La Cámara de Diputados del Congreso haitiano citó para hoy una sesión dedicada a valorar la exposición del primer ministro Jean-Alphonse Frizt, quien expondrá su política general ante ese órgano.

La reunión es importante porque en ella los diputados ratificarán o no esa política. Si le son favorables, Fritz pasará por otra prueba en el Senado, pero en caso contrario, habrá que nombrar a otro jefe de Gobierno.

Ya el lunes Fritz enfrentó un escollo, pues la Asamblea de Diputados le exigió presentar su informe para ser evaluado por los honorables miembros 48 horas antes de la reunión de ratificación.

Según el primer secretario de la Cámara Baja, Abel Descollines, el primer ministro designado tuvo que entregar anticipadamente copias de su declaración a esa instancia parlamentaria y ahora hará “una prueba oral”.

Franck Lauture, relator de la Comisión Especial de la Cámara que analizó si se permitía o no al designado presentar su declaración política, adelantó que “a pesar de las dudas de las partes, se le invitó a venir”.

La Plataforma Pitit Dessalines pidió a los parlamentarios votar la declaración de política de Fritz para dar al país un gobierno, pero los partidarios del expresidente Michel Martelly insisten en no hacerlo.

La comisión que analizó la carpeta con el nombre del primer ministro, presentó su informe a la cámara baja pero ocurrió que tres de los siete diputados que la integraron, no firmaron por estar en desacuerdo.

No obstante, el presidente de la comisión, diputado Jean Robert Bossé, recomendó invitar al primer ministro a presentar su declaración política “a pesar de las dudas sobre su elegibilidad, surgidas al examinar su caso”.

El análisis tendrá lugar dos días después que el presidente interino haitiano, Jocelerme Privert, convocara a los parlamentarios a facilitar la aprobación del primer ministro nombrado el 26 de febrero y la entrada en funciones de un gobierno seleccionado hace días.

Recordó Privert que el nuevo tribunal electoral solo será nombrado cuando se instale el gobierno y que hace falta celebrar un Consejo de Ministros para reactivar el proceso electoral.

Además, Privert advirtió a los parlamentarios que el principio de la separación de poderes no implica una lógica de confrontación permanente entre órganos del Estado y debe primar la constante colaboración.

Les pidió alcanzar consenso en torno a la declaración de política general del primer ministro Fritz y ” desempeñar su papel patriótico” a ver si esta semana el país puede contar con un gobierno.

Prensa Latina