El ministro de Defensa, Diógenes Martínez, concluyó en la tarde ayer con su colega del Brasil, Aldo Rebelo, un recorrido por los sitios históricos de la Guerra de la Triple Alianza y anunció que esta mañana firmarán un convenio de cooperación.

Ante las históricas Ruinas del Templo San Carlos de Humaitá, Rebelo resaltó que el acuerdo abarcará la preservación de los equipamientos, militares y civiles utilizados durante la Guerra del 70 que se encuentran en Paraguay y Brasil y anunció el acceso al archivo de la guerra, que está en Brasil y cuyo acceso hasta ahora es vedado al Paraguay. “La primera acción es disponer para los investigadores paraguayos los documentos existentes en el Brasil. Queremos que la memoria de la guerra sea conocida en todo el mundo. Esto ayudará a que los historiadores paraguayos puedan escribir sobre la guerra, analizando los documentos que se encuentran en el Brasil”, indicó. Sobre los equipamientos de guerra, dijo que serán “inventariados y preservados”.

Rebelo aseguró que Paraguay “es un aliado estratégico, con un lazo profundo, más allá del conflicto del pasado”.

Cañón cristiano

Martínez valoró la trascendencia del convenio que, según indicó, permitirá también considerar la devolución del Cañón cristiano.

ABC