La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) hizo un llamado este jueves para que se respete el derecho a la legítima defensa del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), luego de que la Fiscalía de Sao Paulo dictará prisión preventiva en su contra.

Mediante su cuenta de la red social Twitter, la Secretaría General del el organismo suramericano escribió: “#UNASUR reitera su llamado al respeto de la dignidad y el derecho a la legítima defensa del ex presidente #Lula”.

En días pasados, también había solicitado “garantías del debido proceso, particularmente en lo referente a la reserva del sumario y la intimidad en la defensa”.

Esto debido a que, según han señalado diversos sectores y personalidades como el abogado brasileño Cristiano Zanin Martins, existe “una intención deliberada de dañar la imagen del expresidente en un intento por desacreditarlo para impedir una eventual reelección presidencial”.

La semana pasada, Lula fue detenido para que rindiera declaración y la policía allanó su domicilio, algo que fue duramente rechazado por el mismo que en rueda de presa aseguró que “están buscando es criminalizar al PT, criminalizar a Lula porque temen que quiera ser presidente (…) yo no concibo entender otra explicación”.

“Si querían escucharme solo tenían que llamarme que yo iba, porque no debo y no temo a la justicia”, dijo Lula, quien se mostró visiblemente indignado y molesto ante “el atropello” que sufrió en esa oportunidad.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien consideró que la detención, de la forma como se hizo, es una clara muestra de las estrategias que utilizan los sectores de derecha en la región es “desprestigiar a los líderes de izquierda” para poner fin a los procesos de cambio que se han llevado adelante en América Latina en los últimos años.

El exmandatario, del Partido de los Trabajadores (PT), ha sido acusado por un supuesto lavado de dinero y ocultación de patrimonio.

Andes