El terremoto de magnitud 7,8 que sacudió el 16 de abril la zona tropical del norte de Ecuador se ha cobrado la vida de al menos 646 personas, así lo informó esta sábado en su programa semanal el presidente Rafael Coorea.

Añadió que la cifra de heridos es de 12 mil 492 heridas y 130 son los desaparecidos hasta el momento.

Unas 544 réplicas sacudieron al país luego del devastador terremoto del sábado anterior en horas de la noche.

Según medios locales las últimas sacudidas, además de sentirse en las provincias de Manabí y Esmeraldas (ambas al noroeste); lograron estremecer sectores de Guayaquil (Guayas, centro), Santo Domingo (norte) y Quito (capital).

Hasta el momento las brigadas de rescate no han cesado en su labor. Los cuerpos de bomberos, Ejército, policías junto a rescatistas nacionales e internacionales continúan en la búsqueda de supervivientes y remoción de escombros en las zonas afectadas.

Por su parte, el presidente Rafael Correa hizo un llamado a la calma y destacó que los últimos movimientos telúricos son parte de un fenómeno normal y que podrían repetirse en los próximos días.

Ayuda internacional

El pasado martes rescataron a una persona atrapada en los escombros después de 48 horas. El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, resaltó el trabajo coordinado que realizan con la Secretaría Nacional de Riesgos y organismos locales.

Pidió a los países que deseen ayudar que envíen, principalmente, comida seca (no perecedera) y toallas.

Correa cifró los daños materiales en unos 3 mil millones de dólares. “Las pérdidas son multimillonarias, yo calculo, grosso modo, 3 mil millones de dólares, un 3 por ciento del Producto Interno Bruto y eso significa reconstrucción de años. Es una lucha larga, por eso invito a no desanimarnos”.
Tras el sismo de 7.8 grados de magnitud se han producido 544 réplicas, informó el Instituto Geofísico de se país.

El terremoto es uno de los de mayor intensidad registrados en América Latina en los últimos 20 años. El movimiento telúrico ocurrió entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales (norte), en la provincia de Manabí y cerca de Esmeraldas, donde también se sintió el impacto de las réplicas.

Telesur

Gobierno de Ecuador decretará ocho días de luto nacional en memoria de los fallecidos por terremoto

El gobierno de Ecuador decretará en las próximas horas ocho días de luto nacional en memoria de las personas fallecidas en el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter registrado el pasado sábado 16 de abril.

Así lo anunció el presidente de la República, Rafael Correa, durante su informe semanal que se desarrolló este sábado en el servicio de emergencias ECU 911 en esta capital.

El mandatario dio el balance actualizado de las víctimas de la tragedia que golpeó con mayor fuerza a las localidades de las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas: 646 fallecidos, 113 personas rescatadas con vida, 130 desaparecidas, 12.492 heridos atendidos, 26.492 albergados.

“Ha sido una tragedia nacional, pero vamos a salir adelante. De todas formas por la pérdida de vidas, por el sufrimiento de esas familias, en las próximas horas firmaré el decreto luto nacional durante ocho días, además de toda nuestra solidaridad con nuestros hermanos manabitas, esmeraldeños, con las personas que habitaban ahí, hubo fallecidos extranjeros, colombianos, ingleses, canadienses. En honor a esas víctimas declararemos ocho días de luto nacional”, informó.

El mandatario llamó a estar más unidos que nunca y pidió no hacer caso a las pequeñeces y seguir adelante por los grandes objetivos nacionales. “Es inmensa la tragedia, pero más grande es aún la voluntad del pueblo ecuatoriano de continuar, avanzar, de alcanzar el Buen Vivir”, dijo.

También expresó su gratitud eterna a todos los que mostraron una gran solidaridad y compromiso en esta tragedia, también a los organismos del estado, Fuerzas Armadas y gobiernos locales.

Andes


Presidente de Ecuador pide solidaridad y acción colectiva institucionalizada para enfrentar efectos del terremoto

 El presidente de Ecuador, Rafael Correa, hizo un llamado a la solidaridad y la acción colectiva organizada de la sociedad para enfrentar las consecuencias del devastador terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que golpeó a las provincias de Manabí y Esmeraldas dejando como saldo hasta el momento 646 personas fallecidas y 12.492 heridos.

