Buscando como agotar las vías legales, los campesinos representados por el Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía introdujeron en la primer secretaría de la Asamblea Nacional, una iniciativa ciudadana, respaldada con siete mil firmas notariadas, para la derogación de la Ley del Gran Canal (Ley 840).

Para Francisca Ramírez Torres, coordinadora del consejo, la Ley 840, “viola los derechos humanos, la propiedad privada y la vida de todos los nicaragüenses”.

El proceso de creación de la iniciativa de ley fue desarrollado con la asesoría jurídica del programa EcoAbogados de la Fundación Popol Na. Jefree Alvarez, miembro de los EcoAbogados, explicó que tras la presentación de la iniciativa, “esto pasa a comisión para su análisis y una vez aprobada, pasa a plenario para su debate”.

Los campesinos aprovecharon para convocar a la cuarta marcha nacional en rechazo a la construcción del Gran Canal, que se realizará el 22 de abril en Nueva Guinea.

PREOCUPACIÓN AMBIENTAL

Medardo Mairena, vicecoordinador del Consejo Nacional, afirmó que la Ley 840, es “lesiva” para el bienestar de los recursos naturales como el lago Cocibolca y la reserva Indio Maíz.

Por su parte, Nemecio Mejía, miembro del consejo, dijo: “No es posible que por un Canal tengamos que dejar de tomar agua, ¿cuánto creen ustedes que ese canal iría a utilizar del lago Cocibolca?”.

La Prensa