La Mesa Directiva de la Cámara de Senadores definiría hoy la calendarización para seguir con el juicio político a los ministros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Óscar Bajac, Sindulfo Blanco y César Garay Zuccolillo, según lo manifestara días antes del feriado de Semana Santa el presidente del Congreso Nacional, Mario Abdo Benítez.

El colorado disidente había manifestado que aguardaría la propuesta de los líderes políticos del sector progresista que plantearon convocar a una cumbre de partidos políticos y en caso de no concretarse esa propuesta, continuar con el proceso a vuelta de Semana Santa, para “ir de corrido con los juicios”.

La senadora del Partido Democrático Progresista (PDP), Desirée Massi, sostuvo ayer que aún no es seguro que hoy haya una determinación en la reunión de líderes de bancada respecto a la evolución de los enjuiciamientos pendientes. En caso de fijarse la fecha también deberá fijarse el modo a ser realizado, si se avanza de un por vez o con los tres al mismo tiempo. En la primera opción, se seguiría el orden de acusaciones que presentó la Cámara de Diputados, primero Bajac, luego Blanco y último Garay Zuccolillo.

El juicio político a los magistrados se encuentra en el Senado desde diciembre del 2014. Hasta la fecha no se trató por falta de votos para la destitución, sin embargo, algunos legisladores alegan que ya es tiempo de tratar con o sin votos, pese a que se corre el riesgo de blanquear a los miembros de la máxima instancia judicial. Para la destitución se necesita de 30 votos, número que no se alcanza ya que solo se tiene 27.

Los senadores que se muestran en contra del juicio político manifiestan su desacuerdo porque dicen que solo se dará cumplimiento a la voluntad del pacto entre el senador liberal, Blas Llano y el presidente de la República, Horacio Cartes. En tanto otros cuestionan que solo tres de los 9 ministros sean enjuiciados. Algunos sostienen que deberían ser destituidos 5 a 6 ministros, mientras otros aseguran que deben ser los 9.

La Nación