El gobierno de Ecuador y la Asamblea Nacional realizarán sendas investigaciones sobre personas o empresas que tuvieren capitales en paraísos fiscales, informó la secretaria de Gestión Política, Paola Pabón.

En tanto, el presidente de la República, Rafael Correa, reiteró que su gobierno realizará un análisis sistemático y objetivo de los 10,5 de documentos de la filtración revelada por el consorcio de periodistas de investigación ICIJ (por sus siglas en inglés) sobre los papeles de la firma panameña Mosack Fonseca.

“Seremos nosotros los que revisaremos esos papeles y estamos seguros, convencidos, que habrá no uno sino varios que para no tributar, para no dejar los recursos de ecuatorianos y ecuatorianas a través de off shores, de fideicomisos, han sacado los dineros al extranjero”, dijo Pabón a periodistas.

Explicó que la investigación se realizará desde el Ejecutivo y que conocía que la Asamblea Nacional “está generando un proceso” de análisis, aunque no dio más detalles.

“Vamos a, sistemáticamente, analizar más de diez millones de datos porque eso es lo que hay, y pese a que ellos escudriñaron todo y no encontraron nada contra el gobierno, nosotros sí vamos a decirle al país toda la verdad y quién es quién”, advirtió.

El presidente Correa destacó que la inmensa mayoría de medios, incluso con una postura de oposición, había dado un tratamiento adecuado y responsable al tema.

Anunció que se está evaluando cuál es el organismo que tiene la capacidad técnica para iniciar el análisis de los documentos, aunque adelantó que podrían ser la Secretaría Nacional de Inteligencia o la Unidad de Lavado de Activos.

“Vamos a ver quién es quién, los que tanto hablan de inversión, de amar a la patria. Vamos a ver dónde tienen su dinero, vamos a ver si pagan impuestos o no”, manifestó el mandatario desde la localidad de Pifo, al nororiente de Quito.

El director del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando, informó que Ecuador consta noveno a nivel mundial entre más de 300 países que tenían empresas que intermediaban a través de la firma panameña Mosack Fonseca.

El banquero y autoproclamado candidato presidencial Guillermo Lasso adelantó que él tiene una empresa dociciliada en Panamá aunque defendió la legitimidad de su acción.

El precandidato afirmó que solo una empresa está activa y es un banco formalmente establecido en la ciudad de Panamá, de nombre Banisi, debidamente autorizado por la Superintendencia de Bancos, por lo tanto no tiene nada que ocultar o no pueda explicar con absoluta transparencia, según informó diario El Universo.

Andes