aplicados este año.

Lo difuso de los tiempos fue justificado por Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, al afirmar que se puede mostrar la estrategia mas no la táctica. Afirmó que ante las constantes violaciones del Tribunal Supremo de Justicia que irrespetan la voluntad popular representada en la Asamblea Nacional, los partidos opositores tuvieron que recurrir a la Constitución para impulsar el cambio de gobierno.

El primer paso concreto se dará el sábado con movilizaciones pacíficas en todo el país para exigir la renuncia de Maduro y explicar la hoja de ruta, que comprende la presentación de un proyecto de enmienda constitucional ante el Parlamento.

“Haremos manifestaciones en toda Venezuela; en Caracas nos concentraremos en la avenida Francisco de Miranda”, informó.

La enmienda pretende recortar el mandato presidencial a cuatro años y eliminar la relección indefinida. Sin embargo, antes de llegar al Hemiciclo se someterá a consulta pública, por lo que no se sabe cuándo se discutirá.

Anticipándose a dificultades judiciales, la enmienda contendrá una disposición transitoria para aclarar que también modificará el periodo de Maduro.

El presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, confirmó que están trabajando en la presentación jurídica de esa propuesta (su favorita) y descartó que el TSJ tenga argumentos en su contra.

“Existe el principio ex tunc (desde siempre), que quiere decir que la reforma es para adelante y para atrás. Cuando se hizo la primera enmienda a la Constitución de 1961, al presidente Luis Herrera Campins se le recortaron tres meses. Esto es bueno para que los tarúpidos del gobierno entiendan que los efectos de una reforma constitucional tienen consecuencias para adelante y para atrás. En el TSJ deberían empezar por el kínder jurídico”, ironizó.

Torrealba complementó: “La voz del pueblo es la voz de Dios, y si esa voz dice que aplica la enmienda para este gobierno, así se aplicará”.

Revocatorio. Simultáneamente la MUD mantendrá el impulso al referéndum revocatorio que propuso el gobernador de Miranda, Henrique Capriles. Este proceso, para que sea más expedito, requerirá de la aprobación de una ley de referendos que, informó Julio Borges, jefe de bancada de la alianza, está lista y se expondrá al Parlamento en los próximos días.

“El primer paso es solicitar el referéndum en el CNE y con eso se inicia la recolección de las firmas, eso se hará en las próximas horas. Las giras de Capriles han sido para activar al país, que ha respondido muy bien y quiere participar”, aseveró.

Torrealba explicó que la ley de referendos se anticipará a la posibilidad de que el CNE retrase el revocatorio a discreción (como ocurrió en 2003), por lo cual la AN llenará el vacío legal sobre su convocatoria.

En el documento la MUD invoca los artículos 333 y 350 de la Constitución para justificar su hoja de ruta, pues mencionan que los ciudadanos deben colaborar en el restablecimiento de la vigencia de la carta magna si es vulnerada, el primero, y que el pueblo tiene derecho de desconocer a cualquier régimen que irrespete los principios democráticos o los derechos humanos, el segundo.

“De la movilización y presión formará parte la conquista de todas las gobernaciones. Ante el agravamiento de la crisis, la Unidad reitera el compromiso de alcanzar una solución política, electoral, constitucional y pacífica, así como la disposición de integrar un gobierno de unidad nacional en el que todos los sectores del país se sientan representados”, agregó Torrealba.

Sin embargo, aclaró que la protesta para exigir la renuncia de Maduro, aunque intensa, tiene que ser pacífica: “No queremos ver una capucha, no queremos una piedra, no queremos una botella lanzada. Además de las manifestaciones haremos caminatas, foros, asambleas, y el eje fundamental serán los casa por casa, el contacto directo con el pueblo”, señaló. Para esto la MUD constituirá los comandos de campaña de la Venezuela unida por el cambio en cada estado.

El dirigente, que estuvo acompañado por una nutrida representación de diputados de la alianza, afirmó que si los mecanismos se encuentran con trabas del TSJ, se empleará entonces la Asamblea Nacional Constituyente para reformar todo el Estado.

“Estamos ante una autocracia arbitraria. El éxito de los mecanismos para resolver la crisis solo podrá lograrse con condiciones fundamentales: cambios en las instituciones, apoyo internacional y voluntad del pueblo”, indicó.

