Hijo de Berta Cáceres difunde video para pedir justicia

El hijo de Berta Cáceres, Salvador Zúniga Cáceres, pide a través de un video que se desarrollen manifestaciones mañana en las diferentes embajadas de Honduras para pedir justicia por el asesinato de su madre.

Hoy lunes se cumple un mes de la muerte de la líder indígena hondureña que libró una lucha a favor del medio ambiente.

Su hijo Salvador pide que se conmemore su muerte haciendo movilizaciones en los diferentes países.

“Hacemos un llamado para que esa solidaridad se haga sentir, la que hasta ahora nos ha dado la fuerza para seguir adelante, los convocamos a todos y a todas a movilizarnos en las múltiples embajadas de Honduras, este cuatro de abril vamos a exigir justicia”, solicita.

El joven admite que ha sido duro enfrentar el dolor por el asesinato de su mamá.

“Es difícil caminar con el dolor, pero también caminamos con ansias de justicia, con rebeldía, con indignación y con la claridad que la injusticias nos exigen actuar y que el miedo no nos paralizará”, expresa en el video colgado en Youtube.

Cáceres fue asesinada en su vivienda en La Esperanza, Intibucá, el pasado cuatro de marzo. Hasta ahora aunque las autoridades hondureñas han formado equipos de investigación no se ha dado con la captura de ningún involucrado.

El Gobierno ha pedido apoyo internacional para dar con los culpables, recientemente solicitó un jurista penal con experiencia como fiscal o juez a la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (Maccih) para que brinde asesoría en el caso.

La Prensa

Copinh y familiares desconfían de MP en investigación de asesinato de Berta Cáceres

La familia de la asesinada líder indígena, Berta Cáceres y el Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas y Populares de Honduras (COPINH), no creen en las supuestas investigaciones que está realizando el Ministerio Público de Honduras.

Así lo han expresado en una carta publicada el 1 de abril, donde califican de indignante y revictimizante enterarnos de este tipo de información a través de la prensa y no mediante un diálogo formal con las autoridades, como es nuestro derecho y lo hemos venido solicitando desde que ocurrió el asesinato.

Acusan al fiscal general, Oscar Chinchilla, de faltar a su palabra ya que en la reunión sostenida con él el pasado 29 de marzo aseguró que les permitiría participar en las investigaciones y que contestaría al día siguiente (30 de marzo) por escrito las interrogantes planteadas.

En esa reunión el Director de Fiscales, Arturo Duarte, manifestó que se retiraría del caso. Pese a lo anterior, la respuesta escrita no ha llegado hasta el día de hoy y ante una visita de los abogados de la familia y del COPINH al Ministerio Público en la Esperanza, Intibucá, las fiscales en la zona nuevamente negaron el acceso a la información sobre las diligencias investigativas.

A continuación la carta publicada por los familiares de Berta Cáceres y el COPINH:

Tegucigalpa, 1 de abril de 2016. El día de ayer, el Ministerio Público emitió un comunicado que actualiza el estado de las investigaciones relacionadas con el asesinato de nuestra madre y compañera Berta Cáceres Flores. Nos resulta indignante y revictimizante enterarnos de este tipo de información a través de la prensa y no mediante un diálogo formal con las autoridades, como es nuestro derecho y lo hemos venido solicitando desde que ocurrió el asesinato.

El pasado 29 de marzo, luego de un acto de protesta pública frente a las instalaciones del Ministerio Público en Tegucigalpa, fuimos finalmente recibidos por el Fiscal General, Oscar Fernando Chinchilla y parte de su equipo.

En esa reunión se plantearon una serie de preocupaciones y preguntas en torno a la forma cómo se están llevando las investigaciones, entre otras cosas, se cuestionó la falta de acciones para determinar la responsabilidad de los funcionarios públicos que presuntamente intentaron manipular evidencias, que formularon una hipótesis inicial no vinculada a las principales amenazas que tuvo nuestra madre y compañera; se pidió aclarar el involucramiento del FBI así como los vínculos que existen entre personas cercanas a la empresa DESA y personal del MP que lidera la estrategia de investigación; además se solicitó permitir que Gustavo Castro regresara a su país y finalmente se pidió conocer las razones por las cuales se había negado formalmente la posibilidad de que participemos en esta etapa investigativa y tengamos acceso a la información respectiva y el por qué no se acepta una comisión de personas expertas e independientes que coadyuven en las investigaciones.

