Una comisión del Gobierno de Honduras encabezada por la primera dama, Ana García de Hernández, viajará en mayo próximo a Estados Unidos para conocer más sobre la situación de los hondureños detenidos en albergues en ese país, informó ayer una fuente oficial.

La comitiva oficial viajará en fecha aún no determinada a las ciudades estadounidenses de Houston, San Antonio y Laredo, en el estado de Texas, indicó la Fuerza de Tarea del Niño Migrante, creada por el Gobierno hondureño en junio de 2014, en un comunicado.

La esposa del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, recorrerá las instalaciones de la Oficina de Reubicación de Refugiados, y visitará la estación de la Patrulla Fronteriza en Laredo, Texas.

Otros centros que visitará la primera dama hondureña son el Centro Residencial del Condado de Karnes y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en sus siglas en inglés), añade la nota oficial.

La agenda de la esposa del presidente hondureño incluye una visita al consulado de Honduras en Nueva Orleans, Luisiana, y una reunión con la comunidad hondureña que reside en esa zona.

El objetivo de la misión oficial es verificar “el estado” de los hondureños detenidos en albergues de Estados Unidos y supervisar el trabajo del personal diplomático del país centroamericano en favor de los nacionales en esa nación, de acuerdo a la información oficial.

Según datos de la Fuerza de Tarea del Niño Migrante, unos 12.915 hondureños han sido deportados hasta mediados de marzo pasado por las autoridades migratorias de Estados Unidos.

La Administración de Hernández promueve desde 2014 una campaña orientada a concienciar a los hondureños, especialmente niños, para que no viajen de manera ilegal a Estados Unidos, que ese año experimentó una oleada de inmigración infantil que fue calificada incluso como “crisis humanitaria”.

La Tribuna