Macri compartirá con Obama el homenaje a las víctimas de la última dictadura militar

Luego de varias jornadas de intrigas y debate interno en el Gobierno, finalmente el presidente Mauricio Macri decidió acompañar pasado mañana a su par norteamericano, Barack Obama, al Parque de la Memoria, para conmemorar los 40 años del golpe militar en la Argentina.

Obama llegará esta noche al país y pasado mañana irá temprano al acto en Costanera Norte. La idea es evitar un choque con las protestas previstas para el mediodía contra el jefe de la Casa Blanca. Al acto irán el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, entre otros referentes de organismos de derechos humanos.

“Es muy importante la visita del presidente [Obama] al Parque de la Memoria. Adhiero a que todos los presidentes del mundo que vengan al país deberían pasar por allí y hacer un homenaje a las víctimas, es un reconocimiento importantísimo a los organismos de derechos humanos”, expresó ayer el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, al ratificar la participación de Macri en el acto junto con Obama.

La canciller Susana Malcorra también confirmó la presencia del Presidente junto con Obama en el Parque de la Memoria y negó que se hubiera evaluado hacer un recorrido con Obama por el Museo de la Memoria en la ex ESMA. Al evaluar la presencia de Obama en el acto por los 40 años del golpe militar, Malcorra elogió el gesto de Estados Unidos de abrir nuevos archivos de los militares y la inteligencia norteamericana sobre la dictadura argentina.

“No puedo decir que el presidente norteamericano vaya a realizar una autocrítica sobre el rol que jugó su país en la época de la dictadura argentina, pero valoramos mucho el gesto de anunciar la desclasificación de documentos secretos”, dijo la canciller ante una pregunta de la prensa. A la vez, Malcorra expresó que algunos organismos de derechos humanos valoran la decisión de Obama de abrir los archivos norteamericanos de la época de la dictadura.

La presencia de Macri en el acto con Obama el mismo día de la conmemoración del golpe de Estado de 1976 fue un tema de arduo debate interno en el Gobierno respecto de la conveniencia política de ello en vista de las críticas que hicieron el kirchnerismo y la izquierda. Sin embargo, según pudo saber LA NACION de fuentes confiables de la Casa Rosada, el anuncio de Washington de abrir los archivos fue el detonante para tomar la decisión.

Sobre este punto, Avruj dijo ayer que la apertura de los documentos secretos de Estados Unidos “es un paso adelante para tener mayor transparencia y acceder a los conocimientos”.

Está previsto que Obama y Macri emitan un breve discurso en el Parque de la Memoria en la Costanera Norte y arrojen flores al mar como ya lo hicieron el presidente de Francia, Francois Hollande, y la canciller de la Unión Europea, Federica Mogherini, en su reciente paso por la Argentina. Luego del acto del 24, Obama partirá hacia Bariloche para descansar hasta la noche con su familia en el hotel Llao Llao. No está previsto hasta ahora que Macri se sume allí, aunque en el Gobierno evalúan que el Presidente podría ir a despedir a Obama al aeropuerto de Bariloche.

Ayer, la canciller consideró una muestra de “interés y prioridad” la visita de Obama a la Argentina, aunque descartó la posibilidad de que ambos presidentes vayan a negociar en este viaje un tratado de libre comercio (TLC), ya que esto quedará atado a una decisión del Mercosur en su conjunto.

Malcorra dijo que Obama y Macri firmarán varios acuerdos de cooperación en materia de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Así, destacó el reciente acuerdo sellado entre la unidad antilavado de Washington y la Unidad de Información Financiera (UIF) “como requisito previo a compartir información no sólo sobre narcotráfico, sino para toda la información del crimen organizado y lavado de dinero”.

En la agenda de mañana, Obama mantendrá una reunión con Macri en la Casa Rosada, rendirá tributo al General San Martín en la Catedral, tendrá un encuentro con la sociedad civil en la Usina del Arte y participará en un encuentro en La Rural con empresarios norteamericanos que organiza la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham).

“Estamos buscando múltiples socios económicos, pero al mismo tiempo debemos ser realistas y al ser Estados Unidos la primera potencia tiene un lugar privilegiado en esa consideración”, dijo Malcorra. Así, se prevén eventuales inversiones en energía y en infraestructura.