En esa reunión, el Fiscal General aseguró que nos permitiría participar en las investigaciones y que contestaría al día siguiente (30 de marzo) por escrito las interrogantes planteadas, en ese mismo acto también el Director de Fiscales, Arturo Duarte, manifestó que se retiraría del caso. Pese a lo anterior, la respuesta escrita no ha llegado hasta el día de hoy y ante una visita de los abogados de la familia y del COPINH al Ministerio Público en la Esperanza, Intibucá, las fiscales en la zona nuevamente negaron el acceso a la información sobre las diligencias investigativas. También desconocemos si se hizo efectiva la salida del caso del señor Duarte. Lo único positivo derivado de esta reunión es que se haya autorizado finalmente la salida del país del testigo Gustavo Castro Soto. Vale destacar que las autoridades sólo han reaccionado gracias a la presión de la comunidad nacional e internacional pero no por voluntad propia.

Por todo lo anterior reiteramos nuestra desconfianza a las acciones que está realizando el Ministerio Público, por cuanto:

– no se ha aclarado ninguna de las dudas que hemos expresado
– no se nos ha permitido participar activamente en el proceso
– la escasa información que recibimos es confusa y hasta contradictoria, por ejemplo seguimos sin entender ¿cuál es el rol del FBI en el proceso?, o ¿qué tipo de apoyo técnico brindará la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH)?.

Se desprende del comunicado hecho por el MP, que las diligencias de investigación sobre la empresa DESA, principal fuente de amenaza para nuestra madre y compañera, no fueron realizadas sino hasta el pasado 13 de marzo, es decir 11 días después de ocurridos los hechos. Esto significa que la acción del Ministerio Público fue tardía y que dicha empresa pudo haber tenido el tiempo suficiente para ocultar una posible participación en los hechos.

En conclusión, la información que se ha dado a conocer públicamente es insuficiente y no responde adecuadamente a nuestras preocupaciones. De hecho, se manipula a la opinión pública al hacer creer que las investigaciones se hacen en colaboración con el COPINH. Si bien, se ha brindado información para que se investigue, esto no significa que se hayan escuchado los planteamientos que hemos hecho.

Tenemos derecho a participar activamente, tenemos derecho a desconfiar de una institucionalidad que no fue capaz de proteger a nuestra madre y compañera Berta y que en Honduras no garantiza justicia, tenemos derecho a dudar de una investigación que ha sido manipulada desde sus inicios.

Ante la secretividad y la falta de transparencia, ante la ausencia de garantías institucionales, ante el afán de invisibilizarnos y revictimizarnos, y cumpliéndose casi un mes desde que ocurrió el asesinato de nuestra querida Bertita, decimos BASTA DE JUEGOS Y PERVERSIÓN, ESCUCHEN NUESTRAS VOCES, QUEREMOS UNA COMISIÓN INDEPENDIENTE DE PERSONAS EXPERTAS Y ACCESO PLENO A LA INFORMACIÓN, RECTIFIQUEN SUS ACTUACIONES Y CUMPLAN CON LAS MEDIDAS CAUTELARES DICTADAS POR LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS.

Olivia, Bertha, Laura y Salvador, todos de apellidos Zúniga Cáceres
Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas y Populares de Honduras (COPINH)

Con el acompañamiento y representación legal del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

Criterio

En carta pública madre de Berta Cáceres pide no descansar hasta que haya justicia para su hija

En una carta pública, la madre de Berta Cáceres, Austra Berta Flores, señala que no quisiera partir de este mundo sin que se logre justicia para mi hija Bertita, quien ha dado la vida por nuestra madre tierra, los derechos de los pueblos indígenas y negros, las mujeres y los ríos.

Por esa razón, pide que la sigan apoyando fuertemente para lograr justicia y que cese la impunidad en un país tan golpeado por la violencia política de los opresores del pueblo contra las personas que trabajan por construir una sociedad más justa y más humana.

Doña Austra Berta, agradece además el apoyo brindado hasta ahora por todas las personas, organizaciones sociales, organismos de derechos humanos, representaciones de pueblos indígenas y afrodescendientes, organizaciones de mujeres, organizaciones políticas, representaciones de diferentes iglesias, representantes diplomáticos acreditados en el país, organizaciones magisteriales, organizaciones de jóvenes, organizaciones de la diversidad, organizaciones ambientalistas, representantes de los medios de comunicación.

Pide además que la UNESCO declare al rio Gualcarque patrimonio natural y cultural de la humanidad.

A continuación la carta publicada la tarde de este sábado….

A un mes del asesinato de mi hija.

