Pese a que la inversión total en México cerró 2015 con un buen indicador – 23.2% del Producto Interno Bruto (PIB) – esto se debió gracias a los recursos destinados por el sector privado, pues la inversión pública tuvo sus niveles más bajos desde 1993 en el primer trimestre de 2015, con apenas 3.7% del PIB, de acuerdo con las cifras del #SemáforoEconómico.

Según las cifras del observatorio económico México, ¿Cómo Vamos?, en 2015 la inversión privada creció 6.3% y representó 82.4% de la inversión total. Mientras que la pública disminuyó 6.5% en el mismo periodo y representó 17.6% del total. Por lo que el #SemáforoEconómico en este rubro se ha mantenido en amarillo pero muy cerca de cumplir la meta de 24% del PIB, el mínimo porcentaje para lograr tasas de crecimiento sostenido.

La única ocasión que el semáforo ha estado en verde, detalla la agrupación, fue durante el cuarto trimestre de 2008, en el cual alcanzó el 24.5% del PIB.

En contraste con la inversión pública, la privada está en su punto más alto al representar el 19.1% del PIB durante el cuarto trimestre de 2015.

El #SemáforoEconómico señala que la inversión pública disminuyó 6.5% en 2015.
El #SemáforoEconómico señala que la inversión pública disminuyó 6.5% en 2015.

Sólo en 2009, indica el #SemáforoEconómico, la inversión pública fue mayor al crecimiento de la privada, donde tuvo 1.3%, mientras la privada decreció 11.9%. “A partir de 2010 la inversión pública ha caído a una tasa de 4.2% promedio anual. Mientras tanto, el gasto público neto, durante el mismo periodo, ha crecido a una tasa de 8% anual”, detalla el informe del observatorio.

Al final de 2015 la inversión pública se concentraba principalmente en construcción: se destinaba 90% a construcción y 10% a maquinaria y equipo.

Mientras que la privada distribuyó 54% a construcción y 46% a maquinaria y equipo.

La inversión privada y la pública se concentran en áreas diferentes, apunta el #SemáforoEconómico
La inversión privada y la pública se concentran en áreas diferentes, apunta el #SemáforoEconómico

La inversión pública es necesaria en sectores como la infraestructura para el funcionamiento de la economía (drenaje, carreteras y transporte).

Estamos cerca de cumplir la meta del#SemáforoEconómico, apunta la agrupación, pero no hay que perder de vista que para poder crecer a tasas de 5%, “es necesario que esa inversión sea inversión productiva, que sea inversión que incremente la capacidad de producción del país”.

Animal Político