El Nacional

Documento completo

Unidad Democrática dio a conocer Hoja de Ruta 2016

CON EL PUEBLO, CON LA CONSTITUCIÓN… ¡VAMOS CON TODO! De la exitosa Hoja de Ruta Democrática 2015 a la victoriosa Hoja de Ruta Democrática 2016…

¡Del triunfo en las elecciones parlamentarias a la conquista del Poder para el pueblo!

ESTO YA NO SE AGUANTA: No hace falta mencionar lo mal que estamos. Todos los venezolanos somos víctimas de la peor crisis que ha sufrido nuestro país. Nada funciona, todo está mal y nuestros derechos están siendo constantemente pisoteados, mientras persiste el saqueo del dinero y los recursos de los venezolanos.

POR ESO VENEZUELA INICIÓ EL CAMINO DEL CAMBIO: El pueblo de Venezuela, demócrata convencido, asumió la vía electoral e institucional para solucionar nuestros problemas y le otorgó a la Unidad un claro mandato. Con una victoria sin precedentes, la ciudadanía construyó una mayoría de dos tercios de la Asamblea Nacional para que iniciar el tan necesitado cambio.

EN VEZ DE OBEDECER AL PUEBLO, EL GOBIERNO TRANCÓ EL JUEGO: La respuesta de la cúpula corrupta que mantiene secuestradas las instituciones de nuestro país fue ignorar el grito de nuestro pueblo y ponerse de espaldas al cambio y a las soluciones urgentes que se exigen. En lugar de aceptar el mensaje del cambio y trabajar junto a la nueva Asamblea Nacional para solucionar la grave crisis que vivimos, Nicolás Maduro decidió profundizar su modelo de desastre económico desde la Presidencia de la República y “trancar el juego” institucional a través del apéndice judicial del oficialismo, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

CON EL PUEBLO Y CONTRA LOS CORRUPTOS: Ante esta grave realidad, y ante un régimen que utiliza al Tribunal Supremo de Justicia y a otras instituciones como barricada para alcahuetear a los corruptos y a los ineficientes, la Unidad democrática convoca y apela a la máxima instancia de decisión que tiene nuestro país, como lo es la expresión democrática del pueblo. La voz del pueblo es la voz de Dios.

CON LA CONSTITUCIÓN Y CONTRA LA ARBITRARIEDAD: Nuestra Carta Magna cuenta con varios mecanismos que facultan al pueblo a tener la última palabra frente a situaciones como estas. Pero no nos encontramos en una democracia funcional sino en una autocracia arbitraria. Por eso, en la actual realidad de Venezuela, la activación y éxito de tales mecanismos constitucionales para resolver la crisis sólo podrá lograrse si contamos con algunas condiciones fundamentales: cambios claves dentro de la actual institucionalidad que faciliten la expresión del pueblo, la vigilancia y presión de la comunidad internacional y la voluntad indoblegable del pueblo de ejercer toda la legítima presión ciudadana que haga falta para lograrlo.

TODOS CON LA DEMOCRACIA, Y DEMOCRACIA PARA TODOS: De esta manera, en las presentes condiciones del país, con la Constitución secuestrada por el régimen a través de la Sala Constitucional del TSJ, la solución a la crisis pasa no por la simple escogencia de uno u otro mecanismo constitucional, a partir de las particularidades específicas de cada uno. En realidad, se trata de algo más retador y exigente: la solución real a la crisis pasa por la construcción de la situación social y política que haga que esos mecanismos puedan ser aplicables y eficientes. Es por ello que la Unidad Democrática ha tomado la decisión unánime de convocar al pueblo de Venezuela a conformar el movimiento democrático de presión popular más grande que haya existido para activar TODOS los mecanismos de cambio que se encuentran en nuestra Constitución y conformar con urgencia un Gobierno de Unidad Nacional.

En función de ello, convocamos a todo el pueblo de Venezuela a movilizarnos para:

1. Lograr la renuncia de Nicolás Maduro de la Presidencia de la República, exigiéndola con una amplia movilización popular nacional que debe caracterizarse por su carácter pacífico y su contundente determinación democrática.

2. Aprobar una Enmienda Constitucional que sea votada y defendida por el pueblo para reducir el mandato presidencial y lograr elecciones presidenciales este año.