Vidal se reunió con Carlotto y le ofreció ayuda

LA PLATA.- La gobernadora, María Eugenia Vidal, ofreció a las Abuelas de Plaza de Mayo la colaboración de la provincia de Buenos Aires para la revisión de archivos y documentos oficiales que contribuyan a facilitar la búsqueda de chicos nacidos en cautiverio o secuestrados durante la última dictadura militar.

Vidal y Carlotto se reunieron ayer en la sede de la gobernación bonaerense junto al secretario de Derechos Humanos provincial, Santiago Cantón. Al término de ese encuentro la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, manifestó: ” Me voy gratamente impresionada, tengo mucho optimismo. La gobernadora fue muy clara y concreta: que contemos con su gestión para todos estos temas, rápidamente”, dijo Carlotto.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo añadió: “El diálogo tiene que existir. Nuestro tema es muy doloroso y hubo muy buena disposición de parte de la gobernadora. Falta mucho para encontrar la verdad absoluta”.

La Nación

La agenda de Barack Obama en la Argentina

Bajo un celoso operativo de seguridad, y tras la histórica visita a Cuba, la llegada de Barack Obama al aeropuerto internacional de Ezeiza está prevista para las 00:30 del miércoles, según fuentes oficiales.

El recibimiento correrá por cuenta de la canciller Susana Malcorra. El mandatario norteamericano recién se encontrará con Mauricio Macri pasadas las 9, en la explanada de la Casa Rosada, que da a la avenida Rivadavia. Mantendrán un encuentro a solas en el despacho presidencial, otro con un nutrido grupo de funcionarios de ambas comitivas y luego brindarán una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco en la que contestarán cuatro preguntas: dos de los medios extranjeros y dos de los nacionales.

Las inmediaciones de la Casa Rosada estarán completamente vedadas al tránsito desde temprano, e incluso los periodistas y los empleados afectados a la visita deberán sortear un rigurosísimo operativo de seguridad. La Casa de Gobierno será copada en su totalidad por las autoridades estadounidenses, que tendrán el control casi absoluto del lugar.

“No esperamos algún anuncio trascendente, la visita y el anuncio de la desclasificación de los archivos de la dictadura ya lo son en sí mismos”, confiaron fuentes oficiales sobre la visita, a casi veinte años del viaje de Bill Clinton.

Para las 14 del miércoles se prevé que el presidente norteamericano deposite una ofrenda floral en la Catedral Metropolitana, frente a los restos del general José de San Martín: recorrerá el escaso trayecto en automóvil, custodiado al extremo. Desde allí, partirá a un encuentro en la embajada norteamericana y luego irá hacia la Usina del Arte, en el barrio porteño de La Boca, donde disertará frente a jóvenes emprendedores. Antes, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le entregaría la llave de la ciudad de Buenos Aires.

Por la noche, Macri agasajará a su par estadounidense con una cena en el Salón de los Escudos del Centro Cultural Kirchner (CCK), en el segundo piso del edificio. Será una comida para 400 invitados. Las mesas distribuidas en el salón serán para diez comensales cada una.

El jueves por la mañana, 40 aniversario del último golpe de Estado, ambos presidentes visitarán el Parque de la Memoria. Se espera la presencia de personalidades de organismos de Derechos Humanos. Tras el acto, Obama partirá hacia Bariloche, donde descansará durante el día junto a su familia. Coincidirá con Macri, que tiene previsto viajar ese mismo día al sur del país para pasar los feriados de Semana Santa con su mujer y su hija menor.

Si bien todavía no está definida la agenda presidencial, ambas delegaciones trabajan en torno a alguna actividad conjunta: aunque en un principio se evaluaba que la foto podía ser en la sede de INVAP, aún no hay un lugar pautado. Sí estaría confirmado que Macri despida a su par norteamericano en el aeropuerto de Bariloche, en la noche del jueves. Obama volaría desde Ezeiza hacia Washington alrededor de las 23:30 en el Air Force One. Desde el sur hacia el aeropuerto internacional lo hará en una aeronave de porte más chico.

infobae