El expresidente de Honduras y líder del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) José Manuel Zelaya, expresó este martes que respecto a la acusación que hizo el ex director de la Policía Nacional, Ramón Sabillón, sobre la existencia en el país de “narcopoliticos”, uno del Partido Liberal y otro del Partido Nacional, será la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), quien debe agendar la misma para efectos de investigación.

El exgobernante manifestó que “la MACCIH debe entrar para encontrar la solución a los problemas judiciales que enfrenta el país, presentar reformas judiciales, además deben estudiar estos casos que son símbolo de la impunidad que vive Honduras. El pueblo hondureño ha estado sometido al crimen en los últimos años”.

Añadió que este día se reunirá con los miembros de la MACCIH, “para tratar temas en materia electoral, sin embargo trataran otros puntos, como el tema de la justicia, corrupción, impunidad, entonces en cada reunión se aprovecha para para dar un posicionamiento político frente a un país que se asfixia y hunde por falta de respuestas en estas áreas”.

Zelaya indicó que la “MACCIH tiene en su agenda las investigaciones, respecto al saqueo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). “Lo que no se si tengan en su agenda es lo último que ha salido sobre el financiamiento de las campañas políticas por parte del narcotráfico, es sobre la denuncia que hizo el comisionado de la Policía Ramón Sabillón”.

“Esa denuncia hay que introducirla en la agenda de investigaciones de la MACCIH, porque ese financiamiento que ha venido de los carteles, para modificar el voto y la democracia, atenta contra toda la base jurídica, política, del sistema electoral hondureño y por tanto se convierte en un fraude, por lo que deberá investigar este tipo de fraudes con relación a las campañas políticas”, dijo el coordinador de LIBRE.

Por otra parte, enfatizó que “la MACCIH permanecerá por un periodo de cuatros años, en los que se buscaran los contactos necesarios para que ellos reconozcan de alguna manera que a través de datos hechos e informaciones y que el Estado de derecho de Honduras, está totalmente deteriorado, ya que la ley solo se aplica por intereses políticos sea para opositores o para sentar unos precedentes que ocultan a los verdaderos autores intelectuales de los crímenes”.

El Tiempo