El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, convocó a los dirigentes de las personas con discapacidad de los nueve departamentos a entablar el diálogo el jueves, y pidió a ese sector resolver sus diferencias internas antes de esa cita, para un mayor beneficio de sus afiliados.

En conferencia de prensa en instalaciones del Fondo Nacional de Desarrollo Rural (FNDR), en la ciudad de La Paz, la autoridad lamentó la inasistencia de los delegados de ese sector a una reunión convocada para esta jornada a las 10 de la mañana con una delegación de alto nivel del Gobierno.

“Vamos a convocar para el día jueves, para no alentar ningún tipo de conflictividad en la dirigencia, vamos a convocar a la dirigencia orgánica de los nueve departamentos de personas con discapacidad para discutir y debatir abiertamente todas las demandas del sector”, dijo.

Quintana aclaró que en esa reunión se verificará la información sobre la inversión para atender las demandas de ese sector en el ámbito municipal, departamental y del Gobierno nacional.

“Estamos viendo y revisando, vamos a mostrarles el nivel de inversión social que hacen los municipios y las gobernaciones y ahí hay una desproporción a lo que hace el Gobierno nacional”, indicó.

Pidió también a las personas con discapacidad que llegaron ayer a la ciudad de La Paz, luego de una caminata de más de 30 días en demanda de un bono mensual de 500 bolivianos, reflexionar y reconsiderar su posición para evitar contradicciones en ese sector social.

“Para avanzar en una solución integral hay políticas integrales que superan la mera asignación del bono y eso tiene que ver con políticas de inserción laboral, atención en materia de salud, inversiones en educación, nuevas oportunidades en desarrollo productivo y participación de las personas con discapacidad”, explicó.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, reiteró que la exigencia de un bono mensual de 500 bolivianos es inviable porque significaría 6.000 bolivianos anuales por cada persona con discapacidad, monto que supera el bono Juancito Pinto y la Renta Dignidad.

Arce dijo que la mejor forma de atender las demandas de ese sector es fomentando a las políticas y programas que tiene el Gobierno para beneficiar a ese sector y aclaró que sus demandas deben discutirse en “presencia de ellos”.

Lamentó la ausencia de la dirigencia de los discapacitados movilizados a esa convocatoria y la calificó como un “desaire” de ese sector.

La ministra de Salud, Ariana Campero, lamentó también que ese sector esté ausente del diálogo tras 15 convocatorias que hizo una delegación de alto nivel y reiteró que el Gobierno siempre estará predispuesto a retomar el diálogo para atender sus demandas con soluciones integrales.

“Hemos estado y los hemos invitado a este grupo movilizado a las nueve mesas de trabajo, además hemos asistido una delegación de alto nivel”, recordó.

ABI