La ciudad de la “eterna primavera” se mantiene en una grave situación de contaminación atmosférica que ya ha comenzado a afectar seriamente la salud de sus habitantes; las afecciones y enfermedades respiratorias han tenido un crecimiento del 20% en las últimas semanas. La capa de contaminantes en el aire es tan densa que el horizonte montañoso que rodea a la ciudad ya no se percibe a simple vista.

Al respecto, el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, anunció que se tomarán medidas extremas para contrarrestar la emergencia atmosférica que presenta la ciudad y los municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá, desde principios de marzo. La primera medida será un día sin carro y sin moto en toda el área afectada por la contaminación.

Desde el próximo sábado 2 de abril hasta el domingo 3 a las 6:00 pm no podrá circular ningún carro o moto particular en la ciudad, a menos que tenga más de tres ocupantes. Además de esto, la restricción se extiende al uso de vehículos oficiales y a la circulación de volquetas en el perímetro urbano, la cual estará reglamentada por un horario específico.También, la medida del pico y placa será obligatoria en los 10 municipios que componen el área metropolitana desde Caldas hasta Barbosa.

Por la cantidad de contaminantes en el aire, se suspenden todas las actividades físicas al aire libre en escuelas, colegios e instituciones de carácter público y se convoca a las instituciones privadas a tomar la medida. Además se cancelan “hasta nueva orden” todas las ciclovías de la ciudad.

Ante esta situación, el metro de Medellín prestará servicio gratuito desde las 9:00 am hasta las 4:00 pm del 1 al 6 de abril. Asimismo, Gutiérrez expresó que “recomendamos a las empresas acciones como el teletrabajo, cambio de horarios de ingreso y salida e iniciativas para compartir vehículo”.

Quienes incumplan las medidas podrán tener sanciones de hasta 15 salarios mínimos. Se espera que dichas restricciones ayuden a mejorar la grave situación atmosférica que vive el área metropolitana, sin embargo, estas medidas temporales no representan una verdadera solución a la problemática de contaminación que está directamente relacionada con el aumento del parque automotor, los gases de efecto invernadero arrojados por la creciente industria, la tala de árboles y el descuido de las reservas naturales, pero será un paliativo que aliviará momentáneamente una contaminación en ascenso.

Colombia Informa