3. Iniciar el proceso para el Referendo Revocatorio y, para garantizar su convocatoria y realización eficiente, aprobar la Ley de Referendos con el objeto de impedir el bloqueo o retardo de este mecanismo constitucional que es un derecho ciudadano.

La Carta Magna está siendo violada por las instituciones que debieran interpretarla, defenderla y salvaguardarla, y ante esta realidad la Unidad Democrática llama al desarrollo de una intensa y pacífica movilización nacional para recuperar la vigencia plena de la Constitución y rescatar la democracia, como forma eficiente de ejercer la conducta ciudadana a la que nos convocan los artículos 333 y 350 de nuestra Carta Magna. Más allá de la especificidad de los mecanismos que la Constitución plantea, la profundidad de la crisis y la naturaleza del actual régimen exige que pongamos énfasis en la movilización de presión y reencuentro popular, de la que formará parte incluso la conquista de todas las gobernaciones, pues también en esos escenarios regionales debe verificarse el cambio.

Ante el agravamiento de la crisis económica y social, que amenaza con destruir lo poco que queda de convivencia ciudadana y de estabilidad institucional, la Unidad Democrática reitera al pueblo de Venezuela y a la comunidad internacional el compromiso de alcanzar una solución política, electoral constitucional y pacífica este mismo año, así como la disposición de conformar un Gobierno de Unidad Nacional en que todos los sectores del país se sientan representados.

Reiteramos finalmente que, de persistir el gobierno en su práctica irresponsable de intentar bloquear los mecanismos constitucionales para una solución pacífica a la crisis, no dudaríamos en activar un proceso constituyente originario, que por su misma naturaleza estaría a salvo del saboteo de los poderes constituidos. EL CAMBIO ES LO QUE VIENE… ¡Y NADA LO DETIENE! Mesa de la Unidad Democrática Caracas, 8 de Marzo de 2016

Unidad Venezuela

Hoja de Ruta de la MUD está amparada en decreto de Obama

Juristas venezolanos consideran que la Hoja de Ruta de la MUD es inviable y que presionar por la renuncia de un presidente se convierte en un acto nulo.

Los gobernadores revolucionarios de Venezuela repudiaron hoy la propuesta de la autoproclamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de presentar una “Hoja de Ruta” para sacar del poder al presidente constitucional, Nicolás Maduro.

El vocero de la estructura, el gobernador del estado Aragua (centro), Tareck El Aissami, dijo que el documento presentado por la MUD “está casado con la extensión del decreto injerencista del presidente de los Estados Unidos (EE.UU), Barack Obama, que declara a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para su seguridad”.

“Ellos (la derecha nacional) que sigan con su agenda al vacío, su agenda desestabilizadora, violenta y golpista. A nosotros nadie nos podrá sacar de nuestro propósito que es la paz nacional y la activación de la economía productiva”, dijo.

Mencionó que la Hoja de Ruta de la oposición es un golpe de Estado amparado en el decreto de Obama. “La MUD es la operadora que va intentar, aunque no podrá, implementar en Venezuela las sanciones de Obama”, fustigó.

Expresó que no es casualidad que días después de la extensión del decreto, la MUD haga de conocimiento público este plan que catalogó como “una ruta violenta”.

“Tanto la propuesta de Amnesia Criminal (Ley de Amnistía), como el decreto de Obama, legitiman la ruta violenta de la derecha (…) pero no vamos a permitir que atenten contra la Patria”, sostuvo el gobernador.

Refirió que la agenda de la Revolución Bolivariana es la activación de la economía productiva y aseguró, en nombre de los gobernadores bolivarianos, que respaldarán todas las las acciones que el Jefe de Estado tome para neutralizar la amenazadora Hoja de Ruta de la MUD.

El documento

La Hoja de Ruta de la MUD es un documento que señala la activación simultánea de tres mecanismos (renuncia, enmienda y revocatorio), para derrocar al presidente Nicolás Maduro, bajo el pretexto de que solo así se puede sacar al país de la crisis coyuntural que actualmente atraviesa.

Abogados constitucionalistas explicaron a teleSUR en qué consiste cada punto propuesto  y la inviabilidad del proceso híbrido que establece, por primera vez, la aplicación de tres caminos para la salida del mandatario venezolano.

