Iguales y Universidad de Chile redactan proyecto de matrimonio gay con adopción

Mañana, Luis Larraín, presidente de Iguales, junto a todo el directorio de la Fundación y representantes de Derecho de la Universidad de Chile se reunirán con el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, para presentarle un proyecto de matrimonio homosexual que incluye el derecho a filiación, por tanto, permitiría que parejas del mismo sexo puedan adoptar.

La promoción de la iniciativa contempla una audiencia con la Presidenta Michelle Bachelet el jueves 14, a la que además asistirá Davor Harasic, decano de la Facultad de Derecho y la vicedecana, Maricruz Gómez de la Torre.

También están gestionando reuniones con el presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade, y el titular de la Corte Suprema, Hugo Dolsmetch.

Michelle Bachelet dijo en agosto de 2013, mientras era candidata: “Soy partidaria del matrimonio igualitario”. El domingo 27 de octubre de ese año presentó su programa de gobierno. En el capítulo de Derechos Ciudadanos, tópico “Igualdad y no Discriminación y Participación e Inclusión”, página 186, se lee: “Matrimonio Igualitario: convocaremos a un debate abierto, con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley en esta materia”.

Ya en La Moneda, Bachelet no ha vuelto a hablar de matrimonio igualitario. El 12 de noviembre del año pasado el vocero Marcelo Díaz dijo “en el marco de una demanda presentada en contra de Chile en la Comisión Interamericana de DD.HH, hemos comprometido que hacia el último trimestre del 2017 vamos a concluir ese debate en la elaboración de un proyecto”.

“Una de los objetivos de este proyecto que estamos presentando es hacerle ver al gobierno que la promesa electoral no se va a cumplir si es que ingresan un proyecto a fines del próximo año”, señala Luis Larraín -presidente de Iguales- y agrega: “Todos conocemos que los tiempos legislativos, sobre todo para proyectos de derechos de familia son largos”.

Solamente el primer trámite constitucional del proyecto de despenalización del aborto en tres causales tardó más de un año, por lo que se estima que si el Ejecutivo ingresara un proyecto de matrimonio igualitario el último trimestre de 2017 sería prácticamente imposible que se convirtiera en el ley durante este gobierno.

El proyecto fue redactado por académicos del Departamento de Derecho Privado de Derecho de la Universidad de Chile luego de que Fundación Iguales y Harasic, suscribieran un convenio de trabajo el 1 octubre del año pasado.

“Fue un proceso muy fluido y estructurado que implicó sesiones de trabajo periódicas y reuniones de discusión, durante 6 meses. El equipo de académicos de la facultad entregó periódicamente estados de avance de la redacción del proyecto, que luego se discutían con representantes de Iguales”, explica Harasic, quien supervisó el trabajo.

El anteproyecto de ley que presentarán a Lagos Weber no sólo introduce una modificación al artículo 102 del Código Civil que establece que el matrimonio “es un contrato entre un hombre y una mujer”, si no que modifica todo el derecho sustantivo de familia, matrimonio y filiación. De esta forma cambiaría el Código Civil, la Ley de Matrimonio Civil, de Adopción, de Menores, de Pensiones de alimentos y la Ley de Tribunales de familia.

“No se puede seguir legislando en materia de familia haciendo abstracción o tapándose los ojos frente a la realidad de los hijos. Eso es lo que se hizo con el Acuerdo de Unión Civil que reguló un contrato similar al matrimonio, pero que hizo como que si no existieran los hijos, como si las parejas viviesen solas”, señala Mauricio Tapia, quién junto a Fabiola Lathrop y Gabriel Hernández, fueron los académicos del Departamento de Derecho Privado que trabajaron en la redacción.

Se han presentado tres mociones parlamentarias de matrimonio igualitario. La primera fue en 2008 a la Cámara por la entonces diputada Adriana Muñoz junto a otros parlamentarios PPD y PS. En agosto de 2010 Isabel Alllende (PS) presentó otra al Senado. En diciembre de 2014 un conjunto de diputados DC presentó un proyecto de ley de matrimonio igualitario. Ninguno de éstos incluía la filiación, es decir, que los hijos e hijas de una pareja del mismo sexo tengan un vínculo legal con ambos padres o madres. Ninguna de las mociones parlamentarias ha sido puesta en tabla para su discusión.

La Tercera