Reino Unido y Cuba amplían relaciones bilaterales

El canciller británico, Philip Hammond, ratificó en La Habana la posición de su país y la Unión Europea en contra del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por Estados Unidos

Como parte de la visita oficial de Philip Ham­mond —el primer canciller británico que arriba a la Isla des­de 1959—, Reino Unido y Cuba firmaron este jueves cuatro memorandos de entendimiento para la cooperación en la educación superior, la ener­gía, la cultura y en el sector fi­nanciero y servicios profesionales.

Hammond indicó que estos acuerdos identifican áreas específicas para fortalecer las relaciones bilaterales e hizo referencia a la nueva ley cubana de inversión extranjera como un buen comienzo.

Durante su encuentro con el mi­nistro de Re­la­ciones Exteriores cu­ba­no, Bruno Rodríguez Pa­rrilla, en la se­de de la cancillería cubana, el Se­cre­tario de Estado para las Re­la­cio­nes Exteriores re­conoció la trayectoria favorable en la evolución de las relaciones entre la nación europea y Cuba. En estas observamos “un gran potencial para seguir mejorando en los próximos meses, e incluso años”, agregó.

Hammond —quien reconoció co­mo un privilegio visitar Cuba— se­ñaló además que “se puede hacer mu­cho en términos de relaciones co­mer­ciales, de turismo e intercambio pueblo a pueblo”.

Por su parte, el canciller cubano destacó que constituyen una prioridad para nuestro país las relaciones con Reino Unido al igual que con el resto de Europa.

Rodríguez declaró su satisfacción por el desa­rrollo favorable de las relaciones bilaterales, las cuales atraviesan un momento promisorio con un potencial por desarrollar.

De igual manera, remarcó los progresos significativos en los intercambios culturales, deportivos, co­mer­ciales, así como en los ámbitos de turismo e inversión.

En otro momento, el ministro cu­bano manifestó los notables progresos en los avances con la UE para la firma de un Acuerdo de Diálogo Po­lítico y Cooperación entre la Isla y el bloque regional y aprovechó la oportunidad para agradecer la contribución de Reino Unido a ese proceso.

Granma