La representante argentina en el Parlasur, Cecilia Britto, presentará en la próxima sesión del Parlasur un protocolo que tendrá como finalidad establecer criterios y pautas de acción con miras a la protección y prevención del delito de trata de personas en forma integral. Además está llevando adelante gestiones para que la Mesa Directiva del Parlasur convoque a una Reunión Extraordinaria, con funcionarios de los países miembros, ante la gravedad de este flagelo.

Es acompañada en la iniciativa de creación del Protocolo por el parlamentario Nelson Nicoletti, representante del Distrito La Pampa, debido a la proliferación de cabarets y clubes habilitados en esa provincia, donde llevan a las mujeres que trafican desde la frontera; y cuenta con la colaboración de la ministra de DD.HH de Misiones, Lilia Tiki Marchesini y de Griselda Spaciuk, decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, militante de derechos de género; en ejemplo de conjugación del ámbito académico y de gobierno como elementos claves en la articulación de políticas internacionales.

En el proyecto se recomienda al Consejo del Mercosur que invite a los Estados Parte a que aprueben e incorporen a su legislación interna el Protocolo, para prevenir y combatir la Trata de Personas y además, considerar esta prevención como una prioridad.

También propone la creación de una Comisión Especial compuesta por Parlamentarios del Mercosur, autoridades competentes de cada Estado Parte, y especialistas en la materia de Trata, para coordinar, planificar y organizar las acciones que deberán llevar a cabo los Estados Partes del Mercosur en cumplimiento del Protocolo.

Britto expresa en los fundamentos que el objetivo es generar una herramienta, para los Estados Parte del Mercosur, en la lucha contra el Delito de Trata de Personas, señalando que esta problemática, “ha alcanzado dimensiones exorbitantes, es una de las más graves lesiones de los derechos humanos, y en el plano internacional es inaceptable, y ha llevado a que se asuma como un delito de lesa humanidad, el cual, dada la complejidad que reviste, requiere conocerlo y articular esfuerzos para su combate”.

“La cooperación internacional, es decisiva para el éxito de la mayoría de las intervenciones contra la trata de personas, por lo tanto debemos aunar esfuerzos entre los Estados Parte y Asociados del Mercosur para concretar esta política, contribuir y ser garantes de su efectiva implementación”, manifiesta.

Algunos de los objetivos del Protocolo de prevención y combate de la Trata de Personas son, la evaluación del problema de la trata en un contexto específico y el desarrollo de una estrategia que resulte eficaz; también abordar la cuestión de la situación de las víctimas de la trata en materia de inmigración, y adoptar medidas para facilitar su repatriación y reasentamiento.

Además, promover la cooperación entre los Estados Parte en el campo de la lucha contra la trata de personas; crear mecanismos idóneos para la protección y asistencia a las víctimas, familiares y posibles testigos; fortalecer los controles transfronterizos y garantizar investigaciones y acciones judiciales eficaces.

“Es indispensable la aplicación de métodos integrales para la prevención y protección de este tipo de delitos”, considera Cecilia Britto, en los fundamentos, y concluye que, “es necesario el compromiso de todos los Estados Parte y Asociados del Mercosur, para luchar de manera conjunta contra el delito de trata de personas, pues es un flagelo que golpea fuertemente en nuestras fronteras y comunidades”.

La iniciativa será puesta a consideración el 25 y 26 de abril, días en que se congregarán los integrantes del Parlasur en Montevideo; lugar en el cual la parlamentaria también tiene previsto reunirse con asociaciones de víctimas, por ser ellas partes fundamentales en la construcción de la norma internacional.

InfoDía