El presidente del Estado, Evo Morales, expresó el domingo su solidaridad con los expresidentes Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina; Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, y con Dilma Rousseff.

“Expresar toda mi solidaridad con la compañera Cristina, Lula y Dilma, que defienden la democracia, las transformaciones pacíficas de los países vecinos”, sostuvo en ocasión de la entrega de una sede social en esta ciudad.

Dijo estar sorprendido por las noticias internacionales que dan cuenta de que la expresidenta de Argentina fue imputada por sospecha de la comisión del delito de enriquecimiento ilícito.

Denunció que en Brasil buscan cualquier pretexto para enjuiciar al expresidente Lula da Silva para inhabilitarlo como candidato para las próximas elecciones de Brasil.

El mandatario advirtió que “los militares, las Fuerzas Armadas ya no se prestan a los golpes de Estado, a las dictaduras, como en el caso boliviano”. Morales dijo: “Ahora está de moda el golpe congresal o judicial, como se hace con expresidentes de los países vecinos en contra de los gobiernos progresistas”.

Recordó que con mentiras y con un golpe congresal sacaron de la presidencia a Fernando Lugo, de Paraguay, para que retorne la derecha con el objetivo de entregar los recursos naturales a las transnacionales.

“Ahora, hermanos y hermanas, especialmente en Sudamérica, esta revolución democrática con presidentes o gobiernos progresistas ya es imparable, ¿y qué es lo que hacen para debilitarlos?, hacen golpes de Estado desde el imperio norteamericano”, afirmó el Presidente durante su discurso ante decenas de pobladores tarijeños.

Página Siete