Como saben ustedes, yo soy la madre de Bertha Isabel Cáceres Flores, asesinada el 2 de marzo del presente año. Ha pasado un mes de ese abominable y cobarde crimen, por lo que, he decidido, aunque es doloroso para mí, hacer pública la presente, para que pueda ser leída o escuchada por la mayor cantidad de personas posibles, con los objetivos siguientes:

1. Quiero expresar el más profundo agradecimiento a todas las personas, organizaciones sociales, organismos de derechos humanos, representaciones de pueblos indígenas y afrodescendientes, organizaciones de mujeres, organizaciones políticas, representaciones de diferentes iglesias , representantes diplomáticos acreditados en el país, organizaciones magisteriales, organizaciones de jóvenes, organizaciones de la diversidad, organizaciones ambientalistas, representantes de los medios de comunicación, en fin, a todas aquellos(as) que han mostrado la solidaridad en este tiempo tan difícil que me ha tocado vivir con este acto de violencia criminal y, bueno, a mis nietas y mi nieto a quienes se les arrebató a su madre de la manera más repugnante y de igual modo al resto de familiares que han sufrido esta irreparable pérdida.

Decirles que yo he servido a mi pueblo con mucho esmero, desde mi condición de enfermera partera, alcaldesa, gobernadora y diputada, lo que me permitió impulsar la aprobación del convenio 169 de la O.I.T. la defensa de los derechos de las mujeres, los niños y niñas así como los derechos humanos en general. A mis 83 años este crimen me ha golpeado duramente y sólo me mantengo con fortaleza por la solidaridad consecuente que he recibido de ustedes.

Expresarles que no quisiera partir de este mundo sin que se logre justicia para mi hija Bertita, quien ha dado la vida por nuestra madre tierra, los derechos de los pueblos indígenas y negros, las mujeres y los ríos. Por lo que les pido, me sigan apoyando fuertemente para lograr justicia y que cese la impunidad en un país tan golpeado por la violencia política de los opresores del pueblo contra las personas que trabajan por construir una sociedad más justa y más humana. Les reitero mi agradecimiento y les pido que hagamos más grande nuestro reclamo de justicia ya que solo así podremos lograr que este crimen no se quede en la impunidad. Ustedes definen la forma de hacerla desde una plegaria, un afiche, una marcha, un dibujo en una pared, una acción no violenta pero muy fuerte. Hermanos y hermanas ustedes han demostrado una gran creatividad. Sigan porque un mundo sin violencia puede ser posible.

2. En segundo lugar me dirijo a ustedes para señalar como uno de los responsables de este crimen al estado de Honduras por las razones que a continuación les voy a señalar: El estado de Honduras había asumido la responsabilidad de garantizar medidas cautelares para asegurar la vida de mi hija y el estado no cumplió con este compromiso internacional.

El estado de Honduras ha aprobado concesiones de los bienes comunes naturales, incluyendo el Río Gualcarque, río que es parte de la territorialidad lenca, sin impulsar un proceso de consulta previo libre e informado, sabiendo que hay un convenio internacional que ha sido aprobado por el estado de Honduras. Que es el Convenio 169 de la O.I.T. y que el mismo habla del derecho a la consulta. La violación de este convenio ha generado tremenda conflictividad, en las comunidades que ha llevado a que se presenten hechos sangrientos, con asesinatos de los liderazgos indígenas y de ambientalistas.
El estado de Honduras criminalizó a mi hija usando la supuesta institucionalidad para montar sendos procesos en su contra, por el hecho de desempeñar una labor de defensora de los bienes comunes naturales y los derechos de los pueblos indígenas y negros de Honduras.

El estado de Honduras ha asumido un rol de defensor de los intereses particulares de las empresas extractivas, al grado que cuando mi hija en su condición de coordinadora general de COPINH dirigió una marcha en el recién pasado mes de febrero, en presencia de elementos policiales y del ejercito fue insultada, vilipendiada y amenazada por personas vinculadas a los intereses de DESA y estos mas bien asumieron una actitud de represión al grado que decomisaron los buses en que la población lenca se desplazaba.

El estado de Honduras en lugar de cuidar e investigar la escena del crimen, la contaminó.
Ha pasado ya un mes y pese a la presión nacional e internacional, el estado no ha sido capaz de dar captura a los responsables materiales e intelectuales de este crimen que nos ha enlutado como familia y como pueblo.

Después del golpe de estado salieron listas de personas, que tenían escuadrones de la muerte, para ser asesinadas. La primera de la lista era Bertha Isabel.
Sé que nadie ni nada podrá devolver la vida de mi hija, pero no voy a renunciar a enfrentar con decisión, con las fuerzas de mi vida, que aún me quedan, luchar para que el asesinato Bertita, no quede en la impunidad.