El gobierno envió a la Asamblea Nacional el proyecto de ‘ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las afectaciones del terremoto’ que contempla el incremento de 2 puntos del Impuesto al Valor por un año, el aporte de un día de sueldo por una sola vez a las personas que ganan más de mil dólares (en escala hasta quienes ganen 5.000 dólares), la contribución del 3% adicional a las utilidades, por una sola ocasión, y el pago del 0,9% para el patrimonio de las personas naturales superior al millón de dólares, también por una sola vez.

4.088 ecuatorianos, están dentro de la escala de personas que tienen un patrimonio superior al millón de dólares, indicó el director del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando.

El aumento del IVA y el aporte de un día de sueldo eximen a los habitantes de las dos provincias afectadas por el terremoto. La propuesta, que llegó a la Legislatura el viernes, contiene además un paquete de exenciones tributarias y otros beneficios como la remisión de intereses y multas para esas zonas costeras.

Correa pidió el apoyo de todos a la propuesta y recordó que el noventa por cientos de alimentos no paga IVA y el cien por ciento de las medicinas, tampoco.

“Todos tenemos que arrimar el hombro y nos parece una petición bastante razonable, un sacrificio colectivo organizado frente a la tragedia que estamos viviendo”, recalcó en su informe semanal emitido desde Quito.

El presidente Correa deploró los cuestionamientos de ciertos políticos sobre la supuesta falta de previsión del gobierno para la emergencia. “Esto no se va a resolver con la donación de atún, bienvenida la donación de atún para el corto plazo, no se va a resolver con donaciones espontaneas; se va a resolver con acción colectiva institucionalizada, y eso significa acción del Estado y que todos contribuyamos de manera obligatoria con el poder regulatorio que tiene el Estado, que es la representación de la sociedad”, subrayó.

En su informe, el mandatario anunció las líneas de contingencia proporcionadas por organismo internacionales para atender las tareas post terremoto. Así, el Banco Interamericano de Desarrollo desembolsará recursos para gasto corriente, el Banco Mundial para reconstrucción: arreglo de vías, infraestructura, etcétera; y la Corporación Andina de Fomento, para vivienda y reconstrucción.

El gobierno trabaja con un equipo de doce expertos de la Comisión Económica Para América Latina de las Naciones Unidas en el levantamiento de la información de daños y se espera tener en seis semanas un informe sobre el tema.   

El ciudadano


Canciller de Ecuador llama a la comunidad internacional a no cesar en su ayuda humanitaria

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, resaltó este viernes la ayuda humanitaria recibida por su país desde varias latitudes, y en particular a la latinoamericana, a fin de paliar el impacto del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter que azotó el pasado 16 de abril.

“La respuesta latinoamericana fue formidable, y esto es integración; no solamente bonitas palabras, sino realmente en el momento de mayor necesidad de un país como Ecuador, nuestros vecinos movilizándose”, señaló Long desde la provincia de Manabí, la más azotada por el movimiento telúrico que obligó a decretar el estado de excepción.

“Estamos muy agradecidos por eso”, afirmó al referirse a la cooperación internacional luego del sismo que, hasta ahora, causó la muerte de 587 personas, heridas a otras 8.340 y la desaparición de otras 153, además de daños materiales cuantiosos.

Dijo que “lo más importante es que la comunidad internacional entienda que esto es el inicio. Pronto vamos a dejar de ser portada en los periódicos pero la ayuda y cooperación seguirá siendo necesaria para los sobrevivientes”, puntualizó al señalar que en las tres fases del proceso (rescate, atención a damnificados y reconstrucción) se requiere ayuda internacional.

El titular de la Cancillería explicó que se recibieron más de 1.200 rescatistas de cerca de 25 países, en un primero momento, para intentar sacar la mayor cantidad de personas bajo los escombros, pero ahora corresponde una segunda fase en la cual se necesitará de otro tipo de ayuda.

“Ya no (necesitaremos) tantos rescatistas, sino todo el material humanitario para poder ayudar a los más de 25.000 personas damnificadas; más bien estoy hablando con los cancilleres de la región para que nos ayuden con carpas camas, con comida, agua, todo lo que signifique vivir en campamentos semi permanentes mientras vaya organizándose la reconstrucción, y el rol de la cancillería es conseguir apoyo internacional”, indicó.

En esta jornada, el jefe de la diplomacia ecuatoriana recorrió zonas manabitas afectadas junto a representantes de organismos internacionales del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA): Stefano Porreti, director de Emergencias; Kyungnan Park, representante en Ecuador y Miguel Barreto, director Regional.

