Más de 300 delegados sindicales de 30 países asisten en Montevideo al 7º Encuentro Sindical de Nuestra América, que se desarrolla en el Paraninfo de la Universidad de la República (UDELAR).

Las delegaciones han sido recibidas por autoridades del secretariado ejecutivo del PIT-CNT en la sede de la central única de trabajadores.

El encuentro, que se desarrolla en el Paraninfo de la Universidad, se enmarca en “un momento histórico clave para la democracia”, se aseguró desde el PIT-CNT, y también se remarcó “la firme convicción de la necesidad que de la reunión salga fortalecida la unidad de los trabajadores”.

Los movimientos sindicales de la región coinciden en la necesidad de “adoptar acciones concretas coordinadas para enfrentar la ofensiva del imperialismo y los intentos desestabilizadores en algunos de los países del continente”.

“Arremetida del imperialismo”

En ese marco, el dirigente de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Raymundo Navarro, dijo que el encuentro “hoy una mayor justificación”.

“Hoy existe una avalancha, una arremetida, del imperialismo yankee y del capitalismo que apunta a detener los procesos progresistas que existen en la región. Ante esta situación el movimiento sindical tiene que estar a tono ante esta arremetida y bregar por la defensa de los trabajadores”, expresó Navarro.

Agregó que las medidas que está tomando el imperialismo “afectan a los trabajadores del continente. Por esta razón es imprescindible la unidad de las organizaciones sindicales”.

Se debe tener en cuenta que esta avalancha de medidas también apuntan a afectar la unidad de las organizaciones gremiales. El proceso de unidad y de integración del movimiento sindical en la región es de vital importancia”, manifestó.

El dirigente sindical cubano recordó que los argumentos para la fundación de la organización, que se reunió por primera vez en Quito, Ecuador, pasaban por la necesidad de la “unidad de los sindicatos” de América Latina y el Caribe, “independientemente de la filiación política regional o internacional que cada organización gremial tuviera”.

lr21