Los gobiernos de Argentina y Chile firmaron este lunes en Buenos Aires los acuerdos para constituir la entidad binacional Ebileñas, que se encargará de construir el túnel internacional Paso Las Leñas, que unirá ambas naciones a través de la Cordillera de los Andes.

“Mejorar la conexión física entre ambos países debe ser política de Estado”, dijo el vicecanciller argentino, Carlos Foradori, al presentar la nueva entidad junto al ministro de Obras Públicas chileno, Alberto Undurraga Vicuña.

El paso Las Leñas unirá a ambos países a través de la provincia de Mendoza (centro de Argentina) y el puerto chileno de San Antonio (a 85 kilómetros de Santiago de Chile).

Serán 11,5 kilómetros de túnel a 2.000 metros de altura, en la Cordillera de los Andes, y, de acuerdo con Undurraga, requerirá una inversión de unos 1.300 millones de dólares.

En un acto en la sede de la Cancillería argentina, el ministro chileno destacó que, por sus características, el túnel estará abierto todo el año.

“Es una geografía que permite tener un paso con facilidades en invierno y en verano”, explicó.

Por su parte, el vicecanciller argentino explicó que el proyecto, que comenzó en 1999 cuando iniciaron los estudios de factibilidad, busca ayudar a la conectividad entre el Atlántico y el Pacífico, el tránsito de las personas y el comercio entre los dos países.

Foradori habló de “dos gobiernos comprometidos a no desperdiciar futuro” y deseosos de la integración y pidió que este tipo de proyectos no sea “algo destacable” sino “un hábito”.

La Nación