Long visitó la parroquia Tarqui, en Manta, donde conversó con los ciudadanos que trabajaban como comerciantes en el mercado que se derrumbó tras el terremoto.

Andes


1600 técnicos trabajan para rehabilitar electricidad, telecomunicaciones, dotación de combustibles y agua

Un contingente de 1600 trabajadores laboran para rehabilitar los servicios de electricidad, telecomunicaciones, combustibles y agua, en las provincias de Manabí y Esmeraldas, que resultaron afectadas por el terremoto del pasado sábado 16 de abril.

Este grupo humano, más la maquinaria y equipos de las distintas empresas públicas y el apoyo de empresas privadas, han permitido que los servicios paulatinamente entren en operación en las dos provincias

Electricidad:

Del 17 al 20 de abril, en las provincias: de Los Ríos pasamos, en 6 horas, de 67% a más del 95%, en Santo Domingo, en un periodo de 10 horas pasamos del 63% a más de 95%, en Esmeraldas, con más de mil kilómetros de redes de medio y bajo voltaje con daños, entan solo 8 horas pasamos de 37% a más del 98%.

Durante las 24 horas trabaja un contingente de más de 800 trabajadores, pertenecientes a las empresas eléctricas de todo el país. Para ello se integraron 160 grupos, cada uno conformado por cinco técnicos

Hasta la noche del viernes 22 de abril, la provincia de Manabí reporta el 90% de energización y los siguientes avances por cantones, al 100%: Pichincha, El Carmen y Puerto López; más del 90%: Montecristi 99%, Rocafuerte y Santa Ana 98%, Jipijapa 97%, Portoviejo 93%, Jaramijó 92%, 24 de Mayo 94%; Junín y Tosagua 91%, Bolívar y Manta 90%, Chone 88% y San Vicente 89%, Sucre 75%, y el 50% en el cantón Pedernales.

Las plantas de Agua potable, como El Ceibal, Guarumo, Cuatro Esquinas y la Estancilla cuentan con el servicio eléctrico para su operación.

La infraestructura de Transmisión Eléctrica está operando con normalidad en todo el paísy no existe afectación a las hidroeléctricas que pueda poner en riesgo su operación.

Hidrocarburos:

El despacho de combustibles: Gasolina, Diésel y Gas de Uso Doméstico (GLP) a escala nacional está garantizado.

En Manabí, 92 de 97 estaciones de servicio están operativas, con lo que se garantiza el abastecimiento de combustibles (gasolina, diésel y gas de uso doméstico).

En Manta, de 14 estaciones, 10 están operativas; en Pedernales de las 3 estaciones, 2 están abiertas al público. En Portoviejo y los otros cantones, el 100% de las estaciones de servicio están a disposición de la ciudadanía.

De los 97 establecimientos de distribución de GLP, en Manab 94 están operativos. En Pedernales Petroecuador vende directamente a la comunidad.

Las Refinerías de Esmeraldas y La Libertad operan al 98% de su capacidad, mientras que la de Shushufindi opera al 100%.

Telecomunicaciones:

El servicio de telecomunicaciones no tiene restricciones en todas las provincias, con excepción de Manabí, en donde más de 500 técnicos de las tres operadoras, trabajan para rehabilitar el servicio. Hasta este viernes por la tarde, se rehabilitó el servicio en los siguientes porcentajes: Pichincha, Junín, Puerto López, Tarqui, 24 de Mayo, Paján, El Carmen y Olmedo 100%, Jipijapa 97%, Santa Ana 92%, Tosagua 91%, Montecristi 89%, Pedernales 81%, Chone 86%, Portoviejo 79%, Manta y Jaramijó 85%, Rocafuerte 71%, Bolívar (Calceta) y Sucre 67%, Jama 60%, San Vicente 55%, Flavio Alfaro 62% y San Isidro 50%.

Agua:

250 técnicos del ramo trabajan para garantizar el acceso y distribución de agua. Alrededor de las presas: La Esperanza, Poza Honda, El Azúcar, San Vicente, Tahuín, Múltiple Chone; los sistemas: Trasvase Daule – Santa Elena, Trasvase Daule – Vinces, Control de Inundaciones Bulubulu, Cañar y Naranjal; así como también el embalse Daule – Peripa operado por CELEC EP, no presentan daños estructurales ni filtraciones. Se ha trabajado de acuerdo con los protocolos normales y se mantiene un monitoreo constante.

En Manabí, 120 tanqueros distribuyen agua en toda la provincia.

El ciudadano