La central Coca Codo Sinclair, el mayor proyecto hidroeléctrico de Ecuador, inició este jueves la generación de energía en etapa de pruebas, previo a su apertura oficial en los próximos días, informó el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable.

Coca Codo Sinclair, con sus 1500 MW, abastecerá el 30 por ciento de la demanda nacional, producirá ahorros para el país por 600 millones de dólares anuales y además generará excedentes para la exportación, que derivarán en recursos adicionales para dinamizar la economía.

El vicepresidente Jorge Glas oficializará el acto de entrega de las cuatro primeras unidades de la planta, ubicada entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos, cuyo montaje culminó en febrero pasado, dando paso a la actual generación en el período de pruebas.

Estudios del Ministerio de Electricidad determinaron que con la puerta en marcha de la central se abastecerá de energía limpia y evitará emisiones por 3,5 millones de toneladas anuales de CO2, que producen las centrales termoeléctricas, un equivalente a la contaminación producida por 1,2 millones de vehículos livianos.

El presidente Rafael Correa ha impulsado en su gobierno la construcción de ocho hidroeléctricas, que son obras postergadas por más de cuatro décadas por sus antecesores y que ponen fin a las épocas en que los estiajes obligaban al país a racionar energía. Se trata de los proyectos Coca-Codo-Sinclair, Sopladora, Minas-San Francisco, Delsintanisagua, Manduriacu, Mazar-Dudas, Toachi-Pilatón y Quijos.

Con la puesta en marcha de las hidroeléctricas, Ecuador ahorrará 750 millones de dólares en 2016 y 1.200 millones de dólares en el año 2017 pues dejará de importar combustible.

Andes