La evasión fiscal a través de paraísos fiscales, bajo la lupa internacional tras la investigación “Panama Papers”, puede tener un “tremendo efecto negativo” en los esfuerzos del Banco Mundial para combatir la pobreza, dijo este jueves su presidente Jim Yong Kim.

“Cuando se evaden impuestos, cuando los bienes estatales son extraídos hacia estos paraísos (fiscales), todas esas cosas pueden tener un tremendo efecto negativo en nuestra misión de acabar con la pobreza y propulsar la prosperidad”, dijo Kim durante una rueda de prensa en Washington.

“Esto es una gran, gran preocupación”, señaló al margen de las reuniones de primavera (boreal) del ente de desarrollo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Kim dijo que el flujo ilegal de dinero y activos es “muy perjudicial” para los países, pero también advirtió a quienes evaden impuestos que su espacio es cada vez más reducido.

“La transparencia no retrocederá, el mundo solo será más y más transparente a medida que avanzamos”, dijo Kim.

Kim dijo que los líderes de países en desarrollo regularmente piden ayuda al Banco Mundial para rastrear el flujo de dinero desviado, sea para evadir impuestos o producto de la corrupción, en un claro mensaje a quienes incurren en estas prácticas.

“Solo les diría: tengan cuidado”, dijo.

La investigación de los llamados “Panama Papers”, atañe a un gran número de documentos sobre compañías anónimas en paraísos fiscales creadas por la firma panameña de abogados Mossack Fonseca para personalidades en todo el mundo y que fueron filtrados a medios de prensa internacionales generando un escándalo.

Esto ha desatado una nueva cruzada internacional para acabar con los sistemas que permiten la evasión fiscal alrededor del mundo.

Andes