Científicos cubanos coincidieron en esta capital en que la próxima visita a Cuba de Barack Obama, presidente de Estados Unidos, será un paso más hacia el mejoramiento de los vínculos entre ambas naciones.

La estancia en nuestro país del mandatario estadounidense, los días 21 y 22 de marzo, puede contribuir a lograr una mayor distensión en el proceso hacia la normalización de vínculos, comentó a la ACN el Doctor en Ciencias Juan Cárdenas Herrera, director de Investigaciones del Centro de Protección e Higiene de las Radiaciones.

Calificó de positivo ese hecho, aunque aclaró que su presencia no debe conducir a cambios sustanciales, porque existen problemas de fondo que Obama no puede resolver mediante ordenes o prerrogativas presidenciales.

Mencionó entre los de mayor trascendencia para llegar a la normalización de relaciones el levantamiento del bloqueo económico, financiero y comercial más largo de la historia a un país, y la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo.

Su colega, René Leyva Montaña, director de producción del Centro de Isótopos, opinó que la visita del inquilino de la Casa Blanca despierta expectativas por ser la primera oficial de un mandatario estadounidense en funciones desde 1928.

No obstante, aseguró que es una evidencia de que su gobierno reconoce la existencia de una Cuba soberana, a la cual debe traer algunas propuestas que profundicen y amplíen los lazos.

En términos parecidos se pronunció Ramón Rodríguez Cardona, de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada (AENTA), quien dijo que no obstante ser vecinos, ha habido un alejamiento debido a la política errónea de EE.UU. durante más de 50 años.

Consideró que puede ser una oportunidad para avanzar en el sector de las ciencias, en el intercambio con un país de dominio de amplias tecnologías.

En este campo, señaló, hemos estado afectados por el bloqueo que ha impedido la realización de muchos proyectos sobre el desarrollo en la esfera nuclear, en particular en la medicina.

A su vez, Manuel Fernández Rondón, de la AENTA, definió como un paso importante la presencia de Obama para las relaciones entre ambos países.

Señaló Fernández Rondón que podrían abrirse posibilidades de colaboración de la AENTA con instituciones norteamericanas en el caso de las aplicaciones nucleares, que hasta el momento han estado muy limitadas por el injusto bloqueo.

Sobre el mismo tema, Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos de la Cancillería, anunció recientemente que la visita del mandatario estadounidense constituirá un paso más hacia la mejoría de los vínculos entre La Habana y Washington.

AENTA es una de las agencias del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba y la forman los centros de Isótopos, de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear, y de Protección e Higiene de las Radiaciones.

Además, el de Gestión de la Información y Desarrollo de la Energía, el de Ingeniería Ambiental de Camagüey y el Instituto de Cibernética, Matemática y Física.

ACN