En la apertura de la 12ª Conferencia Nacional de Derechos Humanos, la presidenta Dilma Rousseff, ratificó el miércoles que luchará “hasta el fin para que la democracia sea respetada” y dijo que el proceso de impeachment en curso es “una elección indirecta de quellos que no tienen votos”.

La mandataria, que podría ser suspendida en su cargo a medidados de mayo, expresó que “recibir los votos del pueblo brasileño es el único camino correcto para que alguien llegue al gobierno”.

Dilma agregó que los electores “serán robados” al no respetarse las elecciones directas. La mandataria volvió a acusar de “jugar sucio” al jefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien impulsó el proceso de juicio político.

La mandataria enumeró además logros de su gobierno y obras realizadas en su primer mandato, y resaltó como uno de ellos, en el campo de los derechos humanos, la creación de la Comisión Nacional de la Verdad.

“Significa que nosotros avanzamos en la comprensión de una frase de la historia brasileña que no queremos que se repita, que fue la dictadura. ¡Tortura nunca más!”, afirmó Dilma, una ex detenida política que sufrió vejámenes en prisión.

Brasil 24/7


Dilma recibió apoyo en la Conferencia Nacional de Derechos Humanos

Un evento en Brasilia se convirtió en un acto de desagravio a la presidenta Dilma Rousseff antes de que esta llegara al evento. Oradores se manifestaban contra el proceso de juicio político a la mandataria, cuya apertura fue aprobada por la Cámara de Diputados la semana pasada y hoy se encuentra bajo consideración de una comisión especial del Senado Federal.

Asistentes al acto coreaban consignas como “¡No habrá golpe, habrá lucha!”, “¡Fuera Cunha!”, “¡Ole, ole, ole, ola, Dilma, Dilma!”. Cuando llegó, la jefa de Estado fue saludada con gritos de “Dilma, guerrera de la patria brasileña” y “En mi país yo creo, porque está gobernado por una mujer”.

El evento marcó el cierre de una serie de cuatro conferencias temáticas en las que se debatieron temas relacionados con los niños y adolescentes, los ancianos, las personas con discapacidad y los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). También supuso el punto de partida de la XII Conferencia Nacional de Derechos Humanos, que arranca este miércoles (27) y se prologará hasta el fin de semana, período durante el cual deberá recibir unos 6 mil delegados de todo el país.

Ansur


Discurso de la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante la ceremonia de apertura de la Conferencia Nacional de Derechos Humanos