Una polémica en torno a si el Gobierno debe iniciar las negociaciones formales de paz con el ELN se desató ayer tras conocerse que el exgobernador del Chocó Patrocinio Sánchez, secuestrado por esa guerrilla, no fue liberado de manera espontánea sino canjeado por un hermano suyo.

El hecho que fue denunciado el miércoles en el Congreso por el senador Armando Bendetti fue confirmado ayer en la mañana por el el exmandatario, quien estuvo más de dos años plagiado.

Patrocinio Sánchez, liberado por el ELN a comienzos de abril, dijo que esa guerrilla lo dejó ir a cambio de su hermano, información ratificada por la Defensoría del Pueblo.

El exgobernador de Chocó declaró que el 3 de abril fue devuelto a su familia por problemas de salud, pero a costa de la retención de su hermano, el excongresista Odín Sánchez.

“En la guerrilla me informaron que me iban a liberar y que iban a hacer un canje por mí y que el canje se iba a hacer con mi hermano, porque yo estaba en ese estado de salud tan grave”, dijo Sánchez en entrevista con BluRadio.

“No me pude ver con mi hermano, pero sí me informaron que (…) se había quedado por mí”, agregó Sánchez, quien asegura haber estado en poder del ELN desde agosto de 2013.

La guerrilla nunca se adjudicó ese secuestro, pero el presidente Juan Manuel Santos se lo atribuyó al grupo rebelde cuando celebró el regreso al hogar de Patrocinio Sánchez en un tuit el mismo 3 de abril.

La liberación de Patrocinio Sánchez, también alcalde de Quibdó, se produjo en medio de muchas especulaciones que solo se aclararon ayer, cuando él mismo pudo hablar con los medios tras recuperarse parcialmente de una enfermedad de la que no dio detalles.

La Defensoría del Pueblo dijo que el 3 de abril se produjo un “canje” entre ambos hermanos por parte del ELN.

“Sobre los secuestros del ELN, hemos hecho una verificación y tenemos información de que en el caso del excongresista Odín Sánchez se trata de una operación de canje”, declaró el defensor Alfonso Caijao, quien demandó “con energía” su puesta en libertad.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, aseguró que “hay una situación confusa en este tema, si existió un canje del ELN, por cuestiones de salud, entre Patrocinio Sánchez y su hermano Odín, este grupo armado sabe que no habrá la primera ronda de negociaciones, ya que es condenable hacer algo de ese estilo y, además, porque desde el Gobierno se le ha exigido que libere hasta el último secuestrado, para iniciar la fase pública de las negociaciones”.

“Si el ELN tiene al excongresista, esa práctica es condenable y deplorable. El Gobierno rechaza categóricamente esa clase de actitudes. Exigimos su liberación inmediata”, agregó Cristo.

Fabio Amín, copresidente del Partido Liberal, aseguró que ante el hecho, el presidente Santos debe analizar si conviene seguir adelante con las negociaciones con el ELN.

“La situación enciende las alarmas. El presidente Santos debe llamar a consultas a su equipo negociador, en cabeza de Frank Pearl, para valorar si es conveniente o no continuar con estas negociaciones. Aquí se está afectando gravemente la confianza”, dijo Amín a Caracol Radio, tras lamentar que esa guerrilla trate la vida de un ser humano como una mercancía.

“Que se pueda cambiar un secuestrado por otro es realmente una actuación que va en contra de la dignidad humana”, agregó.

El senador Armando Benedetti escribió en Twitter: “Entiendo que se negocie en medio del conflicto con el ELN, pero el secuestro del exrepresentante Sánchez es perverso, una vulgaridad!”.

León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, considera que las negociaciones entre Gobierno y ELN van a seguir, pero ese grupo, muy pronto, tiene que mostrar públicamente acciones de abandono del secuestro, “porque sino va a ser muy difícil un diálogo”.

Además, agrega, va a haber una presión muy grande de diferentes sectores sobre ese tema en torno al ELN y eso lo va a obligar a abandonar esa práctica.

El experto en seguridad John Marulanda también cree que el Gobierno va a seguir adelante con el proceso con el ELN y “muy seguramente seguirá siendo condescendiente al igual que con las Farc”. Indicó que habrá funcionarios justificando al ELN y la continuidad del diálogo ante la opinión pública.

Aunque Marulanda cree que la instalación de la mesa de negociaciones se dilataría un poco, en eso incidiría más que todo la situación que provocó el sismo en Ecuador, donde se haría ese acto.

El País