El equipo multidisciplinario escogido por la Fiscalía Segunda Especializada contra la Delincuencia Organizada comenzó ayer el proceso de análisis de los archivos que fueron asegurados tras dos días de allanamiento en la firma Mossack Fonseca.

Una fuente judicial detalló que se habilitó una oficina para que el personal de criminalística, la Policía Nacional, la Fiscalía Primera Especializada contra la Delincuencia Organizada y el Instituto de Medicina Legal hagan el análisis de la gran cantidad de información obtenida de los servidores del bufete de abogados.

También se informó que este personal laborará en jornadas extendidas de trabajo para analizar el material acopiado.
Se informó que el trabajo incluye la revisión de correos electrónicos y el cotejo de esta información con las publicaciones de diversos medios de comunicación que atribuyen a la firma Mossack Fonseca, supuestamente, haber creado sociedades offshores, que presuntamente fueron utilizadas para actividades ilícitas.

Tras el análisis de estos documentos, el fiscal Javier Caraballo, a cargo de la investigación, deberá determinar si se produjo la comisión de algún hecho delictivo.

El allanamiento a la firma se dio nueve días después de la publicación de una investigación del diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), en la que se revela la participación de la firma panameña Mossack Fonseca en complejos entramados de sociedades offshore para supuestas actividades ilícitas.

prensa


Volver