El canciller Heraldo Muñoz lamentó este lunes que Bolivia haya optado por la “hostilidad”, luego de que La Paz anunciara que sumará una nueva demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por el uso de las aguas del río Silala.

“Está claro que tienen una postura de hostilidad en vez de una de cooperación”, dijo Muñoz en una conferencia en la Universidad de Miami, en esta ciudad del sureste de EEUU.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que acudirá a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para pedir la restitución de derechos sobre el Silala, que según La Paz no sería un río internacional, sino manantiales que brotan en territorio boliviano y que fueron canalizados artificialmente para dirigirlos hacia Chile.

Bolivia tramita otra demanda contra Chile desde 2013 para lograr una salida soberana al mar, que perdió en una guerra a fines del siglo XIX.

Santiago “se defenderá en la corte”, garantizó el canciller Muñoz.

“Desafortunadamente, Bolivia eligió el camino de la confrontación y las demandas, y cambió sus posturas en ambos casos con respecto a las que mantenía hace 100 años”, dijo Muñoz, que afirmó no obstante que Chile “siempre estará listo para dialogar”.

Chile afirma que todos los conflictos limítrofes bilaterales quedaron resueltos con el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1904.

Chile y Bolivia rompieron relaciones diplomáticas en 1978.

Tele 13

Gobierno boliviano incluye a FFAA en demanda por el Silala

Los militares mejor capacitados de las Fuerzas Armadas serán parte del equipo del Gobierno que trabaja en la segunda demanda que interpondrá Bolivia en La Haya en contra de Chile, para que reconozca la propiedad boliviana sobre las aguas de la vertiente del Silala, señaló ayer el jefe de Estado, Evo Morales Ayma.

Se tomó la determinación en la reunión, de ayer en la madrugada, con el Alto Mando Militar, antes de la imposición de grados a generales, en sus diferentes etapas, a miembros de las fuerzas castrenses.

“Tuvimos (una) reunión con el Alto Mando Militar y se aprobó un tema importante, que las Fuerzas Armadas, con sus mejores profesionales, los mejores hermanos militares que conocen sobre el Silala, se van a plegar a la comisión de esta gestión del Gobierno nacional para sentar soberanía sobre las aguas del Silala”, manifestó en el acto de ascenso a grados jerárquicos.

El 23 de marzo, Día del Mar, el Mandatario anunció la decisión de demandar a Chile por el uso ilegal del recurso natural artificialmente desviado hace más de 100 años sin ninguna compensación. El caso será radicado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde también se encuentra la demanda marítima que busca se obligue a la nación vecina a cumplir sus compromisos de negociar una salida soberana al Pacífico.

“Esperamos que nuestro comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (Juan Gonzalo Durán), con su equipo de trabajo, pueda seleccionar a hermanas y hermanos militares para que puedan ayudar en esta planificación en defensa de las aguas del Silala”, argumentó.

La Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) es la responsable, como en el caso del mar, de articular las primeras tareas consistentes en recibir los aportes y sugerencias de los investigadores y expertos para sustentar jurídica y técnicamente el proceso.

Las aguas del manantial están ubicadas en el cantón Quetena Chico, Potosí, y actualmente alimentan a grandes empresas mineras. En 1908 fueron desviadas para una empresa de ferrocarriles vía concesión, hoy anulada.

Por su parte, la presidenta de la comisión de Política Internacional, Patricia Fernández, cuestionó que se lleve adelante este nuevo proceso en contra de Chile toda vez que en el juicio que se ventila en esa instancia por el mar aún no existe una definición. Respecto al equipo jurídico sostuvo que tiene que estar integrado por personas capaces.

EXPLICACIÓN A EMBAJADORES

El presidente Evo Morales explicó ayer, en palacio de gobierno, a los embajadores y representantes de organismos internacionales en Bolivia la problemática de las aguas del Silala y los argumentos históricos, jurídicos y técnicos que sustentan la decisión de demandar a Chile por el uso ilegal de ese recurso hídrico sin ningún tipo de compensación.

El vicecanciller, Juan Carlos Alurralde, dijo que el encuentro del dignatario de Estado con el cuerpo diplomático permitió exponer de forma concreta la posición del pueblo boliviano sobre el desvío del recurso natural hacia y en territorio chileno y los motivos que obligaron al Ejecutivo recurrir una vez más a La Haya.

“Se les ha mostrado todos los argumentos que hacen y muestran de que esta demanda no es artificiosa, tienen argumentos de peso, históricos y jurídicos y técnicos que son absolutamente irrefutables”, sentenció.

