Dictan tres jueces auto de libertad a Nestora Salgado; hoy saldrá de la cárcel

Nestora Salgado, lideresa de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, dejará el penal femenil de Tepepan este viernes en virtud del auto de libertad que dictaron en su favor tres jueces penales de aquella entidad, tras absolverla de los delitos de secuestro y homicidio.

La mujer fue notificada del fallo judicial anoche, tras la rejilla de prácticas del juzgado 67 penal ubicado en Santa Martha Acatitla, y hoy dará una conferencia de prensa para fijar su posicionamiento en compañía de sus abogados.

La libertad de Nestora Salgado llegó después de dos años siete meses de permanecer en prisión acusada de diversos delitos (principalmente secuestro) que nunca pudo probar la fiscalía del estado de Guerrero.

César Sandino, uno de sus abogados, informó anoche a La Jornada que la señora estará en posibilidades de salir de la cárcel de Tepepan alrededor de las 9 horas de este viernes.

El martes de la semana pasada Salgado recibió auto de libertad por las acusaciones de secuestro que la tenían presa desde el 23 de agosto de 2013, pero no pudo ser excarcelada debido a que ese mismo día le fueron notificadas tres nuevas órdenes de aprehensión por delitos que tampoco pudo probar el Ministerio Público.

Sus abogados dijeron que los autos de libertad demuestran ‘‘la injusticia que se cometió con la señora, a quien se imputaron hechos falsos de manera dolosa’’.Inicialmente Salgado fue encarcelada por los delitos de secuestro, asociación delictuosa y más recientemente por homicidio.

Durante una entrevista con La Jornada, publicada en su edición impresa del 19 de enero pasado, Nestora le dijo a Blanche Petrich que el día en que fue detenida el entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, declaró a la prensa que la habían encerrado porque era ‘‘un peligro para la paz social’’.

En el tiempo que Salgado estuvo presa la violencia se exacerbó exponencialmente en Guerrero. La comandanta de la policía comunitaria de Olinalá declaró que mientras estuvo encarcelada no sólo detonó el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y las incontables fosas encontradas en meses recientes con decenas de cadáveres en Iguala, sino además los cárteles de la droga –que florecieron en las pasadas administraciones guerrerenses– se fortalecieron.

Nestora recordó en entrevista con este diario que Aguirre Rivero cayó 15 meses después de que ella fue detenida, acorralado por los señalamientos de complicidad en el caso Ayotzinapa. La comandanta ha mencionado públicamente que el ejercicio de sus funciones al frente de la policía comunitaria descubrió una red de prostitución y pornografía infantil, aunque ya no le fue posible presentar pruebas ni denunciar penalmente el caso debido a que fue detenida.

También ha sostenido que el 19 de agosto de 2013 –cuatro días antes de ser arrestada en un retén militar– tenía una cita con el ahora ex gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero, en la que realizaría varias denuncias contra autoridades estatales vinculadas con el crimen organizado.

La fiscalía de Guerrero está en posibilidades legales de presentar un recurso de apelación contra el auto de libertad que favoreció a Nestora Salgado, aunque hasta el momento el fiscal Javier Olea no ha hecho pronunciamiento alguno sobre el tema.

La Jornada