Interviene Peña ante contingencia; pide medidas más estrictas

El presidente Enrique Peña Nieto anunció la noche de ayer la intervención del gobierno federal en la implementación de medidas para enfrentar la contingencia ambiental que afecta a esta ciudad y su área metropolitana.

El objetivo –escribió Peña Nieto– es que se implementen medidas más estrictas para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de 20 millones de personas que habitan en el Valle de México.

Hasta el anuncio del presidente, luego de un día de contingencia y el anuncio de que se mantendrá mañana, la cuenta oficial de Semarnat en redes sociales se había limitado a emitir recomendaciones y un tuit del titular de la dependencia, Rafael Pacchiano:

“Poniendo mi granito de arena durante la #ContingenciaAmbiental usaré transporte público 0 emisiones”, escribió en su iPhone acompañando el mensaje de fotografías en las que se muestra posando mientras aborda un taxi.

La Contingencia Ambiental en Fase Uno permanecerá este miércoles 16, por lo que el gobierno de la Miguel Ángel Mancera desplegó una serie de restricciones a la circulación vehicular y declaró gratuitos los servicios de Metro y Metrobús, entre otras acciones.

Proceso

Deben revisarse medidas contra la contaminación: UNAM

El Centro de Estudios de la Atmósfera de la UNAM pronosticó este martes que las malas condiciones meteorológicas continuarán durante 36 horas más y señaló la necesidad de revisar las medidas para controlar la contaminación atmosférica.

En un boletín difundido por Comunicación Social de la Universidad Nacional, el mencionado Centro señaló la conveniencia de generar un programa de movilidad a escala megametropolitana, privilegiando el transporte público seguro y de calidad.

Indicó asimismo que estudios recientes sobre el smog fotoquímico en la región metropolitana indican que uno de los temas prioritarios a investigar es la composición de compuestos orgánicos volátiles en las emisiones y la atmósfera del centro de México.

A continuación, el boletín de la UNAM:

Bol./168

NECESARIO REVISAR LAS MEDIDAS PARA CONTROLAR LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA: CENTRO DE CIENCIAS DE LA ATMÓSFERA DE LA UNAM

· Falta un programa de movilidad a escala mega metropolitana, privilegiando el transporte público seguro y de calidad
· Las políticas públicas sobre calidad del aire deben estar sólidamente respaldadas por conocimiento científico

Las condiciones meteorológicas en el centro del país, no han sido favorables para la dispersión de contaminantes y continuarán así durante las próximas 36 horas. Esto debido a las presencia de un sistema de alta presión que favorece la estabilidad de la atmósfera, vientos débiles y reduce la dispersión vertical de los contaminantes.

El ozono es un producto de las reacciones fotoquímicas entre los compuestos orgánicos volátiles y los óxidos de nitrógeno, ambos emitidos principalmente por fuentes antropogénicas. Los óxidos de nitrógeno son producto de la combustión en motores, plantas de energía y fuentes estacionarias, entre otras.

Los compuestos orgánicos volátiles son emitidos en su mayoría por los escapes de los vehículos, la evaporación de gasolina y solventes de uso comercial, industrial y doméstico, de emisiones fugitivas de la industria y de gas L.P. de uso doméstico, y una pequeña fracción puede tener su origen en la vegetación.

Los datos reportados en los últimos tres días por la red automática de monitoreo muestran que el ozono y los óxidos de nitrógeno mantienen un patrón típico de condiciones de producción y acumulación de smog fotoquímico. Adicionalmente, se observan bajas intensidades de viento a nivel superficie, lo cual corrobora la influencia del sistema de alta presión sobre la región.

El fondo real del problema es la expansión urbana desordenada. Afecta no solamente la calidad del aire, también lo hace con las áreas naturales protegidas, cultivos y recursos hídricos, en resumen, la sustentabilidad y viabilidad de la Megalópolis de México. Por lo cual se debe revisar, homologar y reforzar el ordenamiento territorial en todas las entidades de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe).

Se debe generar un programa de movilidad a escala mega metropolitana, privilegiando el transporte público seguro y de calidad.

La CAMe debe convertirse en una verdadera y efectiva instancia de coordinación. Los ProAire libremente adoptados por dicha Comisión y sus entidades participantes deberían tener componentes vinculatorios, cuyo incumplimiento debe tener consecuencias.

Todas las políticas públicas sobre calidad del aire deben estar sólidamente respaldadas por conocimiento científico. Estudios recientes sobre el smog fotoquímico en la región indican que uno de los temas prioritarios a investigar es la composición de compuestos orgánicos volátiles en las emisiones y la atmósfera del centro de México.

Aristegui Noticias