La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, confirmó ayer que dos personas murieron por el temporal que afectó el centro y el sur del país, mientras que la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) reportó diez desaparecidos.

La mandataria aseguró que el temporal provocó un alud que se cobró la vida de Dina Luisa Alcalde Chávez, de 46 años, y de Carlos Saavedra Peña (63) en la localidad de Buin, vecina a Santiago.

“Lamentablemente, hasta ahora, hay dos personas fallecidas”, aseguró Bachelet tras una reunión de emergencia que sostuvo este domingo en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

“Como presidenta de la República hago llegar mi afecto y solidaridad a las familias”, señaló la gobernante, quién informó, además, que el temporal dejó 324 damnificados, 429 personas aisladas, más de 300 casas dañadas, un millón de hogares sin agua y 20.000 personas sin luz.

El temporal, que se inició el sábado, golpeó con mayor fuerza las regiones de Valparaíso, O’Higgins y la región metropolitana de Santiago, todas declaradas en “alerta roja” por la autoridad.

La personas desaparecidas son habitantes de la región de O’Higgins y de la comuna de Santiago, que fueron arrastradas por deslizamientos de tierra.

Bachelet explicó a periodistas que los servicios públicos funcionarán este lunes e hizo un llamado los empleadores a tener la “flexibidad suficiente” para no sancionar a sus empleados, debido a que aún existen semáforos sin funcionar, lo que puede retrasar su llegada.

En tanto, el secretario regional ministerial de Educación, Felipe Melo, informó la suspensión de clases para todos los establecimientos educacionales este lunes, debido a la falta de suministro de agua potable.

La mayoría de las universidades también se plegaron a la suspensión de clases aunque por iniciativa propia.

El Servicio de Meteorología anunció que, aunque el frente de mal tiempo “ya no es tan agresivo”, seguirán las lluvias.

En Santiago, la comuna de Providencia fue la más afectada tras la salida del río Mapocho, que vio alterado su curso debido a unos trabajos que una empresa realizaba en el lecho del torrente.

El ministro del Interior, Jorge Burgos, detalló que hubo daños en locales comerciales, casas, edificios, subterráneos, estacionamientos.

Debido al temporal, Codelco anunció la suspensión de las labores por tres días en su división El Teniente, lo que afectará la producción de unas 5.000 toneladas de cobre fino.

Terra