Las cinco centrales obreras de Argentina consensuaron hoy un documento para rechazar los despidos ante la marcha del próximo viernes que prevén que será “multitudinaria”.

En el documento piden al Gobierno que explique “las características del plan” contra la inflación y que diga “cuáles son los instrumentos que va a aplicar para reactivar la economía”, según la agencia oficial Télam.

La movilización está convocada por las tres secciones en las que está dividida la peronista Confederación General de los Trabajadores (CGT), que en los últimos años ha tenido disidencias entre sus líderes por su posición sobre el kirchnerismo.

Además, convocan las dos vertientes de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), también dividida por su afinidad con los anteriores gobiernos.

“Esperemos que el Gobierno atienda y entienda los reclamos de los trabajadores”, agregó Hugo Moyano, secretario general de la CGT-Azopardo.

Entre tanto, Hugo Yasky, titular de la CTA denominada “de los Trabajadores”, consideró hoy en diálogo con la prensa que el acto del próximo viernes será “trascendente, histórico” y permitirá “resaltar la unidad” en el movimiento sindical.

Yasky también consideró que la marcha mostrará la “extraordinaria capacidad de movilizarse” de los sindicatos.

Por su parte, Pablo Micheli, titular de la CTA “Autónoma”, no descartó que tras la marcha del viernes los sindicatos evalúen realizar un paro si no obtienen respuestas.

“Después de una movilización que, estimamos, va a ser multitudinaria, yo calculo que la próxima acción, si es que no hay respuesta, no puede ser otra que un paro”, consideró Micheli.

Los sindicatos se movilizarán este viernes en la ciudad de Buenos Aires preocupados por la situación laboral en Argentina y en rechazo de los más de 120.000 despidos ocurridos los últimos meses en el sector público y el privado, según datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa.

Los sindicatos también demandan cambios en las escalas salariales.

Finanzas.com


Las centrales sindicales se movilizan mañana para protestar contra el Gobierno

Los cinco representantes de las centrales sindicales se reunieron ayer para afinar el lápiz y dar las puntadas finales al acto de mañana frente al Monumento al Trabajo. “El clima en la reunión fue de trabajar para conservar y cohesionar todavía más al movimiento obrero”, señaló a Página/12 el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, después de participar del encuentro. Por su parte, el líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, aseguró que “la movilización del viernes es de protesta por falta de respuesta del gobierno”. Los dirigentes consensuaron un documento común que se dará a conocer en el acto.

“El movimiento obrero está unido”, fue lo primero que dijo Moyano al retirarse de la reunión cumbre entre los secretarios generales de las cinco centrales sindicales que representan a la mayoría de los trabajadores. En la sede de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) en Moreno 1332 se encontraron los principales referentes sindicales para dar forma a la movilización que realizarán juntos mañana por primera vez. “Los referentes del sindicalismo logramos imponer una agenda social que no existía, y esto es fruto de la unidad que mostramos frente a las políticas del macrismo”, apuntó Yasky, que aclaró que se trató de “una reunión organizativa en la que ordenamos un poco lo que se va a hacer en el acto”.

La confluencia de las cinco centrales trabajadores se fue tejiendo a la par del avance del gobierno de Mauricio Macri. A pesar de las diferencias históricas que mantienen los distintos espacios gremiales, la ola de despidos, la inflación y la falta de respuestas a los trabajadores fue acercando las posiciones. La exposición de los cinco dirigentes gremiales ante ambas Cámaras lesgislativas para impulsar un proyecto de ley de Emergencia Ocupacional para frenar los despidos, que anoche fue aprobado en el Senado, facilitó el marco para organizar de manera conjunta la movilización para conmemorar el día del trabajador y presentar la agenda de reclamos.

Del encuentro participaron además de Moyano y Yasky, el estatal Pablo Micheli de la CTA Autónoma, el metalúrgico Antonio Caló de la CGT Alsina, el gastronómico Luis Barrionuevo, líder de la CGT Azul y Blanca, y otros secretarios generales de sindicatos de la CGT. En la reunión organizativa se resolvió “la lectura de un documento conjunto y que hablen cuatro dirigentes”, confió uno de los que presenciaron el cónclave. La lista de oradores consensuada tiene a Yasky, Micheli y Caló, con Moyano cerrando, después de que Barrionuevo se autoexcluyera. A último momento, cuando la reunión finalizaba el presidente del Partido Justicialista bonaerense, Fernando Espinosa, ingreso junto a la diputada María Cristina Alvarez Rodríguez, para acercar la adhesión a la convocatoria del justicialismo. Distintos intendentes peronistas del conurbano anunciaron que también participarán del acto de mañana a las 15 en Independencia y Paseo Colón.

“Es un acto de los trabajadores donde le vamos a decir al gobierno algunas cosas en la que está equivocado”, afirmó Caló luego de dos horas de intercambio de opiniones durante la reunión. Los gremialistas analizaron el camino de la ley antidespidos en el Congreso y trabajaron sobre el documento conjunto que se leerá en el acto. “Queremos que el gobierno explique las características del plan anti inflacionario que dice haber puesto en marcha y que nos diga además cuáles son los instrumentos que va a aplicar para reactivar la economía”, señala el texto que prepararon los dirigentes sindicales. “Es un posicionamiento del movimiento sindical en el que se reclama contra las medidas de ajuste y la salvaguarda del poder adquisitivo de los trabajadores”, aseguró Yasky sobre el documento y agregó que “el clima en la reunión fue de trabajar para conservar y cohesionar todavía más al movimiento obrero”. El documento contiene, además, el listado de reclamos como el 82 por ciento para los jubilados, la modificación del impuesto a las Ganancias y la universalización de las asignaciones familiares, entre otros.

“No descartamos un paro”, advirtió Moyano al retirarse de la sede de UPCN dejando en suspenso una huelga en el caso de no obtener respuestas de parte del Gobierno. Algunas diferencias entre las centrales sindicales hubo en torno a acompañar la protesta de mañana con un cese de tareas o no. Mientras los cegetistas definieron que no realizarán la medida, en la CTA explicaban que “el cese de tareas es para cubrir gremialmente a los trabajadores”. Finalmente quedó en manos de cada organización decidir la modalidad con la que acompañarán la movilización que reunirá por primera vez a todas las centrales sindicales.

Página 12


La CTA Capital se moviliza el 29 contra los despidos y el ajuste

En el marco del Plan de acción de la CTA autónoma contra los despidos, el ajuste (aumento de precios e inflación), 82%móvil para los trabajadores jubilados, contra todo impuesto al salario, convocatoria urgente al Consejo del Salario y la urgente asistencia a los millones de compatriotas en situación de pobreza.

Con estas consignas  la CTA se movilizó el 24 de febrero, el 29 de marzo y el 19 de abril. Hoy en unidad de acción junto al resto de las Centrales y en un acto de homenaje al 1ro de Mayo, la CTA Autónoma va a ratificar la necesidad de construir un Paro Nacional para parar el ajuste y los despidos.

CTA