Empresa de Colombia niega que use la vertiente

El grupo colombiano Empresas Públicas de Medellín (EPM) aclaró ayer a la agendia de noticias EFE que su filial en Chile, Aguas de Antofagasta (Adasa), no utiliza aguas del Silala, como lo denunció el presidente de Bolivia, Evo Morales, que reclama a Santiago el uso de esa corriente.

“Aguas Antofagasta no utiliza aguas del río Silala (en Chile, del río Siloli) ni tiene derechos de aprovechamiento de aguas sobre el mismo”, reza un comunicado difundido en la ciudad colombiana de Medellín por EPM, que en junio del año pasado completó la compra de Adasa por 965 millones de dólares.

El comunicado, difundido por EFE, no aludió directamente al gobernante boliviano y se dio a conocer “a propósito de las informaciones publicadas este fin de semana sobre Aguas Antofagasta (Adasa), filial del Grupo EPM en Chile”.

En un acto celebrado el domingo en Potosí, Morales aseguró que en Chile las aguas del Silala “están privatizadas, en manos de los colombianos y los colombianos están vendiendo a las empresas mineras”. “No es posible que una empresa colombiana (esté) vendiendo las aguas del Silala a unas 10 empresas mineras”, señaló el jefe de Estado, que anunció recientemente una nueva demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por lo que considera un uso “abusivo” de ese afluente.

Según EPM, “el agua potable que ofrece Aguas Antofagasta proviene en su totalidad” de su planta desalinizadora “y de otros afluentes cordilleranos que no consideran el río Silala”.

Encuesta

El 92  por ciento de chilenos cree que el presidente de Bolivia, Evo Morales, usa el litigio con Chile para mejorar su imagen dentro del país andino, mientras un 62 por ciento considera que el país austral debería retirarse del Pacto de Bogotá, según una encuesta publicada ayer por la consultora Plaza Pública Cadem y difundida por la agencia EFE.

El sondeo reflejó el rechazo de los chilenos a las demandas del presidente de Bolivia, Evo Morales, tras su visita al río Silala la semana pasada después de anunciar una nueva demanda en contra de Chile por el uso de sus aguas.

Los Tiempos

Insulza: sería difícil que Chile vuelva a sentarse en una mesa con Bolivia

El agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, José Miguel Insulza, señaló ayer que “sería muy difícil” que Chile volviera a sentarse en una mesa con Bolivia después de las “barbaridades” que el país andino ha dicho sobre Chile.

“Lo que el presidente Morales y su Gobierno han hecho es exactamente lo contrario a lo que deberían hacer para sacar algo”, dijo Insulza en entrevista con radio Cooperativa tras ser preguntado por la demanda que Bolivia mantiene contra Chile ante la CIJ por una salida soberana al mar.

El ex secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sentenció que, en caso de que la Corte falle a favor del país andino, “sería bien difícil sentar a Chile y Bolivia en una mesa después de todas las barbaridades que han dicho sobre nosotros”.

“Ese es un problema complicado para ellos y muchos bolivianos se dan cuenta”, manifestó el abogado chileno.

Asimismo, señaló que “al leer la prensa boliviana, existen muchos expertos que plantean que hay que tener ‘cuidado’, porque hay que negociar con Chile. No se han hecho un favor con esto”.

Insulza aseveró que Bolivia intenta “convertir a Chile en un díscolo” para dejar al país andino como “respetuoso del derecho internacional”.

En una nueva disputa por el río Silala, el presidente Morales anunció hace algunos días otra demanda internacional contra Chile por el uso, según dijo, “ilegal” y “abusivo” de las aguas del afluente, ubicado en la zona del altiplano andino, entre Bolivia y su vecino.

“Chile tiene una política exterior muy amplia, mientras que Bolivia tiene un sólo tema de política exterior”, dijo Insulza y explicó que “la prensa boliviana habla más de los problemas internos del presidente Morales que del tema del Silala”.

Bolivia defiende que el Silala es un río formado por vertientes cuyas aguas fueron canalizadas en 1908 al norte de Chile para el aprovechamiento de la empresa chilena Bolivian Antofagasta Railway.

Chile sostiene, por su parte, que se trata de un río internacional y se apoya en un mapa que acompaña el tratado bilateral de 1904 para sostener esa postura.

La disputa sobre el Silala había estado, hasta ahora, en un segundo plano frente a la histórica reclamación de Bolivia a Chile de una restitución de su salida al Pacífico perdida en una guerra en 1879.

Terra