En el marco del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, organizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se realiza en nuestro país del 11 al 15 de abril, se abordan diferentes temas como conflictividad y problemas que enfrentan los pueblos indígenas, entre los que sobresale el idioma que se considera una barrera para su desarrollo.

En el foro participan representantes y expertos de los pueblos originarios de diferentes regiones del mundo, quienes discuten la agenda que se tendrá que discutir el próximo mes en Nueva York dentro del 15 período de sesiones del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de Naciones Uidas.

El Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU (UNPFII) es un organismo asesor de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre cuestiones relativas a los pueblos indígenas. El Foro informa al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (Ecosoc).

Cuando el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas se reunió por primera vez en las Naciones Unidas en mayo de 2002, fue un momento histórico para el gran número de personas que habían trabajado durante años para convertir el Foro en realidad. Se cumplía así su deseo de que los pueblos indígenas pudieran hablar por sí mismos en una nueva forma, y presentaran sus opiniones como miembros de pleno derecho de un órgano de las Naciones Unidas.

Oliver loter, vicepresidente del foro permanente para la cuestiones indígenas, de la ONU, estará trabajando esta semana en un diálogo con los pueblos indígenas y el gobierno, para que finalmente todos puedan comprender los problemas que enfrenta la comunidad. En esta reunión también estuvo presente Alvaro Pop, quien expuso sobre la preocupación que los estados debieran asumir por las áreas en constante conflictividad en el país. Resaltaron el reconocimiento de los pueblos indígenas por su lucha y trabajo con desafíos como el idioma, que sigue siendo una barrera.

El foro fue creado para:

– Examinar las cuestiones indígenas en el contexto de las atribuciones del Consejo relativas al desarrollo económico y social, la cultura, el medio ambiente, la educación, la salud y los derechos humanos;

– Prestar asesoramiento especializado y formular recomendaciones sobre las cuestiones indígenas al Consejo, así como a los programas, fondos y organismos de las Naciones Unidas; y

– Difundir las actividades relacionadas con las cuestiones indígenas y promover su integración y coordinación dentro del sistema de las Naciones Unidas.

Siglo 21