El Banco Europeo de Inversiones (BEI) canceló un financiamiento a Honduras de 40 millones de lempiras para la ampliación de la red eléctrica, informó el subgerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Leonardo Deras.

Deras aseguró que esa determinación se debe al asesinato de la dirigente ambientalista Berta Cáceres, ocurrido el pasado 3 de marzo.

“Las implicaciones de este caso han tenido repercusiones desde el punto de vista económico para el país”, dijo el funcionario.

Agregó que a nivel internacional son muchas organizaciones que demandan una solución de la muerte de Cáceres, “pero estamos convencidos que los organismos de investigación la darán”.

“El hecho de haber retrasado la respuesta en ese caso, ha provocado que muchas organizaciones financieras modifiquen la calificación de riesgo país y que no estén dispuestos a dar financiamiento”.

Según la notificación recibida por el gobierno hondureño la suspensión es con carácter definitivo.

“Esto nos obliga a buscar otras fuentes de financiamiento, porque la confianza del gobierno se había consolidado”, dijo Deras al recordar el trabajo del presidente Juan Orlando Hernández para lograrlo.

La ENEE había logrado un financiamiento de 40 millones del BEI y de 36 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para la reestructuración de las líneas de transmisión y subestaciones, así como para mejorar la distribución de energía en el norte y el occidente de Honduras.

“En este proceso se perdió tiempo haciendo estudios técnicos, ambientales y administrativos, que se hicieron para formalizar el préstamo”, lamentó Deras.

Sin embargo, confirmó que continúa el financiamiento del BID con el que se espera construir líneas de transmisión y subestaciones de San Pedro Sula, por ser una zona industrial.

La Tribuna