México alista un plan para enfrentar las críticas en su contra lanzadas en el proceso electoral de Estados Unidos, y en el que descarta enfrascarse en ataques verbales con aspirantes o candidatos presidenciales.

El gobierno de México tiene planeado acercarse a las oficinas de quienes resulten los candidatos presidenciales para compartirles información sobre cómo la relación bilateral es una oportunidad y no una amenaza para la región, dijo el martes a corresponsales extranjeros el jefe de la oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán.

Además, los cónsules mexicanos en Estados Unidos han sido instruidos para comenzar reuniones con diversas organizaciones y líderes de opinión para compartir información sobre la aportación de los mexicanos a esa nación.

México ha sido uno de los blancos preferidos de las críticas del aspirante presidencial republicano Donald Trump, quien ha calificado a los mexicanos de “violadores” y ha prometido construir un muro en la frontera común.

Los señalamientos del empresario estadunidense han llevado a diversas figuras en México a confrontarlo directamente, como el ex presidente Vicente Fox que lo llamó “loco” y “falso profeta”. Pero el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha decidido tomar una posición menos radical.

“Podemos ganar las ocho columnas de todos los periódicos, aquí o en otros lados, con una grosería y eso al día siguiente no le sirve de nada a nadie”, dijo Guzmán sobre la posición del gobierno para no asumir una estrategia de confrontación.

“El gobierno de la República lo que sí hará es desplegar un mayor esfuerzo para contrarrestar esta desinformación sobre la relación bilateral, sobre la aportación de nuestros migrantes de origen mexicano en Estados Unidos, pero de una manera muy neutral. No es ir en contra de un candidato o candidata”, añadió.

México sostiene que sus connacionales contribuyen de manera importante a la economía de Estados Unidos.

Las autoridades han señalado en los últimos meses que cerca de 33.5 millones de personas, incluidas segundas y terceras generaciones de mexicano-estadunidenses, viven en Estados Unidos y contribuyen con un 8% del producto interno bruto de ese país.

Jornada

“Están escuchando al 100%, México va a pagar por el muro”

Al hablar sobre las palabras del ex presidente mexicano, Vicente Fox, el precandidato republicano Donald Trump confirmó esta noche que habrá un muro en la frontera sur si llega a la Casa Blanca y aseguró: “están escuchando al 100%, México va a pagar por el muro”.

Trump volvió a criticar las palabras del ex mandatario mexicano quien la semana pasada dijo que no va a pagar “por ese maldito muro”.

“Va a ser un muro alto y estará bien hecho”, afirmó.

Sin embargo, aseguró que la construcción de este muro no es nada personal, pues dijo que él se lleva bien con los hispanos, “son gente estupenda”, pero “los líderes mexicanos son demasiado listos para nuestros líderes”.

“Nuestra nación esta en apuros”, afirmó Trump al volver a señalar la amenaza que, según él, representan países como México y China.

Aseguró que ambos países “destrozan” la economía de Estados Unidos, y en específico, dijo, “México destroza nuestra frontera”, por lo que dijo que eso no va a seguir por mucho tiempo, “tenemos grandes lideres en mi equipo y va a cambiar”.

El Universal