Pérez y Baldetti volvieron al banquillo de los acusados por el Caso TCQ

Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti volvieron al banquillo de los acusados por un nuevo caso de corrupción.

El exbinomio presidencial es señalado de liderar una estructura criminal que otorgó un usufructo oneroso a la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) a cambio de sobornos.

Tras su ingreso esta mañana a la Torre de Tribunales, el expresidente Otto Pérez manifestó a periodistas que no firmó nada para otorgar el usufructo en la Portuaria Quetzal y que esa potestad le correspondía al interventor.

Pérez dijo que el nuevo caso por el que es sindicado es ficticio y que, al igual que el caso La Línea, no tiene evidencias de respaldo.

El exmandatario también negó conocer a Jonathan Chévez, quien según las investigaciones, fue la persona encargada de lavar US$12 millones de dólares entregados a Pérez, Baldetti y el resto de la estructura, en concepto de sobornos, por medio de sus empresas.

Nueve de los 14 sindicados en el caso se presentaron al juzgado “B” de Mayor Riesgo para la audiencia de primera declaración. Los demás aún no han sido capturados y en el caso del exinterventor Allan Marroquín, aún no se ha puesto a disposición de las autoridades guatemaltecas.

La exvicepresidenta también se hizo presente en Tribunales, con un nuevo defensor, Fernando Guerra, hijo del fallecido abogado Telésforo Guerra. Esto, luego de que Mario Cano renunciara a su defensa por el incumplimiento del pago de sus honorarios.

La diligencia de primera declaración fue suspendida a solicitud de los abogados defensores, quienes pidieron más tiempo para conocer el expediente. Los litigantes también requirieron la grabación de la declaración del colaborador eficaz del Ministerio Público, Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti y quien delató a los implicados.

EL CONTRATO

Según las investigaciones, en enero del 2012 y hasta al menos abril de 2015 se concertó un grupo criminal con roles definidos, el cual estaba liderado por Pérez Molina y Baldetti Elías, quienes se aliaron con otras personas con el fin de obtener beneficios económicos a raíz de la ejecución del contrato a favor de la entidad TCQ, a quien se le cedería una porción de terreno de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ).

Tras negociaciones con representantes de TCQ, se acordó el pago de un soborno de dinero en efectivo que se tendría que pagar antes de octubre de 2015.

MARROQUÍN SIN APARECER

Allan Marroquín, exinterventor de Puerto Quetzal, no apareció hoy en la audiencia de primera declaración, a pesar de que el viernes grabó y publicó un vídeo en el que dijo que se entregaría ante las autoridades.

Se intentó conocer si Marroquín filmó el video antes de enterarse de que Juan Carlos Monzón colaboró en el Caso TCQ, pero no respondió a los mensajes de La Hora.

“La Línea”: Sala deja fuera a PGN

La Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo dejó a la Procuraduría General de la Nación fuera del Caso La Línea, por el que también enfrentan cargo el expresidente Pérez Molina y la exvicepresidenta Baldetti.

El tribunal de apelación rechazó una impugnación de la institución contra la decisión del juez Miguel Ángel Gálvez de separarla como querellante adhesivo en el proceso. La explicación del togado es que la Superintendencia de Administración Tributaria –SAT- y el Ministerio Público ya representan los intereses del Estado en dicho proceso.

Esta apelación mantenía el Caso La Línea en suspenso. A partir de la resolución de la Sala se podría retomar la etapa intermedia del proceso.

La Hora