Esto pasa por que el estado de Honduras permita una comisión independiente que investigue este penoso asesinato, porque el estado de Honduras cancele las concesiones de los bienes comunes naturales que se han otorgado en clara violación al convenio 169 de la O.I.T. Y, particularmente del rio Gualcarque, que fue y es una lucha de mi hija en cualquier lugar en donde ella este. Que el estado de Honduras se comprometa a no permitir más crímenes contra defensores y defensoras de los derechos humanos. Que el estado de Honduras permita a nuestra familia participar en la investigación. Que el estado de Honduras cese la criminalización de COPINH y las organizaciones Sociales.

Expreso mi deseo para que la UNESCO declare al rio Gualcarque patrimonio natural y cultural de la humanidad.

Quiero aprovechar la oportunidad para expresar alegría por que ha sido posible el retorno de Gustavo Castro a su país, amigo entrañable que también sufrió el atentado.

Termino pidiendo a todo nuestro pueblo de Honduras y a todos los pueblos del mundo, que asuman la lucha por la defensa de la madre tierra y la vida. En este sentido, cito las palabras textuales de mi hija: “DESPERTEMOS HUMANIDAD YA NO HAY TIEMPO”

Con firmeza, gratitud y fraternidad, atentamente.

Austra Bertha Flores López

Criterio

Honduras pide a la OEA tratar caso de Berta Cáceres

El gobierno a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, solicitó este viernes, en una carta enviada a la Organización de Estados Americanos (OEA), que acelere la instalación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), para que inicie investigaciones sobre el crimen de la ambientalista Berta Cáceres.

La solicitud integra de Honduras a la OEA:

El día de hoy, 01 de abril del 2016, la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional en su calidad de institución responsable de coordinar las actividades y la comunicación con la MACCIH, recibió formal solicitud de apoyo por parte del MINISTERIO PÚBLICO por lo cual se remitió a la Secretaria General de la Organización de Estados Americanos, la Nota Verbal no. 35 cuyo contenido es el siguiente:

“La Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional saluda muy atentamente a la Honorable Secretaria General de la Organización de Estados Americanos, en ocasión de referirse al Convenio vigente entre el Gobierno de la República de Honduras y la Secretaria General de la Organización de Estados Americanos para el Establecimiento de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, suscrito el pasado día 19 de enero en la ciudad de Washington, D.C. y ratificado por el Congreso Nacional en su sesión del 29 de marzo del año en curso.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional muy respetuosamente solicita, al amparo de la MACCIH, la conformación de una misión Ad Hoc integrada por un jurista en el área penal de renombre internacional con experiencia como fiscal o juez en su país de origen, con el propósito de brindar asesoramiento al Ministerio Público y que se incorpore lo antes posible a fin de proveer colaboración activa en el proceso investigativo y acusatorio al connotado caso del asesinato de la dirigente indígena Berta Cáceres Flores.

Lo anterior invocando los siguientes considerandos: “Que la corrupción y la impunidad son fenómenos que afectan la gobernabilidad, la confianza en las instituciones y los derechos de las personas en muchos Estados de la región” y “Que la colaboración activa de la SG/OEA en la lucha contra la corrupción y la impunidad, contribuirá al fortalecimiento del Estado de Derecho, las instituciones del Estado hondureño, la construcción de confianza entre gobernantes y ciudadanos y a mantener el diálogo como la herramienta principal para la consolidación de la democracia en Honduras” y en el marco del artículo 2, numeral 2.2.2, artículo 3, numeral 3.1.1.3, artículo 4, numeral 4.2, artículo 6, numerales 6.1.1 y 6.2.1 y artículo 8, numeral 8.2.1.2. del convenio antes detallado.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional aprovecha la oportunidad para reiterar a la Honorable Secretaria General de la Organización de Estados Americanos, las seguridades de su más alta y distinguida consideración.

Con la precitada solicitud, la institucionalidad hondureña responsable de hacer justicia, y en el caso particular del asesinato de la señora Berta Cáceres Flores, informa que se cuenta con la cooperación del Gobierno de los Estados Unidos de América, la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la solicitud formal en espera de concreción de un tercer apoyo por parte de la SG de la OEA/ MACCIH.

Luego de los avances importantes en la investigación, tanto testimonial como científica, llevada a cabo por los operadores de justicia y liderada por el Ministerio Público, se pretende dar en el menor tiempo posible con la identificación y captura de los responsables.

Reiteramos que estando este proceso investigativo revestido de una amplia cooperación y transparencia tal como la justicia lo demanda, Honduras lucha cada día por dejar en el pasado la impunidad.Hondudiario.

Hondu Diario