1. Lograr la renuncia de Nicolás Maduro por medio de movilización popular “pacífica” y “contundente”.

La inviabilidad de este punto en particular fue explicada por el abogado constitucionalista y fundador del grupo Comité de Defensores de la constitución (Codecom), Enrique Tineo Suquet, quien precisó que el acto de la renuncia es voluntario y personal, por lo que no se puede obligar al Jefe de Estado venezolano a hacerlo bajo ninguna circunstancia.

Destacó que la dimisión de un mandatario se convierte en un problema de principio democrático. “¿Por qué va a renunciar si el pueblo de forma democrática, libre y soberana lo eligió? (…) renunciar implica un problema de índole moral (…) El problema de la renuncia es que se está partiendo de una premisa falsa. El país políticamente, socialmente y económicamente y culturalmente hablando, no requiere en este momento de un cambio de presidente. Con eso no se va a arreglar”, dijo.

Por su parte, la también abogada constitucionalista María Alejandra Díaz, fue enfática en decir que presionar por la renuncia de un presidente se convierte en un acto de nulidad absoluta. Expresó que éste no sería el camino constitucional para un cambio en el país, porque la renuncia es un acto volitivo y la coerción es ilegal.

2. Aprobar una enmienda constitucional para reducir el mandato presidencial y lograr elecciones este año.

Díaz explicó que la enmienda que pretenda reducir el mandato sería una pena gravosa al Presidente Maduro, y que si se llegase a aprobar la reforma, ésta se realizaría en el próximo periodo parlamentario y no para éste.

Además, mencionó que no es posible hacer elecciones este mismo año, sin violentar la constitución, debido a que la única manera de solicitar y organizar una contienda en el año en curso, es por medio de un llamado a revocatorio.

“Es llamar a revocatorio, ganarlo y a los 30 días tener elecciones. Es la única forma y no creo que tengan tiempo este año, porque para eso se requiere de ciertos plazos y de cumplir con una serie de normas. Se requiere de buscar firmas y que estas cumplan con todas las características legales.

También, la persona a revocar tiene tiempo para solicitar la verificación de las firmas. Luego de ello, se llama y organiza el revocatorio si se logra aprobar, y después de 30 días se convoca al electorado a las urnas”, detalló.

Entre tanto, el abogado Tineo Suquet informó que una enmienda es una reforma puntual  que se hace a los textos sin alterar el espíritu, propósito y razón de ser de la Constitución, por lo que no es factible hacerla para salir de un mandatario.

“La voluntad popular dijo que quería al presidente Maduro por un periodo de tiempo (…) La pregunta es, ¿quieren que culmine su mandato o con eso botarlo de una vez?, porque entonces no sería una enmienda, sería un revocatorio y sería convertir la reforma en un argumento falaz para salir del presidente”, denunció.

El constitucionalista agregó que sólo por “necesidad jurídica” es que se realizan cambios a la Constitución. “Por ejemplo, si hacen falta leyes punitivas más severas, hacemos una enmienda a la constitución para que en lugar de 30 años, la pena máxima sea de 45. La enmienda nace de las necesidades y no podemos decir que sacaremos a un presidente con ello, porque atentamos contra el espíritu de la Constitución, que es democrática, de derecho social y justicia”, sostuvo.

3. Iniciar el proceso para el referendo revocatorio y aprobar la Ley de Referendo con el objetivo de impedir el retardo de este mecanismo constitucional.

En este punto, Díaz sostuvo que solicitar un referendo revocatorio es posible, siempre y cuando se respeten las normativas legales para ello, porque el presidente Maduro no ha cumplido aún con la mitad de su mandato.

“Si el motivo de ellos es defraudar a la propia Constitución, eso no procede. Ellos están apostando a la violencia, porque desde el parlamento no se puede destituir a un Gobierno, a menos que sea a través de un golpe de Estado y la Constitución lo impide“,  señaló, tras rechazar que la mayoría opositora del Parlamento no respete el camino constitucional.

La especialista en Derecho denunció que hay un tema de desprecio por el modelo constitucional y que los diputados deben entender que son parte del Estado y que no hay poder absoluto.

El abogado Tineo precisó que aunque el referendo es la opción más viable, esta va a depender de la voluntad del pueblo.

Telesur