El proyecto que reglamenta el uso de marihuana medicinal fue aprobado en su tercer de cuatro debates en la Comisión primera de la Cámara de Representantes. Ahora sólo resta la discusión en la plenaria de esta misma corporación para que pase a sanción presidencial y finalmente sea una ley de la República.

La iniciativa —según el senador Juan Manuel Galán, su autor— busca darle seguridad jurídica al decreto emitido por el Ministerio de Justicia, ya que si un nuevo gobierno quisiera eliminarlo tendría que hacerlo vía legislativa.

Galán también detalló que el proyecto reglamenta todo lo que tiene que ver con el cobro de tasas y tarifas para el otorgamiento de licencias de funcionamiento a quienes trabajen con la marihuana medicinal. Esto incluye un régimen sancionatorio para quienes violen la normatividad que regula los productos derivados de la cannabis.

Otro de los aspectos claves es que le asigna funciones a los ministerios de Salud y Justicia para que le hagan seguimiento al otorgamiento de las licencias de funcionamiento de quienes trabajen con productos de marihuana con fines medicinales.

Asimismo, según precisó el senador liberal, el proyecto de ley establece un régimen de regulación para el uso de la marihuana medicinal en menores de edad. Puntualmente, exige el consentimiento de los padres o acudientes y el uso de una marihuana especial con bajo niveles de THC, el componente psicoactivo de dicha planta.

Finalmente, la norma incluye la creación de un fondo al que irán los recursos derivado del pago de las licencias de funcionamiento. “Esos recursos irán a los colegios para financiar programas de prevención, para formar docentes y capacitar a jóvenes. Pero también para promover actividades alternativas que los alejen de las actividades ilícitas”, explicó Galán.

“En conclusión este proyecto beneficiará a millones de pacientes de enfermedades crónicas, dolorosas, que hoy tienen que sacar de su bolsillo un costo enorme para acceder al tratamiento con estos productos. Y es importante porque hoy las investigaciones científicas han demostrado los beneficios de los tratamientos con cannabis”, concluyó el congresista.

El Espectador