La justicia panameña sienta hoy en el banquillo a once supuestos responsables en 2006 de la tragedia por la intoxicación masiva con un jarabe y otros medicamentos para la piel mezclados con dietilenglicol, que ya mató a 170 personas y afectó al menos a otros 8.000 usuarios del sistema de salud pública.

La fecha fue establecida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia de Panamá, informó el órgano Judicial (OJ).

Se espera que comparezcan al juicio los once acusados y sus respectivos defensores, así como del Ministerio Público (MP) y de 151 personas que han sido reconocidas en el proceso como querellantes legítimos hasta el momento por el OJ.

Entre los que serán juzgados están los empresarios Ángel de La Cruz y Teófilo Gateno, por la supuesta comisión de los delitos “contra la salud pública, la fe pública y contra la vida e integridad personal”.

La Ley procesal exige a la justicia la necesaria notificación a nivel personal de todos los participantes y de sus apoderados para poder celebrar la audiencia en la fecha prevista, de lo contrario no se podrá iniciar la sesión, de acuerdo con la información.

El Tribunal ha tenido dificultades para notificar a los querellantes, pues solo 83 y a sus apoderados, tiene domicilio actualizado.

En razón de ello, el Segundo Tribunal exhortó a los que hayan autorizado un poder como querellante en esta causa que se acerquen a la instancia judicial para notificarse.

La Caja de Seguro Social de Panamá compró en un proceso iniciado en 2003 unos 9.000 kilos de una sustancia reportada como glicerina pura, con la que elaboró un jarabe y pastas para la piel, que resultó ser de uso para refrigerante industrial y no para consumo humano, por contener la sustancia venenosa dietilenglicol.

Los primeros casos de envenenamiento se conocieron en 2006, y hasta 2015 se contabilizaban las muertes de 170 personas de un total de 8.000 que se calcula que podrían estar afectadas.

Panamá América